17 sep. 2007

El desarrollo sustentable

¿Creo acaso yo en el desarrollo sustentable?, por supuesto que no, ¿Por qué?, facíl: El desarrollo sustentable busca la conciliación de los sistemas productivos, económicos, culturales y sociales a largo plazo así como a corto para con el ambiente y estoes imposible; Los sistemas de producción y económicos son dispares al grado de poder ser dos cosas diferentes, así como los términos sociales y culturales y su reconciliación por más buscada que ha sido desde la antigua Grecia y Roma por cerca de hace tres mil años no ha sido posible, ni siquiera en el último intento de homogenización que representa la conquista bélica. Las cumbres internacionales del último siglo y lo que se lleva de éste no son más que intentos vanos de intentar elementos similares en naciones aún más divergentes de lo que erán en tiempos antiguos y el reflejo de un mínimo de avances es sólo la imagen de un hecho, y es que tales elementos son irreconciliables, el desarrollo sustentable es para mí una elucubración moralista de ideales con grandes fundamentos pero pobre y patética en práctica como comienza a demostrarlo de mismo modo la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos. El argumento del desarrollo es que todo puede vivir en armonia y todo merece ser salvado lo cual sólo se presenta como una falacia lógica, es decir un razonamiento aparentemente "lógico" que resulta independiente falto a la verdad de las premisas. Donde las premisas son conspicuas hasta al más torpe e invidente individuo por las diferencias ideológicas y pragmaticas de la situación global.

La respuesta, otra falacia lógica frente a las circunstancias, la cual es un prágmatismo formal ante las situaciones sabiendo que: Uno, no se puede salvar todo; Elementos de la biodiversidad, sistemas culturales, e incluso sistemas ideológicos no pueden ser salvados ni pueden serlo, tenemos enfrente una crisis que amenaza la existencia total del planeta y todos sus seres y nosotros queremos mantener una cultura sólo por que ha estado ahí miles de años o por que dejarán de tener una identidad única, ¡Al carajo la identidad! Somos parte de una humanidad y un planeta y es todo lo quedebería importarnos. Dos, la moral y costumbre debe adaptarse a la situación, problemas como la explosión demográfica, la experimentación , y la manutención de todas las personas por el sistema e incluso los rituales deben cambiarse en estatutos y actos. La sobrepoblación es uno de los nudos de nuestra cuerda, la esterilización masiva de individuos o la penalización de nacimientos no sustentables por los progenitores deberían ser elementos del sistema global, la ciencia debería de poder avanzar en todas las áreas posibles lo más rápido posible para lo cual se deben permitir toda clase de modelos y sistemas que lo faciliten sin importar la falsa moralidad siempre y cuando sea con la visión pragmatica para con la situación, y finalmente las personas incapaces de aportar como elementos de la sociedad ya sea productiva, cultural o cognositiva deberían ser eliminados, constese que no se mencionan personas pobres, sino personas de total inutilidad, tal vez muchos se opongan a la posible medición de la inutilidad, pero para mí con sólo ver personas jovenes, saludables con total capacidad mental de aprendizaje en la calle sentados revolcandose en su suciedad y ocio vicioso me da una clara idea de muchas personas que deberían ser eliminadas por el riesgo que presentan a la salud y a la seguridad, ¿Qué no tuvieron una oportunidad? Entonces hay que ofrecerles una oportunidad como sociedad y no como gobierno o autoridad, si su preferencia es su comodidad como están, entonces no debería haber obligación alguna de la sociedad para con ellos y entonces ser eliminados, la sociedad ya no puede permitirse darles esa comodidad, siendo lo mismo para personas con condiciones irreparables que funcionan únicamente como lastres para sus familias y sistemas, sino se convertirá en una inversión entrópica que terminará por volvernos una sociedad de méndigos, y por último, tradiciones sistemicas como el entierro o el sistema presidiario deberían verse más pragmáticos y eliminar y reciclar lo posible ¿Cuántas personas no son encerradas de por vida, condenadas a muerte o enterradas en terrenos sobrepoblados cuando podrían ser reciclados como órganos, forraje para animales, y otras materias primas útiles? ¿Qué posibles ventajas puede tener la eutanacia?. Así podemos mencionar decenas de problemas y “terribles soluciones”.

El panorama es sencillo, pero nos asusta como sociedad e individuos ser sinceros para nosostros mismos y para lo que hacemos, estamos perdidos mientras una revolución ideológica no venga, pero la situación nos empujará a ella, nos guste o no.

Mi única solución es esa, pragmatismo; insistencia en las consecuencias, utilidad y practicidad como componentes esenciales de la verdad.