28 jun. 2011

El Verano y las Tormentas por Venir


Ya no tengo novia; Razón para trabajar soportando la semana, motivos para el fin de semana, o para querer ser mejor.

Recién leí la despedida, inició la sensación de que algo se quemaba en mi vientre. Decidí pensar que era otra cosa, así que del compartimento de mi relój de juguete que gané en una piñata saque una pastilla de ranitidina. Pensé que era la falta de desayuno y el café insípido y caliente de la oficina, hace cerca de cuatro horas de eso, el ardor sigue ahí.

Hace poco leía, que un corazón destrozado es tan doloroso como quemaduras internas, porque de hecho el cerebro lo asimila de la misma forma, activan los mismos elementos dentro de él que producen ambos dolores.

Quien era mi novia es una doctora en nuerociencias.

Ya no hay mucho más que decir, sólo compartirlo con ese demonio que es mi reflejo y su bifída lengua que susurra mis errores cuando intento el abrazo del sueño. Igual que el año pasado, que el anterior a ese.

Aún no logro comprenderlo del todo, no la ruptura o sus razones, mas bien el entender que nuevamente estoy solo con toda la porquería de mi cabeza y únicamente con mis pobres muletas de palabras para compartirla o hacerme entendible la situación.

Ahora que esa certeza de compañía me abandona, una más terrible asoma rostro, que el trabajo y la ciudad al momento me distrae, pero que va a llegar un momento entre esta noche y la consecuente, donde me voy a derrumbar.

Por azar, Vivaldi y el verano suena en mi computador, anunciando la tormenta por venir.

Una canción




Maria please don't leave me
now I need ya
I'ma wanted
there's nowhere I can go
My up's turned down
my luck's spun round and left me
no I didn't see it comin
but oh I'ma watchin it go
so I chose the company of those
who don't need protection
took a new name,
mostly to fool my friends
swore off the days
when I had to count on others
cause courtin the knife means
countin your days to the end

I made enemies of those
who might defend me
Partnered with men
liable to do me in
snakin' my way
past deals what make you wonder
what kind of heaven
are these killers dying to win
did I lose my way
or did I just play
the cards the way
the dealer gave em to me
I try not to regret
the things that I've done yet
I know no pardon pity for the guilty

some games you play to win
well you lose
sometimes you're dealt
you don't get to choose
some guns get drawn
but you don't need to use them
some tried that
before their troubles begin
oh but I oh but I
I seemed to have it all
I had the women
and the law by my side
I climbed so high
the sky dropped down to teach me
how to lay low and
keep my ear to the ground

I'll get caught one day
least that's what they say
red hands are but a killers way of trying
don't ask me to confess
my peace will come on rest
confessin's just
an honest way of lying
my nerves are tangled and are cursed with the fear of knowing
no alibis or ties
left to keep me going
no alibis or ties
left to keep me going

26 jun. 2011

Hoy por la mañana



A las cuatro, despierto, removiendo las cobijas sudadas de una patada. Ha sido una pesadilla, tanto calor y aún así los pies helados.

Me levanto, el refrigerador esconde una coca-cola sin terminar. Me sirvo en un vaso, a oscuras. Todo tan callado. Me recuerdo siempre que vierto una bebida a ciegas el truco de una mujer ciega a quien alguna vez le dí un beso; Con la mano con la que sostienes el vaso, introduce las dos primeras falanges de tu dedo índice justo por el borde, sirve lento hasta sentir la bebida en la uña, entonces sigue vertiendo, un poco más. De esa forma llenas el vaso, sin derramar y sin que sea al tope, ideal para bebidas calientes, bueno, no tan calientes, porque es la medida del cuerpo para añadir azúcar o infusiones.

Sirvo el  vaso y lo bebo completo, me doy cuenta que es una sed grande y triste, húmeda y caliente a pesar de todo el frío. Decido dejar de ser propio y bebo de la botella a grandes tragos, hasta sentir todo el gas en el pecho, en la garganta, la lengua eferveciendo del dulzor.

Regreso a  mi cama, arranco las sábanas, el cobertor de leopardo que me regalara mi abuela antes de fallecer, de eso hace como diez años. Me quedo sólo con ese suave cobertor de delfines, uno nariz de botella y el otro una ballena asesina, también me quedo con el único cobertor que realmente me hace sentir a gusto, porque es azul.

Recuerdo el sueño, tenía que juntar a un pequeño grupo de personas, familias de preferencia, que se cubrían de algún talco amarillo, acercarlas a mí en algún lugar con suficiente espacio de una fabrica abandonada, y hacerlos estallar.

Las explosiones no eran aparatosas ni violentas, explosión de cine barato de algún  polvorin, corte, remover familia de la escena, acción, queda sólo polvo en escena. Lo hacía para cubrirme de un poco de ellos, de su felicidad como familia, de ese talco amarillo. Eso era necesario para ir al trabajo, cubrirme de un perfume tan similar al de las margaritas, al del polen diluido en algodón de azúcar, por que en caso contrario, el tráfico jamás me dejaría pasar, los guardias no me dejarían pasar.

Necesitaba hacer eso cada día, hasta dos veces, para poder ir a un lugar que odio. Ese día estaba en la tercer familia del día, algo no quedaba correcto y se comenzaba a hacer tarde.

Fue ahí cuando desperté.

Una vuelta y dos vueltas. 

Las cobijas que no estoy usando debería tirarlas al suelo.

Una vuelta y dos vueltas. Ya mi almohada es muy incómoda, debería pensar en cambiarla, tal vez comprar una nueva.

Una vuelta y dos vueltas. El sonido de un cohete. 

Deben ser cerca de las cinco de la mañana, la pirotecnia ha de ser de esos imbéciles de la iglesia que no tienen para arropar a sus familias, pero sí para reventar salvas toda la madrugada del Domingo. 

Una vuelta y dos vueltas. Acepto finalmente que no voy a poder dormir.

Me levanto, tomo mi cobertor azul, mi portátil y en la sala prendo todo para ver la segunda parte de algo.

La segunda parte del Stalker de Tarkovsky.

Son las siete y media, la termino de ver, mi madre se levanta finalmente preguntándome sobre el que hago despierto, en la sala, con la computadora.

Nada, le respondo.

Son diez minutos antes de las ocho, termino de escribir ésto.



"Dejemos que todo o que se ha planeado se convierta en realidad. Dejemos que crean. Dejemos que serían ante sus pasiones. Porque realmente, lo que ellos llaman pasiones no es alguna especie de energía emocional, si no la fricción de sus almas con el mundo exterior. Y lo más importante, dejemos que crean en ellos mismos; Que sean indefensos como niños, porque la debilidad es una cosa tan grandiosa, y la fuerza no es nada. Cuando un hombre nace, es débil y flexible. Cuando fallece, es duro e insensible. Cuando un árbol crece , es suave y húmedo, pero cuando es tieso y seco, muere. La dureza y la fuerza son compañeras de la muerte. La suavidad y la debilidad son expresiones de la frescura del ser. Es por eso, que lo que se ha endurecido, jamás ganará. "    (Un fragmento de la película)

 Creo ahora sí necesito ayuda. Alguien, por favor.

24 jun. 2011

Música de Fondo para un Drama 14


Algo está pasando nuevamente, algo que ya no me hace sentir como quien realmente soy, que no voy a ningún lado nuevamente. El trabajo y todas esas cosas ya pérdieron el encanto de los primeros 6 meses. Ahora que me pregunto que será de mi vida, vuelvo a no encontrar respuesta; El dinero se acumula sin gastarse porque no hay nada que realmente quiera o me sirva, ningún lugar realmente al que quiera ir, ninguna cosa que realmente desee hacer. Los libros y las comidas son insípidos otra vez. Realmente espero sean las desveladas, pero al menos al fin el clima se pone de acuerdo a con mi humor.

Nuevamente me encuentro llorando de vez en cuando a lo largo del día sin razón al estár solo. Las tazas de café ya no son suficiente, vuelvo a la añoranza de yacer acostado todo el día, escapando entre pesadillas sudorososas y sueños irrecobrables. Vuelvo a comer con asco, las nauseas de la mañana yacen ahí otra vez.

Lo peor que creo proviene de todo ésto es que extravié mi fe, ya no puedo creer que hay algo más en la vida que carne y hueso, eso también me entristece terriblemente; Ya el sol no es un enemigo, es sólo una bola de gases quemándose a dios sabrá que tan lejos de este apestoso punto azul.

Volví a consumir mis ambiciones, las que me quedan ya no me son atractivas.

¿Qué diablos me pasa ahora? Tan difuso, tan escaso de palabras ahora para mis peroratas de autocompasión. Tan pobre y tan hueco que ya no las puedo compartir.

Cambié mucho en el último año, aún más en los últimos dos, pero ya no soy nada de lo que fuí. Extraño que mi tristeza al menos tuviera esa dolorosa inspiración, ahora es sólo la estupídez que leen.


Samaya-Vas-In the Garden Of Souls



23 jun. 2011

Sobre filtrando

Noche de café, 2008


 Tardes de triste ocio, sobre filtrando viejas fotos que parecían buenas al tomarse, pésimas como resultado . Ahora, no están tan mal.



 Baños de la huelga del SME, 2009

22 jun. 2011

Terminando dibujos, ahora en digital y el link de la semana

Un ballet de Jules-Henri Vernoy de Saint Georges en vestido rojo. Dibujo en tinta 2008, color digital 2011

Ahora haciendo de algunos garabatos, algo presentable. (Denle click a la imagen para verla en grande.)

También buscando el como definir mis actividades creativas, encontré el link de la semana, pero primero, la declaración de lo que hago:

"Mi trabajo explora la relación entre el cuerpo y las experiencias multimedia. Con influencias tan diversas como Nietzsche y Frida Kahlo, nuevas combinaciones se generan de los significados tradicionales y modernos.


Desde que era estudiante me ha fascinado el entendimiento tradicional de las relaciones. Lo que inicia como un triunfo del ser pronto se corrompe en una dialectica de la tentación, dejando solamente un sentido de decadencia y la oportunidad de un nuevo comienzo.


Conforme los cambiantes fenómenos se transforman a través de los enlaces y la práctica crítica, el observador se va con un discurso sobre las posibilidades de nuestra era."

El link de la semana es:

Arty Bollocks Generator

Es un generador automático de discursos artísticos, perfecto para cualquiera que no sabe que diablos hace con su creatividad, su tiempo libre y que aún así desea ser leído como un artista intelectualoide.

Pronto, más dibujos de éstos.

21 jun. 2011

Terminando dibujos del 2009 (Más dibujos)

Nat y Su Cheve. Acuarela y tinta sobre papel. 2009


Hace un par de años, mi producción creativa estaba en su cumbre, aunque casí todo era sobre lo doloroso y terrible de todo, siendo el ejemplo más claro éste su blog. Pero también había realizado muchos garabatos.

Al fin me decidí a sacar algunos, terminarlos y pasarles una gomita con el photoshop para que no se vieran tan sucios como realmente son. Una muestra de un par de cosas a colores, ya en la noche me dédico a colorear digitalmente otros cuantos.

La recomendación es darles click a las imagenes para no verlos taaaan compresos.


Pastel rojo. Pastel sobre papel. 2009
(la verdad es que éste pasado por la gomita se ve refeo y chafa, pero se los juro, el original con manchas y rayones tiene mucha personalidad)

Las Cosas sin Rostro




Hay cosas como nosotros que no tienen nombre, que no tenemos un verdadero rostro. Siempre puedes ir hacía el pasado, buscar lo que se sabe de nosotros, sólo te dirán que venimos de un lugar profundo, de un lugar oscuro, que tomamos la forma de niñas pérdidas en los bosques, de cabezas flotando por los ríos, de cosas con piernas de un animal y cuerpo de otro, que a veces parecemos perros, otras lobos y a veces, sólo a veces, a murciélagos, aunque en ocasiones somos un poco de todo. Somos las cosas sin rostro que susurran desde ese rincón imposible de iluminar, por detrás de las tumbas con nombres mohosos, desde los muebles viejos, siempre observando, sin ojos o con rubíes, siempre esperando.

Hasta hace poco no sabía quién era, que era y durante un par de años fue igual. Todo tenía un nombre diferente, yo tenía un nombre que llamaba propio y me hacía especial, pero no se sentía así.

Durante una larga temporada me sentí siempre muy miserable. Mis recuerdos eran un bagaje que se deshacía conforme pasaban los días, abandonando en el desierto del tiempo una prenda a la vez, la tormenta cada vez más fuerte en su grito que esculpe dunas, acallando las palabras hermosas de las personas, silenciando la música que alguna vez quise, endureciendo el sentir del sol, el arrullo de la noche que cada vez me parecía más cómoda. Mi familia y mis amigos se convirtieron en extraños tras un cristal nuboso de confusión y distancia. Sus voces también se transformaron en el murmullo de los árboles, de las hierbas al mecerse en verano, tan tenues, tan grises.

Pero la verdadera conciencia no se hace esperar, es como la inspiración de los artistas, o la iluminación del verdadero sabio, todo me llegó como un sueño en el triste momento de quietud y respiración honda; Yo no pertenecía a éste mundo, no originalmente. Se presentó como uno de esos instantes de soledad donde parecemos apreciar un intervalo de ser entre el mundo que nos rodea y nosotros, era una certeza muy particular, como la del corazón entregado o la culpa.

Necesitaba encontrar buena razón y argumento a este conocimiento irracional de carencia, de pertenencia, y me llego en la noche como una aparición y supresión del pecho. Inmóvil y aterrado, los recuerdos llegaron a mí:

Al principio no tenía forma, sólo una especie de potencialidad, de poder llegar a ser cualquier cosa, cualquier figura.  Un sentimiento de incertidumbre y terror borroso, de eso podía tomar cuerpo, de algo reptante, de algo con garras y dientes afilados, de un millón de piernas y babeantes tentáculos. No uno solo, no, muchos yacíamos en ese pozo cálido y azufrado, tan oscuro, revolcándonos unos sobre otros, tallando nuestros huesos tan flexibles y retorciendo nuestras columnas de múltiples coyunturas. Tantos de nosotros, tan cómodos uno sobre otro, los cachorros de la cabra con mil cabezas, ciegos, no buscando una ráfaga de viento que respirar, tampoco un pezón que lamer y morder, sólo una hambre de ser, sólo una hambre de provocar dolor. Quietos, esperando, sin saber del tiempo pero sintiendo la proximidad de algo en intervalos, acto y consecuencia. No podíamos sentir dolor así como los humanos no pueden sentir los colores, pero podíamos verlo, de algún lugar lejano e iluminado, un aparador infranqueable sobre el que salivábamos desesperados por el ansia, pero pacientes en el acto.

En ocasiones algunos desarrollamos orificios rellenos de fuego y carmesí para poder observar lo que en la oscuridad nos rodeaba. No tengo conocimiento o percepción de si eran ojos que podíamos mantener o si una vez con ellos después los perdíamos; En la oscuridad del último abismo sin estrellas los ojos no servían de mucho realmente, podían pasar eternidades entre un parpadeo y otro. Por eso no se sentían a veces. Tal vez se nos olvidaban porque el mar de cuerpos oscuros esperaba, moviéndose en corrientes por el deseo de vida, por el hambre.

El mismo día de mi descubrimiento, y es porque todo sucede por una razón, caminé hacía la playa, el viento era fuerte y cortante, el mar de un gris pretendiendo ser verde en ese invierno se apreciaba también agudo, sin verdaderas olas o cuerpos masivos de agua, sólo esta superficie de cristal vivo siendo recorrida por un polvo de sal, quieta, sin poder convertirse en furia. El sabor de la brisa como sangre en los labios de una cortada, ni siquiera de una herida, tal vez de un pellejo muerto arrancado prematuramente, a ese cortante salitre sabía el mar ese día, justo como en el abismo al contemplar a mis hermanos, justamente igual. Claro, el mar eran cuerpos negros, y su sonido no el del aire, era el de los cuerpos en fricción, y su sal, el deseo.

Únicamente viene a mí la palabra amniótico, para ese calor de la profundidad, para esa sensación de penetración y el tibio al interior de un cuerpo. Así eran los eones en esa cama de oscuridad.

Hasta que sentí el llamado, no un grito, un susurro de insecto, un malestar de presentimiento, pero eran palabras, verbos, necesidad y lenguaje hablado que me invitaba a valorar el frío del universo, ser parte de él.

La cosa es ésta, realmente no puedo decirte que hay un arriba y un abajo, que existe una ciudad de plata y el bosque de cadáveres. Pero algo sí puedo decirte, existe un lugar de dulce y reconfortante calor, de muerte y terror donde las almas de los vivos sólo pueden ser quebradas una y otra vez, como físico, como verbo, ese es el lugar de donde yo vengo, y sólo conozco el océano de monstruos que podemos ser, pero no el infinito que es esa dimensión. Del otro lado, no sé nada y no puedo siquiera con lo que sé ahora concebirlo, pero sí hay una segunda opción, la del olvido, la nada y el gran vacío que sólo puede no ser; Sin tiempo, sin muerte, sin vida. Es ahí donde nosotros entramos.

No es tan sencillo como tomar el control y ser una cosa, ser una persona, primero somos llamados y se alimenta nuestra hambre un poco, se nos habla y debemos de aprender el mensaje, los símbolos de quien desea no ser, aprendemos y nos reconfortamos, después es que dialogamos. Algunos terminan prefiriendo la muerte, pero otros nos aceptan, en sueños y palabras dentro de su memoria que se desvanecen, pero llegan a ellos con todas las sensaciones, con ese ácido en el paladar. Finalmente hacemos el cambio. Es difícil para nosotros porque no conocemos lo que es un verdadero cuerpo, los sentidos. Siempre dependientes de la memoria del cuerpo original despertamos creyendo ser alguien, porque eso es lo que nuestra, su memoria nos dicta que somos una persona.

Nacemos en un frío mundo que creemos entender, con manos y lenguaje, con familias, amigos y conciencia de todo excepto de lo que realmente somos, eso nos hace miserables, es el nacer consiente del mundo, mas necesitado del universo materno. Deambulamos como cuerpos muertos flotando a la deriva en un lugar demasiado complejo, demasiado inmenso para abarcarlo con nuestros pobres dedos. Tenemos nombres, tenemos caras, pensando cada día que somos alguien en ese lugar, pero un día llegué a recordar, y eso era lo importante.

El mundo termina con cada ocasión en la que dormimos, al despertar somos todos el reflejo de lo que nos ha sucedido, de lo que hemos aprendido, siempre esta cosa que recuerda que es alguien se levanta de la cama, siempre igual, continúo hasta donde el cuerpo y la mente lo permiten con todas sus causas y consecuencias.

Ahora todo es diferente porque puedo saber realmente quien soy y ahora sólo es cuestión de tiempo. Al andar por la calle a veces puedo reconocer a otros como yo, ninguno completo, todavía pensando que son personas, también veo a otro que pudiera ser receptáculo y darle vida a otro de nosotros. A veces siento la necesidad de ayudarles, no siempre sale bien. La melancolía me produce felicidad, no una completa ya que aún  dudas sobre lo que me contiene surgen de vez en vez. Únicamente hay que recordar el vacío contemplando de regreso en la oscuridad, respondiendo. Eso es más que suficiente para saber quien somos.

Nos alimentamos de esa tristeza, del querer no ser, eso nos da espacio para conquistar este lugar, preparar todo para cuando las estrellas se formen correctamente, y todo nuestro universo pueda entrar a éste.

Por eso en la antigüedad de todas las cosas, siempre fuimos las sombras aformes, las quimeras construidas de miedos y sus figuras; Colmillos, cuernos, odios, pestilencia, las propiedades de los animales y el desprecio por la vida. Por eso jamás existió un dios con nuestra figura, porque somos las cosas sin rostro, esperando poder ser.

18 jun. 2011

The Walking Dead, la historieta de la semana



The Walking Dead es un comic seriado escrito y dibujado por Robert Kirkman y Tony Moore respectivamente, publicado por Image comics desde el 2003 sobre como la plaga zombie ha acabado con casí toda la humanidad.

 Por ahí de Octubre del año pasado, con todos sus terrores y tristezas como lo fue el año 2010 hasta por ahí de esas fechas, escuche de una serie llamada The Walking Death, basada en una historieta muy popular según ésto. No me llamaba la atención, por supuesto había ya pensado mucho en la figura del muerto viviente como la última respetable del terror actual por la relación tan directa que tiene con el miedo a no un descanso, un mundo realmente como un infierno de muerte y soledad y la fuerte prueba de que dios no existe y de serlo así, realmente sólo estaba buscando ocmo jodernos de buena vez.

Fue entonces que inicie a escuchar excelentes críticas de fuentes parcialmente verosímiles hasta donde en el internet puede haberlas (Este blog incluído), pero decidí darle una oportunidad. Seis semanas después estaba encantado de la telenovela donde los giros argumentales, así como los antagonismos de personajes y personalidades, así com desafios provienen de una muerte muy horrenda o de asesinatos violentos. No es ni de cerca una serie Gore, es sólo que los conflictos sociales, sentimentales o de creencias terminan con alguien muerto, y la idea de presión constante sobre la muerte a una mordida de distancia de todo lo que conoces es una gran forma de planear una historia de superviviencia.

No estaba nada mal con todo y eso de que los zombies ya aparecen hasta en el cereal y para eso sólo hay que ver los top bestsellers de los dos últimos años con cosas como "Sensatez y sentimientos y zombies", "The survival guide to a zombie outbreak", para ya terminar con el hit del año que es Abraham Lincoln Vampire Hunter, el cual de cierto modo se apoya en el argumento de los no-muertos.

Por supuesto he estado esperando con ligera ansia la segunda temporada, pero recién la semana pasada leía que no estará disponible nuevamente hasta Octubre, así que decidí darle una oportunidad a la lectura de la serie en historieta pensando que tal vez sería algo tan bueno que leer como el Fables de Willingham, o al menos algo entretenido y con una buena idea como lo fue 100 Bullets de Brian Azzarello o DMC.

A una semana leyendo, ya casí finalizo con todos los 80 números publicados hasta Diciembre del 2010 y me ha gustado lo suficiente para llamarla la historieta de la semana.

Lo primero que como en la serie de Fables y 100 Bullets que se le agradece a la serie, es que el escritor y el dibujante son los mismos a través de todos los números, lo que ayuda mucho, pero realmente mucho a la continuidad, y no sólo es la coehrencia de narración, desarrollo y contenido de arte, también influye mucho en lo fluido y constante que es la lectura. La serie no se va como muchas otras donde un evento sucede, se le da seguimiento por cinco números, concluye esa historia y entra una nueva, por supuesto hay pausas y se pueden separar los volúmenes, principalmente cuando se llega a los números de Hunters (Por ahí del sesenta y algo). Pero la serie se siente de sobre manera constante, y realmente se siente como un seguimiento continuo de un grupo de personas tratando de sobrevivir en un mundo que se fue a la mierda, a demás no hay una continuidad de cliches con la excepción de que el héroe va a vivir sin importar la situación, pero no hay ningún personaje que se respete, cualquiera puede morir de la peor manera en cualquier momento, desde la sorpresiva mordida de zombie, hasta el suicidio, tampoco hay grandes héroes con un gran final, son sólo personajes intentando sobrevivir que de repente no les queda de otra y lo toman con el miedo que sus decisiones acarrean, eso es lo que más me agrada, no hay realmente un gran fantoche sin miedo, con mente y aptitud positiva, todos lloran y no pueden dormir, porque al final el mundo entero se ha hundido en el peor agujero infernal y no hay nada que hacer si no es tratar de mantenerse con alguien y si fallece, tratar de sobre llevarlo de la mejor manera posible.

Hasta el momento la serie ha pasado por situaciones muy fáciles de imaginar en un planteamiento así, como puede ser las cosas que uno hace para proteger a los que ama, el tratar de dar demasiado por personas que no lo valen, el tomar decisiones de vida o muerte rompiendo los códigos morales, la venganza, la infidelidad, el canibalismo, el es un mundo de perro come perro, el no apegarse a los vivos, la falta de alimento, el hacer las cosas por egoísmo. Lo bueno es que cada personaje tiene que pasar por eso, aún cuando se enfrentan a otros personajes o vivos tienen que enfrentarse por personas que han pasado lo mismo, lo que hace de los antagonismos algo tan simple y tan poco forzado que fue en primer instancia lo que convirtió a las películas de Romero en algo tan atractivo como concepto desde esa noche de los muertos vivientes.

También lo maravilloso es que nadie sale intacto o se bloquea a lo que sucede, cada persona que se pierde en el camino es algo doloroso, cada asesinato quiebra más esa perspectiva de humanidad que cada uno tiene de sí mismo y de los demás, cada error se vuelve una carga por la cual se paga con sangre y sanidad, cada momento es peor que el anterior, cualquier alivio posteriormente se convierte en un terror peor en la siguiente ocasión y cualquier seguridad al final tiene un sabor de falsedad tan grande y decadente que los aleja de un mundo común o más estándar. Los personajes pasan por una deshumanización tan terrible de sus principios, de lo que creen correcto que llega un momento donde sólo queda presenciar la historia de estos monstruos, que siguen siendo aceptables, porque también nosotros haríamos lo mismo.

¿Y si alguien intentará violar a tu hijo frente a tus ojos? ¿Si la persona que más amarás se convirtiera en una de esas cosas? ¿Si tal vez tengas que engañar a una buena persona para después matarla y así tal vez otros pudieran vivir un día más?

Cuando no hay comida, el oso llega a comer a su osesno, porque si el oso muere, el osesno también, pero si el oso vive, tal vez algún día pueda crear otro osesno. Y no es sólo un gran esquema para presentar una decisión así cada cierto tiempo, es a cada momento, a cada paso, cada vez que se va al baño o se dispara un arma, la persona de enfrente puede estar poniéndote en riesgo, y aunque lo necesites, como amigo, como guardia, como amante, por lo que sabe ¿Qué tan más importante es que tú cuando esa bala que pueda salvar su vida puede salvarte a tí una semana más? Siempre constante, siempre fluido, siempre una maravillosa historia de empatía en la peor situación, y es esa sensación lo que hace del viaje de The Walking Dead algo que vale la pena darle la oportunidad.

El arte no es excelso y la serie completa carece de colores, lo que a veces hace difícil seguir las fechas o el paisaje para profundizar en una sensación de lluvia, de frío, de calor y lo que conlleva a las necesidades de los personajes, pero es de lo más verosímil la ambientación aunque el paisaje no tanto. La narrativa, a pesar de sus cortes un poco forzados con comentarios como "No puedo creer que pasarán dos semanas desde que mataron a tu esposa y a tu bebe recién nacido de un escopetazo en el vientre mientras lo cargaba" posterior al panel de la muerte, pero son de lo más perdonables y ayudan aunque de forma un poco tramposa a hacer las transiciones.

En general the Walking Death es una gran serie no por su valor técnico o narrativo, pero sí por el desarrollo de los personajes y lo fluido de su lectura, ya como ejercicio empático de lectura, eso ya es para ustedes el discernirlo.

Por lo mientras, ha sido una excelente lectura para esta semana de turno nocturno, bien recomendable para aquellos que gustan de un buen personaje y su destrucción paulatina, así como para los que pueden perdonar un par de detalles de narración en pos de eso.


Link a página oficial de ACM para la serie de televisión


Link a torrent de descarga (Formato cbr)


Link a Cdisplay, mi aplicación favorita para leer esta clase de formatos.

13 jun. 2011

Martillo sumergido


Martillo sumergido, originally uploaded by nicaprio.

Nueva foto al flickr, de la exposición de Enrique Jezic en el museo universitario de arte contemporáneo.

Como siempre, le dan un click a la imagen y los lleva a mi colección de fotos que no me avergüenzan

6 jun. 2011

Farol (flickr update)



Como en el flickr tengo las fotos que no me da vergüenza mostrar, he aquí una nueva del último paseo por Tepoztlán.

A diferencia de las demás ocasiones, ahora le dan click para llegar a mi colección de fotos, al link debajo de la foto.