31 dic. 2009

Motivos para el Año Nuevo



Ayer, haciendo un un accounting (no recuerdo la palabra en español, no, no es recuento, sino esa cosa que hace hacienda para embargarte por todo lo que debes) de mis pecados del año, quedé muy asombrdo y enojado, opr crer que no era tan mala persona, que no estaba tan mal, que las cosas como andaban tal vez tenían solución. Y la furia fue porque realmente la muerte no se convertira en ese episodio de redención y nuevo todo, me di cuenta que sólo es la entrada al nuevo año fiscal (vaya chingadera) y que realmente no cambiaba en nada mi situación. Que molesto ando conmigo por haber sido así todo el año y creer que merecía aunque fuera, un poquito.

Ya voy a dejar de molestarlos, hablandoles con el "Vamos a vernos" y el "Que se va a armar", ahora sé que soy querido por muchos y medio mundo me quiere en su círculo, pero sólo soy el "que bueno que vino", núnca el "que mal que no vino". Ya también dejaré de hablarles y preguntarles sino les molesta que caiga en su casa, yo sé que a nadie molesto, e incluso se agradece la visita, pero también sé que podría irme a la patagonía,desaparecer 5 años y mientras vieran un escrito aquí de vez en cuando, nadie se preocuparía. Por lo mismo cancelé el plan de año nuevo, sólo una persona me mando un mensaje hace 4 días para preguntar que sucedería, nadie más de los 50 a quienes invite. No vale la pena molestarlos más, después de ver que había recibido 8 llamadas en los últimos 3 meses me ha hecho darme cuenta que realmente no soy parte integral de la vida de nadie a ningún nivel, y bien merecido lo tengo, por culero, malaleche y baquetón.

Ya sé que quiero para el otro año, esa esperanza, valor y amor para dejar de estar sólo. Simplemente no creía que estuviera tan atrás en esa carrera.

Gracias por los buenos deseos genéricos en mensajes del facebook que son para otras 80 personas, me dicen que no ando tan mal, pero el que nadie me mande uno particular, eso me dice todo lo que me falta para mejorar como persona.

Y sé bien que no es así con todos, pero esos padrinos tienen la mala costumbre de vivir a unos 2000 km, o por el metro Puebla.

Ahí se ven.

30 dic. 2009

Música de Fondo para una Drama #5


Es cuando ando solo en el invierno que más lo necesito, al menos logro que mis oídos reciban constantes gritos, ruido, mis audífonos a todo lo que dan, que no escuche a nadie, a nada, que no pueda pensar claramente. Últimamente me pasa un poco más, ya lo hago donde vivo, cuando consumo comida, cuando estoy con mi familia, para no tener que saber nada de sus enfermedades, de sus quejas, del que tanto les enferma que algún traste esté sucio y que su salud no importa mientras exista una prenda que lavar. Me voy a acostar por las noches, entre un montón de almohadas para sentir que hay algo a mí lado, para mientras duerma tenga algo que abrazar para no golpear las paredes en sueños porque mi cuerpo se da cuenta que no hay nada ahí, nadie ahí. Así he podido engañarme, un poco.

Pero nada puede salvar mis ojos, y la luz lastima tanto. Antes, hace unos meses, todo mundo envidiaba mi capacidad de vista, podía leer cosas tan lejos como nadie podía. Ahora me cuesta cada vez mirar, los focos azules ahorradores que tanto me enferman, siento que cuecen mi cabeza minuto a minuto, los detesto, hace que duela tanto. Ya no puedo ver en la noche la pared y todas las figuras que me imaginaba sobre su superficie, ahora sólo es una mancha gris. Estando fuera, al fin del atardecer todo se convierte en un muro de luces, no sólo la miseria me hace ver el suelo, también la peste que se me inyecta, que proviene de las farolas, los semáforos, los autos, los anaqueles y restaurantes, de los teléfonos celulares.

Casi podría jurar que las personas se aman para hacerme sentir mal, no puedo parar de voltear a ver a una pareja abrazándose, besándose, jugando ¿Llegue a ser así de feliz? Me cuesta creerlo. Como los odio, como les tengo envidia, como no puedo ser yo. En ocasiones alguno de ellos me regresa la mirada, a los hombres no les importa, están demasiado ocupados siendo plenos, las mujeres me ven con odio, divertidas incluso una vez diciendo “No me importa él, mejor dime tu nombre”, claro que siempre puede ser sólo mis ojos que cada día ven menos.

A pesar de todo eso, de la cacofonía constante para no escuchar nada, del dolor en los ojos y mirar al suelo, del simulacro en mi cama que son un montón de almohadas, de repente estoy escuchando una canción que te me recuerda, viendo una pareja quererse como lo hicimos nosotros, siento que todo lo que hay son cobijas y los escalofríos en la cama.

Todo está tan lleno de ti.

Tan lejos tú.

Es cuando ando solo en invierno, que quiero lo que ya no puedo tener.


TRACK 5: SOMETHING I COULD NEVER HAVE - NINE INCH NAILS - PRETTY HATE MACHINE



I still recall
The taste of your tears
Echoing your voice
Just like the ringing in my ears
My favorite dreams of you
Still wash ashore
Scraping through my head
'Till I don't want to sleep anymore

Come on tell me
You make this all go away
You make this all go away
I'm down to just one thing
And I'm starting to scare myself
You make this all go away
You make it all go away

I just want something
I just want something
I can never have
You always were the one
To show me how
Back then
I couldn't do the things
That I can do now
This thing
Is slowly taking me apart
Grey would be the color
If I had a heart

I just want something
I can never have
In this place
It seems like such a shame
Though it all looks different now,
I know it's still the same
Everywhere I look
You're all I see
Just a fading fucking reminder
Of who I used to be

I just want something
I just want something
I can never have
I just want something
I can never have
Think I know what you meant
That night on my bed
Still picking at this scab

DESCARGA LA CANCIÓN

25 dic. 2009

Sin noche buena, no es navidad



Como quisiera estar hablando de cerveza, pero no. Es la primera navidad que sé bien, nadie me está esperando para el día siguiente pasarla juntos, para querernos, para olvidar que hay una familia y que nos tenemos el uno al otro. Hace tanto de la última que fue así, que me aterra como será la tarde de mañana.



Gracias por los deseos de todos, y ojála pudiera vivir mi vida para ustedes, ojála y en la supuesta época de perdonar, pudieran encontrar ellas perdón para mí.




Felíz navidad, y toda la envidia, para los que no despierten como yo.

ILUSTRACIONES DE CRAIG THOMPSON, PARA LA NOVELA GRÁFICA BLANKETS

18 dic. 2009

Un amor y tarde en el colegio nacional Parte 2




LINK A LA PRIMERA PARTE



Pasaron charlas, sobre dinosaurios, pinzones, tortugas y su carrera evolutiva contra las plantas, por ver quien crecìa màs, hasta que le tocò su turno a ella. La presentaron como la doctora Irina Podgorny, nacida de la Argentina en el sesenta y tres, llegada de la Universidad de la Plata. Delgada y con sus hombros descubiertos, dejando ver su largo cuello y un peinado que residiò en su cabeza seguramente desde finales de los setenta, labios carmesì y una mirada azul, tìmida y cansada. Hablo nuevamente de aves, de los famosos pinzones de Darwin, un poco apabullada por el ambiente de madrugada que representaban las once de la mañana.

Llego la tarde y en un infinito acto de piedad, el antiguo colegio ofreciò comida, cafè y bebidas para la audiencia que planeaba quedarse. A la sombra de un pilar agitando en un vaso de unicel una bebida que despedìa vapor, la doctora hundia su mirada y una mueca de triste satisfacciòn en el remolino que ella misma creaba.
-"Doctora"- me le acerque como seguramente otras decenas de estudiantes de ciencias naturales lo hicieron en su momento. -"La veo triste"- Dije sosteniendo yo mismo un cafè muy diluido. Levanto el rostro y sus cejas en señal de agradable sorpresa, como agradecida que la sacarà del ensueño que buscaba ahogar en su the -"No es nada hijo, es el viaje y lo agotador de su ciudad clausurada"- Se referìa por supuesto a la toma de la ciudad en manos del sindicato de electricistas, que ocupaban y lanzaban enfrentas al mundo a tan sòlo una calle y una iglesia de ahì. Respondì ràpido, como sin quererlo -"Mi nombre es Quetzal, uno màs curioso de la biologìa. Me llamò mucho la atenciòn su charla".- Regreso esta vez una mirada incredula al invisible fondo de su taza, habìa estado muy tìmida, con voz baja y un poco introvertida, su platica frente a las somnolientas caras de academicos y pùblico en general habìa dormido a màs de uno. Pero tenìa que decir algo asì, para no hablarle de que la querìa. En el anonimato de la muchedumbre desde mi grada me imaginaba el dejar descanzar mi cabeza en su hombro tan blanco, tan desnudo, que me imaginaba la figura que en juventud debiò arrancar suspiros, que deseaba sus labios y mirada azul celeste viendome con cariño, porque eso habìa sucedido. La cosa es sencilla, todos tenemos un ideal, una figura platònica de ensueño que simbra la sangre cuando pensamos en ella. Tomamos nuestros amantes, nuestros sueños, no sè, lo que nos muestra la televisión y en un análogo creamos a la mujer ideal que queremos para compartir la noche y si se puede el tiempo eterno con ella, esa era la Doctora Podgorny para mi, en ese instante, tan gracil, ligera, con una mirada de melancolìa infinita y palabras que no pudo compartir jamàs, de manos largas para arrancar el cansancio de su mente mientras recorren a alguien que en verdad ame, tan joven y desperdiciada ante mì, el cariño que escondìa, su calor, tan claro como el marfil hielo de su faz. Que tonto, imaginenme, yo enamorado de un fantasma de ilusiones que llevaba construyendo una vida entera, tan nueva, sin rastros ni salpicaduras de esos esqueletos que me acosan bajo la cama cada noche desde hace tanto, y yo, ahì plantado, hablandole a un amor idealizado que conocía ese mismo día. Engañandola como cualquier alumno de su carrera. Muy en mi mente andaba pidiendo que de algùn modo se notarà, que la querìa, que me habìa enamorado de repente y que deseaba obsequiarle todo el purpùra del ocaso, todo el rojo del levante. Eso querìa, que se notara en mis ojos, en como hablaba, en algo que la hiciera verme màs allà de profesional a novato, que lo oliera, que alguna especie de electricidad màgica cobrara en su sentidos algùn recibo de que alguien añoraba el amor que no pudo darle a novios con màs intères en sus carreras que en ella, tal vez del desagrado de un mal matrimonio, de un mal esposo que consiguió por no tener nada mejor, tal vez por la decepciòn de un hijo que no era nada de lo que ella hubiera deseado. ¿Què sabìa yo? Tal vez fuera felìz con un amante marido, una buena casa, sus hijos, era doctora y muy bonita, tal vez sòlo era el cansancio del viaje desde Montevideo a la ciudad, tal vez sòlo era el mal sabor del the y lo gris que cargan las calles de mi ciudad que se adhieren a todos a su tiempo.

Aûn concentrada en su bebida ambar sonriò con su comisura izquierda, inclino la cabeza un par de veces a sus lados, como divertida, como si escuchara un halago tan extraño y repetido sin sincerdidad de todos quienes la rodeaban. –“Quetzal”- sin enfrentar todo lo que me consumia, simplemente pèrdida en su taza. ¿Por què no se evaporaba toda la maldita manzanilla del mundo y me dejaba compartir un momento frente a ella? –“Muy bonito nombre, de un ave, de de un verde, de lo bello, hermosa elecciòn para tu bautizo. No como yo, Irina, m dieron el nombre por el personaje de una novela, ¿Podes creerlo?”-. Entonces, cubriendose la cara con el dorso que sostenìa la cuchara, riò, como de una broma que jamàs hubiera podido gastar, una risa tan libre, de estar con amigos, y ese azul, esas pestañas ahora dirigiendose hacìa mì, como complice de su broma,lo màs gracioso del mundo por un instante. La risa de aquel que sufre y encuentra un gajo de salùd en compartirlo.

Al momento de sus palabras, de su carcajada,, desconozco mi reacciòn, la imagen que daba, estaba yo tan pèrdido en esos labios, en ese sonido, en borrar todas las arrugas que la habìan transformado en señora y no en una belleza de abrigo largo que se paseara en un paìs lejano. –“Demasiado favor me hace doctora, no hago justicia a mi nombre”-. Escuchenme, siento que pueden escucharme hablar asì, a mì, que bien puedo dirigirme con pèsima ortografìa a ustedes en epìstola consagrada y pretenciosa, o hacer cábula en cualquier fiesta de vecindad pobre y ser bien recibido. Yo hablando asì.

-“Quetzal, ¿Piensas quedarte a las ponencias?, Yo tengo hambre y no me apetece nada aquì. ¿Vos conoces algùn buen lugar donde comer?”- Que sì conocìa, el centro de la ciudad podrìa reconocerlo con el tacto de los pies, dilucidando y contando la historia de cada adoquìn con sòlo pisarlo, no habìa cantina, cafè o arrabal que no hubiera recorrido en alguna excursión, todas las galerìas y museos recordaban mi sombra. –“Conozco el lugar ideal, si le gusta algo ligero y con azùcar, para quitarse de encima la ciudad. Por supuesto, me encantarìa acompañarla”- Ahì no sè si sonè desesperado o amable, u ofreciendo la cosa como sino quisiera,pero volvió a sonreir, me regalo una sonrisa de comisura a comisura en una lìnea preciosa de bordes màs oscuros que delimitaban la apertura de sus labios –“Me gustarìa mucho”-.




ILUSTRACIONES DE MATTHEW WOODSON

17 dic. 2009

Comite de la Signeta



Quema con el viento, imagen de tundra. Él es oscuro, perturba la creación con su presencia. No hay manos, no hay pies ¿Dónde está la voz de Samanta, sus labios de rubí? Se hunde y todo lo que puede recordar es el sonido del piano. Aparece el murmullo de bronces, ahora, tímidas percusiones. Se desprende ¿Quien es él? Vida, amor, derramandose por texturas. Consumiendose por deseo en mapas de cenizas grises en los reflejos de un lago perturbado. Ese es el cosmos que entra y asimila con el único sentido que es él. ¿Qué pensaría el ojo si fuera un ente completo, que sólo conoce lo que ve? Grises más complejos, pero los mismos.

Felicidad, felicidad, felicidad, que ambiciosa meta, no existe sino como pretención. La flama se parece tanto al sol sin serlo.

En el patrón de plumas se inspira el oceáno y su caricia de la cual no se puede huir.

Que cerca estaba, la tecnología le había dado todo, su único trabajo era ponerse así mismo y hacerlo, el reto sería entender el valor de su logro. El gris es una voluta de humo sin donde disolverse. El comfort no es de andar descubierto, sino el espanto de andar encerrado, pensar la sálida. Que escabroso pico, mortal.

Se desprende, sigue siendo.

Silencio.

Aulla.

Sin respuesta.

Avientame al agua, a todo lo que no soy yo. Al hambre de un cuarto sin habitar. De años que no pisaré, que quiero acariciar en tus mejillas, obsrvar trás tus anteojos, darle forma de roble redondo, bajo tu manta acompañado.

Que la fealdad caiga en el olvido. Mirame, ¿Qué ves? Y te ríes, la comezón sería. El regálo de una hoja para desdeñando, tirarla a los monstruos adoquines. Pensé que tal vez valdría.

La vergüenza muerde con afilada homodoncia, respira aire y dispara sonidos. El color del trigo desapareciendo por los pasillos. Lo que veo, tintado en negro, para que no lastíme.



A mis pies, la muestra de incontables arcos invertidos, decolorados en amarillos, anunciando a cielos nublados, las estrellas invisibles.

Me persigue el grito de murcielagos, una tormenta de vidrios rasguñando rampas de metal.

¿A dónde? El centro de un diseño floral, fractal, de azul sobre blanco donde todos son mudos y los discos cantan, donde el oriente se sueña en un faro, donde las grietas son abismos.

Encuentro que las células son irrompibles, su peso astronómico y la tradición se desvanece independientemente del lugar.

La lluvia crea nuevas aletas bajo nuestros cuerpos. ¿Por qué no vemos que nacen para suavizar nuestro movimiento, para nublar lo sólido y convertirlo en arcoiris?

La delicia de respirar humo, que el blanco en la nuca no nos alcanze.



Deberías usar mis manos para acariciar tu hombro. Sentarte sólo conmigo e ignorar lo que diga la ropa.

Bajo lo que quede de sol voy a temblar, envidiar que siempre hay más para tí.

Te bendigo locamente, una desgracia el tiempo que elegí.

Beethoven no tiene la culpa



De que ustedes sean así.


Felíz cumpleaños Beethoven, simpre fuiste un bastardo mejor recordado por lo bueno que realizo. Aunque fuera una pirateada de Haydn.

242 años de esto.

16 dic. 2009

Cada día es peor




He andado repasando entre las muchas cosas que se hacen al final de año, este espacio tanto suyo como de mi persona, veía los escritos de sandeces cómunes y simples a principio de año, esos extraños gritos de auxilio en la primavera, lo aberrante del verano, el dolor inmisericorde de la soledad por el otoño, una época de lo más particular al leer nuevamente muchas cosas, y ahora llego al invierno y su fin de año. Me doy cuenta que sólo me queda ira. Por que todo está mal, porque nada se ha solucionado, porque no se le ve fin y ningún esfuerzo parece rendir fruto, y lo más importante, nada funciona, caminar ya no funciona, sólo me da más enojo al sol, más tristeza a la sombra, ir a los museos o cualquier actividad ya no es divertido, sólo distrae por momentos, sería mejor contar hasta diez y seguir sentado. Las relaciones con los demás van mal, estoy muy mal conmigo mismo para hacer que los demás pasen un buen rato en mi compañía, se siente, se nota, por eso un mal sabor de boca termina de mis encuentros con los demás, de mi parte, de su parte, se siente. Con las mujeres, tengo la peste, estoy muy necesitado de compartir todo lo roto que estoy, se huele,se alejan, es claro y transparente.

Cada día me despierta la furia, las ganas de gritar que se callen, que se vaya la maldita luz, que no haga tanto calor, que me dejen dormir las pesadillas de que todo es peor, dormir sin sueño por muchas horas, sin interrupciones de voces, de gritos, de reclamos, de todos los malditos bastardos que venden garrafones de agua, del dolor en la espalda por dormir en sillones de amigos para no estar en casa, de la peste en la boca por fumar incontables cigarros, del entumecimiento en el cuerpo por pasarla en la calle rogando que las fuentes me absorban y no dejen nada, que me abandone el odio que golpea las paredes de mi cabeza. Que pueda aceptar las cosas, que pueda creer que estoy haciendo lo mejor de mí por sacudirme los calambres en el costado derecho de tanta puta desesperación, el ya no ver que siempre ha sido así, que el descontento con todo lo que soy y me rodea no ha sido eterno, de que no soy la decepción que veo en los ojos de todos.

Pasan las tardes y sólo me aburro, todo en la tele, los teatros y cines es mierda, el clima es demasiado horrible para tenderme al pasto y ver el cielo, no hay nada nuevo que me llamé la atención, ¿Quién quiere ver lo que hay ahora en el cine, y en español mexicano si tiene ligera apariencia de decencia?, ¿Cómo evito que me sigan temblando las manos?

Regreso de vomitar mi cena. Como detesto la iluminación ahorradora azul, hace que todo se vea como clínica, hace que todo lo blanco tenga ese hedor a pintura de aceite podrida. Ya no encuentro libros que leer, los temas externos como el drama latinoamericano o las novelas de Saramago e Isabel Allende sólo me dan ganas de matarme. No tengo a que dedicarme, la escuela y el trabajo son un punto muerto, no tengo a quien ver, a quien visitar sino son unos pocos amigos para huir de mi casa, de la nada que tengo aquí, no tengo a que dedicarme, demasiado enojado para escribir lo que querría, para dibujar lo que querría. Ahí están mis acuarelas, mi hermoso libro de pasta negra con opalinas francesas para dibujar sobre él, ahí están. Mi computadora muerta, el ipod cada cuarto día decide corromperse y me obliga a quedarme con esas horribles canciones de Beirut, no las puedo borrar. Nada a mi alrededor funciona; No las personas, no las sensaciones, no el descanso, no la vida, no los aparatos. El agua de la regadera sale muy caliente, con muy poca presión y se acaba muy rápido. Antes, después de una larga ducha, el mundo no parecía algo tan horrible. Ni eso puedo hacer ahora, sólo lo hace peor.

Estoy tan molesto con todo que estoy llorando, que mataría por poder fumar un cigarrillo en esta jaula. Cuando vivía en mi departamnto propio al menos el hambre ayudaba, el cansancio de las noches con los ojos abiertos y el espanto introduciendose con las sombras por las ventanas, al menos el terror ayudaba.

Ahora que se supone estoy cómodo, ya no hay esperanza de que se vaya acabar el dolor, porque proviene de mí, de quien soy. Sin amigos, sin amor, sin salúd, guardando todo sin poder compartirlo. Tengo comida, un techo y ropa limpia. Exactamente lo que menos necesito, lo que menos sirve en la vida. Un día de estos me voy a morder tan fuerte que me arrancaré los labios y voy a tragarmelos deseando ahogarme con ellos, me voy a sacar los ojos esperando escuchar el siseo del vapor escapando por mis cuencas, me voy a golpear el rostro hasta romperme los nudillos y quitarme la pena que es estar depierto con sangre.

Tantos han sido tan amables dejandome enloquecer en sus casas, distrayendolos diciendo idioteces que pretenden sonar graciosas, invitandolos a observar cosas que realmente no les importan. Han sido buenos momentos, no puedo dcir que hubiera hecho yo mejor por ustedes en situación contraria.

Ya me voy a acostar, a gritarle a la almohada, a esperar otra horrible mañana que va a iniciar con un grito. Ya casí es viernes, ojalá eso sirva de algo.

ILUSTRACIÓN DEL LIBRO: SATÁN PARA NIÑOS

6 dic. 2009

Música de Fondo para una Drama #4



La televisión lleva mucho tiempo apagada, la radio aquí no sirve. La música viene de los árboles, que una y otra vez repiten su nombre, "Somos el mundo" es lo único que quiero entender de ellos. Se detienen por la noche, rebusco entre calcetas y boletos viejos un disco, de hace no mucho, de lo que era mi colección de música en algún momento, cientos de canciones que aprendí de corazón, que me recuerdan a muchas personas. Una a una vuelven a sonar, pasan horas sin luz y sólo con bebidas de colores negros en mis manos. Las canciones son de amor, por supuesto hay unas cuantas excepciones, pero puedo decir que todo lo que alegraba mi vida en ese arte eran canciones de apariciones blancas por el rabillo del ojo, dedicadas a muertas, a vivas, mujeres por nacer y otras tantas niñas de secundaria que aún no conozco, de todas las que no voy a ver jamás, ni una vez ni otra vez.

Condenado dolor de pies, por caminar tanto, por desesperar en las calles la decadencia que me regaña cada mañana, lo diferente que soy. ¿Qué mujer deseo de mis abrazos se atrevería a compararme ahora con mi otrora yo? No podrían, nadie me conoce ahora. Cinco meses de hacer bóveda las luces me han ocultado de todas.

Tan lleno de furia, falto de dedos para hacer algo bueno de ellos y de lo que tocan, y es abrazando al espectro, a la mancha trás mi cabeza de quienes eran que imagino un mundo donde esto, sirve de algo.

TRACK 4: LUA - CONOR OBERST WITH GILLIAM WELCH - DARK WAS THE NIGHT



I know that it is freezing but I think we have to walk
I just keep waving at the taxis, they keep turning their lights off
But Julie knows a party at some actor's west side loft
Supplies are endless in the evening, by the morning they'll be gone

When everything is lonely, I can be my own best friend
I'll get a coffee and the paper, have my own conversations
With the sidewalk and the pigeons and my window reflection
The mask I polish in the evening, by the morning looks like shit

And I know you have a heavy heart, I can feel it when we kiss
So many men stronger than me have thrown their backs out trying to lift it
But me I'm not a gamble, you can count on me to split
The love I sell you in the evening, by the morning won't exist

You're looking skinny like a model with your eyes all painted black
You just keep going to the bathroom, always say you'll be right back
Well, it takes one to know one, kid, I think you've got it bad
But what's so easy in the evening, by the morning's such a drag

I got a flask inside my pocket, we can share it on the train
And if you promise to stay conscious, I will try and do the same
We might die from medication but we sure killed all the pain
What was normal in the evening, by the morning seems insane

And I'm not sure what the trouble was that started all of this
The reasons all have run away but the feeling never did
It's not something I would recommend but it is one way to live
'Cause what is simple in the moonlight, by the morning never is

It was so simple in the moonlight, now it's so complicated
It was so simple in the moonlight, so simple in the moonlight
It was so simple in the moonlight

DESCARGA LA CANCIÓN

NOTA: No encontré la misma versión que escuchan en el blog, pero es una bonita versión en vivo a 320 kb, entonces suena muy bien. Para descargar la canción, sólo den click derecho sobre el link, seleccionen "guardar como" y guardan la canción. Lo mismo para todos los links de canciones, o si usan su songbird para navegar el blog, las canciones aparecen como playlist para su disfrute y descarga.

Un amor y tarde en el colegio nacional Parte 1

¿Cómo se construye, se vive y se olvida?

¿En un encuentro, en un comentario de café a alguien que no conoces? Melancolía del sabor a manzana dulce las mañanas soleadas de otoño, antojandose helada a la sombra y otros gustos reptando en las encías, de sangre, soledad y saliva agría por mucho tiempo sin bocado. Viajando por entrañas de acero, de hocico imperecedero, la ciudad subterránea, leyendo historias de imperios y preconciencias imposibles. Un quejido apagado me desprende de los confines metálicos y artificiales, de cielos perfectos. Un murmullo tímido que deseaba escapar y ahogarse, el reproche de gritar algo que se esconde en manos y sillas solitarias, una mujer llorando en el asiento de enfrente, sosteniendo sus anteojos para hacer mimetismo de estornudo u otra incomodidad represalia por las noches secas, congelantes con la ventana abierta. Una mueca la traiciona, quiere arrodillarse y chillar todas las injusticias, tapa con dedos largos, blancos y pecosos una faz ahora roja, cubrir con vino la sangre, mismos colores, mismas manchas, mismas marcas con excepción de una línea ligeramente más lechosa, el tatuaje mate de un anillo dorado en el anular.

Otros tantos sin rostro en mi recuerdo levantando miradas de ligero morbo, otros perfumados en pos de jornadas laborales y el mundo vuelve a ser gris, cerrarse, ser único para esa mujer derrotada, de nuevo sola después de un pequeño ridículo y pista de los horrores que nos aquejan a todos un poco en secreto, de repente conspicuos y abiertos, de cortina levantada en silencio por un niño famélico curioso que se muestra tan alegre bajo lo quemante de reflectores. Sólo yo me quedo a contemplar, su vestuario de sueter color ceniza, bufanda naranja, falda larga y castaño coronando facciones bellas de labios suaves, mirada de licor ambar abandonado en la playa, pero cansada, la erosión ha creado surcos en toda la cuenca de sus ojos, de su voz, de su boca, su cuello con ligeras marcas de tragarse toda la porquería en la vida una y otra vez. ¿Qué edad tiene, veinticinco, treinta y cinco? Sabía que la vergüenza de enfrentarse al reflejo acaecía en la apariencia, pero jamás ví una escultura envejecer tanto por húmedad propia. El viento ruge al lado del vagón, un timbre grave y seco anuncia el arribo a la estación que índica mi escape del teatro. Me levanto, acercandome a la puerta, sin levantar los ojos de ella. Creía que mi tristeza era pesada, que la angustia de mis palabras, un sazón superior a todo el plato de mi forma de ser, pero ella cargaba toda la tristeza del mundo, la tristeza del ardor en las piernas, de noches sin dormir sufriendo por todo lo que fue, mañanas sin esperanza de saber que será, el sabor a metal en piel y rostro al detenerse a mirar el vacío en cada cosa, cada comida, cada lugar. Quise quedarme, presentarme y abrazarla, que identificara las cosas tan iguales que yo traía a las espaldas, llorar con ella, darle un beso y mentirle que todo estaría bien, que no importaba y que no me alejaría de ella y todo el otoño de su cabello, de todas las nevadas de sus ojos, quería mentirle y robar una sonrisa de sus labios temblando buscando el sollozo a cuerpo completo. Salí del escenario, el tren continuó, y me doblé por el estómago, por la culpa, por la miserable vida que le deje continuar, por lo miserable con lo que me quedaba, por la culpa de sentirme un poco más aliviado al verla tan mal, cargando lo que yo me entreveo igual. Pobrecilla ¿Cómo la dejé ir?.



La luz exterior me recibe acuchillando mis ojos, unas pequeñas gotas asoman por mis párpados, espero que sean por la luz, por favor dios, que fuera por la maldita luz. Camino detrás de catedrales e iglesias en el centro de la madre y metropoli, me dirijo al colegio nacional, una escuela construida sobre las ruinas de una civilización más amable, lugar donde para entrar uno de los alumnos ha de morir. Un club social de intelectuales, elitistas basados en tradiciones masónicas, un lugar muy bonito.

Caminaba entre callejones de adobe, entre avenidas con cerca de quinientos años de antiguedad, marco de leyendas y seguramente incontables fantasmas de personas que murieron solas, poetas, caballeros y otros no tan caballeros. Ahora hogar de gordas y sus niños chimuelos, de tipillos con sus playeras sin mangas y teléfonos que jamás en mi vida me atrevería a pagar, con sus banquetas ahora atiborradas de vendedores ambulantes y sus sacos para escapar cual ratas ante una lámpara a partir del menor chillido de algún complice observador, así andaba hacía el colegio nacional, por la promesa de charlas sobre un anciano. Argumentos con cien años y tal vez café de cortesía para entibiar todo lo que traía en mis huesos.

5 dic. 2009

El Árbol de Navidad más Grande del Mundo (flickr update)

Con la buena nueva de un buen número de fotos (más de cinco) agregadas a mi colección de fotos y mis andadas.

En la imagen, el árbol de navidad más grande del mundo bajo construcción una tarde de noviembre en la ciudad de México.

Y como es usual, le dan click a la imágen y los lleva a mi colección de fotos.

25 nov. 2009

Música de Fondo para un Drama #3


Yo fuí quién pinto de colores la imagen que ven ante ustedes, eso es la canción, dotar de colores lo patetico de una esperanza, eso es. Escribiría más, pero la letra es la que le hace justicia a la canción, nadie más, yo sólo pongo un dibujo que encontré el cual coloreé

TRACK 3: OH SOMBRA! - ELECTRELANE - THE POWER OUT



Como aquel que en soñar gusto recibe,
su gusto procediendo de locura,
así el imaginar con su figura
vanamente su gozo en mí concibe.

Otro bien en mí, triste, no se escribe,
si no es aquel que en mi pensar procura;
de cuanto ha sido hecho en mi ventura
lo sólo imaginado es lo que vive.

Teme mi corazón de ir adelante,
viendo estar su dolor puesto en celada;
y así revuelve atrás en un instante

a contemplar su gloria ya pasada.
¡Oh sombra de remedio inconstante,
ser en mí lo mejor lo que no es nada!



DESCARGA LA CANCIÓN

24 nov. 2009

De Donde Yo Vengo



De donde yo vengo, lo viejo se intuye antes de tiempo. Permitánme; En el lugar donde solía vivir hay un puerto, es muy pequeño, no cabrían ni unos cincuenta botes de remos. Ese puerto tendrá unos mismos cincuenta años, uno por cada bote pareciera. Han tenido que repararlo en un par de ocasiones, quitar las viejas lanchas ahogándose que sólo eran refugio de aves y gatos nocturnos, siempre lo hacen con pompa, algún gobernador viene de su oficina a tomar crédito por una reparación y nuevo esplendor que en realidad fue necesario como consecuencia de una barata, mal hecha e inconclusa reparación anterior, y sé que lo menciono como si hubiera sido testigo de ello diez veces, pero como al principio de esto, de donde yo vengo, se intuye lo viejo.

La última remodelación habrá sucedido hace unos cinco años, en ese entonces solía pasearme en bicicleta o patines con cierta regularidad alrededor del puerto, a veces me acompañaba una vecina.

Siempre los dos concentrados únicamente a dar vueltas por el circuito del puerto, tal vez detenerse en la parte alta y contemplar la luna antes de que el otoño se tornara muy frío. No es como ahora, esa vecina se mudó a otras costas y me imagino este paisaje agradecido si vengo una vez al mes a sentarme en una banca a leer alguna voluminosa novela usurpada de un estante de madera roja en la sala de la casa de un amigo.

Y es ahora que veo ese puerto recién arreglado, porque hace cinco años, cuando una fisura en el suelo se tragó medio lago y evidencio la basura de años de patos cagando, perros nadando y familias arrojando sus desperdicios después de un día de campo. La noticia incluso sobrepaso los canales locales, el asombro y las quejas le sucedieron, hasta la remodelación, limpia y presencia de un gobernador en la tarde de Domingo queriendo resucitar los veranos, resaltando lo bonita que quedó una obra que sólo un preocupado y atento burócrata podía realizar. Vaya momentos.

Ahí está ahora, el pequeño sitio turístico de puerto alegre, con sus vigas de metal y embarcaciones plásticas en tonos brillantes empolvándose al sol de noviembre, rodeadas de unos cuantos patos, una fuente y dos restaurantes caros y no muy buenos en su cocina. Todo con sólo verlo, se le intuye viejo, los letreros que señalan la entrada y salida del área se pueden imaginar amarillentos e ilegibles en un par de años, lo que fueran flamantes barcasas en azul eléctrico y amarillo canario, seguramente quedarán estacionadas hasta que el viento perfore sus quillas y alguien las estacione en la hierba para que se pudran como edificios abandonados por estar encantados y habitados por fantasmas de peores tiempos. En las casetas brillantes, se nota donde perderán la pintura, en que parte de los restaurantes nacerán goteras, donde el metal comenzará a abrirse tal flor de invernadero en la banca donde escribo en este momento, como los caminos se los tragara el barro y los patos que abandonaran el perenne gris de los adustos árboles alrededor del lago.

Hasta el sol se puede intuir de un amarillo holgazán mientras las cada vez más lentas olas encuentran como dormirse silentes en la orilla.

Las personas que pasan también se ven así, las jovenzuelas que trotan por ese mismo círculo que repasaba tanto con el caucho de llantas rodada ochenta, queriendo mantener cuerpos que ya se notan de cabús grande, ya huelen a cuarentonas con dos divorcios de oficinistas torpes que jamás les pusieron atención. Los pequeños cachorros que corren, como pequeños tapetes languidos calentando los pies de amos que tal vez salgan a pasear cada tres meses por motivos de un compromiso familiar o del trabajo.

El cielo se nota cada vez más terroso y de un azul diluido a colores neutros. Todo esto hasta que un favor político remodele todo otra vez; Reemplazando bancas, cubriendo cadáveres de barcos, pasando un trapo para limpiar la suciedad en el fondo del lago, lavando las ventanas de los restaurantes, barriendo el polvo de los caminos y atraer nuevas jovencitas con ropa deportiva de telas ligeras y colores de marcatexto, con nuevos sueños de una Europa y que no conozcan nada de los Juan Carlos de contabilidad del mundo.

Pero siempre será como una casa muy vieja, idénticas a esas donde vivían caciques y líderes en la época de los reyes, que sin importar los resanamientos, limpiezas y manos reparadoras, se sabe donde habitaran el polvo y las arañas en dos semanas. Como siempre, la pintura perderá su color y cada capa nueva será un poquito más gris.

De donde yo vengo, se intuye lo viejo. Debía saberlo esa noche de noviembre hace tantos años que sentados en una barca que al mínimo descuido llenaría nuestros pies de agua, flotando de un amarre en las podridas vigas de madera del puerto, mi vecina yo reíamos juntos, despiertos como sólo una caminata nocturna puede mantenerte alerta, solos, sin luz porque todo bulbo en las farolas yacía fundido y compartiendo como amigos una noche de juventud.

¿Qué será de mi vecina ahora que ya no vive aquí, después de tantos años que fuimos novios?

Por mi parte, yo nací a una lenta caminata de veinte minutos del puerto. Ahora vivo a unos cuarenta de marcha regular, en vez de los diez que me llevaba cruzar tres calles desde ese departamento de tabique que tanto significó. Pero de eso ya dieron vuelta en el calendario siete meses desde que no vivo mas con mi vecina, el que fue el amor de mi vida, y pienso, que fácil es decir eso de una linda mujer que es tu novia por unos años.

Desde entonces debí saberlo, de como acabaría con ella, porque de donde yo vengo, se intuye lo viejo. Por eso sé que el ciclo de malas reparaciones se sucederán una a la otra, veo el futuro de todo lo que es de aquí y es una foto amarillenta por el sol, donde el desgaste de las cosas combina perfectamente con el papel donde están impresas, donde lo que soy yo, es sólo una mirada anciana hundida en el lago. Vengan un día, intuyan lo viejo que son las cosas nuevas hoy día.

22 nov. 2009

Historia del Caminante y su Tésoro

Se cuenta oh emir de los tiempos, que hace tanto tiempo, cuando los imanes desconocían las tierras más allá de la Galia e incluso más lejos que las costas frente del Saarah, que un día marcado por el vaticinio de un amanecer carmesí, quien llamaran también el visitante caminaba por las callejas de la gloriosa ciudad que portaba el nombre de aquel que protege el Budayen.

Su piel portaba cobre de los desiertos, su cabello, rizado como el de las mujeres hermosas, con el color del ala de un cuervo, y su estatura semejante a la de los guerreros de Danavia, sus ojos se dice, majestad de los eones, que delataban su procedencia de tierras tan apartadas como aquellas donde se postra tributo al crucificado.

Era entonces mi señor, que esa mañana el hijo del visir, el joven Salah Din se paseaba aburrido con su potro, regalo del derviche Tareq Ahmed, y andaba buscando consuelo sobre lo que él creía falta de virtudes, por lo mismo, falta como musulmán y al profeta, que alabado sea, al andar así, cautivo de pereza y languidez mental, propiedad de los tontos y contrarios al bendito ascetismo.

Salah se murmuraba con tristeza entre sollozos "He agravado a mi padre no encontrando placer en mis deberes, paz en la oración y amor sirviendo al Sultán. Mis desdichas sólo son uva amarga en el dulce viñedo"

"Las dunas llegan,

solsticio horizonte

Las Joyas de cristal

terribles y pesadas

en la testa del rey

su voluntad palidece."

Fue entonces que el caminante con melena color cuervo escuchaba siempre silente los versos del afligido Salah. Conmovido por sus palabras se le acercó y con mano de piel suave ignorante de los trabajos en el campo tocó el hombro del joven encadenado a la tristeza: "Su excelencia, que el más loable te provea larga vida. Tu pesar mina hermosos diamantes, tu felicidad ha derramar bendiciones, mi deber es dárselas al mundo. Comándame para aliviar tu corazón".

El joven atormentado viendo el desgaste en los ropajes del caminante y juzgando sinceras sus palabras, miel de sanos y enfermos, abriosé a su compañero en labios al deseo de su corazón: "Soy un desgraciado, mi padre y el emir de los sultanes me han regalado un jardín de virtudes, mas no encuentro dulzura en sus frutos ¿Cómo puede ser pleno un hombre dedicándose al deber heredado?"

El caminante conocía de forma clara que no existe amor verdadero al bien que no es propio, nadie a demás de él conocía el placer y desdicha de tal afán tan bien. El matrimonio sin compromiso del alma sólo seduce cuernos y vilezas: "Amo de mi ser, la sangre tiñe por igual el bastón del anciano soldado y la espada del joven guerrero, es la tortura del infiel y bendición para los profetas. Es en la fe sobre nuestros actos que el bruto se convierte en sabio. Nuestra verdadera fe inculca el amor al hermano musulmán y a toda obra de Dios, porque no existe mayor grandeza que la de él, de ese amor a los demás proviene el cariño propio y la paz del justo.

Fue así que Salah, el portador de dudas, derramó la primera alegría, aquella del perdido que encuentra el sendero al hogar. la primera bendición del caminante.

Con la desdicha, ahora una vela apagada, Salah se dirigió a su nuevo siervo y amigo: "Del amor a tus palabras la arena se borra de mis ojos, pero la tormenta surca todo rincón. Acompáñame esclavo, que tu deber sea mi sonrisa y yo a cambio te brindaré protección y te llenaré de dicha".

Con alegría en su corazón por haber encontrado a un amo hermoso y justo, el caminante agradeció a Ala, grande sea su nombre y suene en los corazones de todos, arrodillosé entonces y mostro gratitud besando los pies del hijo de su excelencia el visir.

Regresaron esa noche al palacio donde el padre de Salah ofreció al visitante comida como sólo se puede ver ahora en su mesa, luz de los fieles, también le regaló sedas enjoyadas y sitio como esclavo agraciado entre los sirvientes al visir después de escuchar como había derrotado la creciente espina en su hijo.

Ya acabados los vinos y la luna pasada su punto más alto cuando se cumplió el placer de compartir velada con el sultán, en la cual disfrutaron dátiles con la dulzura de una amante virgen y música de cítaras doradas tocadas por bellas jóvenes con manos de pétalos y rostros de luna.

Una vez satisfecha su sed, el señor de la fe en toda la tierra se dirigió al caminante: "Esclavo, en mi bondad te entrego el regalo de mi voz y atención. Responde ahora agraciado como eres ¿Cuál es tu tierra, tu fe y tu misión?". Dichoso y con las estrellas reflejadas en el pozo de sus ojos el caminante respondió: "Mi tierra, aunque bella, no se compara a la vastedad de sus jardines, ni a la hermosura del cuarzo en la piel de sus esclavas, mía es la tierra donde nace la raza de bronce, diez veces más lejana que las costas de Grecia, mi tierra es aquella donde no se conocen los caballos, y su distancia entre mares se cruza en cuarenta días a vuelo de halcón. Mi fe es la del único dios y su profeta, gloria a aquellos que resguardan su palabra. La fe del amor a los hombres y del ascetismo, la fe de la cual su majestad es emir a todo paragón. Mi misión es la del poeta, encontrar belleza en la obra de Dios y regalarla a los corazones musulmanes con el arte de cavar lo precioso de sus almas y entregárselos envuelto en perfumes y telas maravillosas, para que sus vidas se afirmen como tesoro y toda la tierra se enriquezca."

Conforme, el sultán agregó: "Que los obsequios que des encuentren su recompensa, querido esclavo" El caminante se derrumbo en llanto ante todo el cariño empleado en ese deseo del glorioso emir.

Llegaba ya el amanecer cuando se le permitió al caminante el cobijo de un techo, pieles finas de las montañas para cubrirlo y el aromático aceite de Drunna para velar su sueño.

Al cenit, el caminante buscaba el frescor de las fuentes, cavilando sobre su excelente fortuna, los pasos ligeros de una dama se detuvieron a su lado. Saliendo de las imágenes que se crea un hombre al imaginar el futuro, la vista que le regaló el oro y plata del sol consumió su corazón; Con sedas arrancadas del lapislázuli del cielo y los ojos del turquesa puro como el mar, la delgada y excelsa figura que no podían esconder las telas levanto su velo para mostrar labios pequeños color vino, piel de cervatillo hermoso y una nariz que le daba el perfil agraciado del amor mismo si fuera posible que andará en pies de mujer. Haciéndole compañía un rechoncho eunuco marroquí.


Con voz nacida para cantar alabanzas en las mismas esferas, la beldad pronunció: "Caminante y esclavo, el visir y mi bendito padre el sultán me dieron aviso de tu estancia. Dime como sirviente y como amigo ¿Qué filosofía has encontrado en tus caminos?"

Escuchando la pregunta en voz encarnación tangible del canto de todas las aves, el caminante, sosteniendo con el puño derecho su pecho sobre el corazón, se dobló en estertor de dolor. "Doblemente bendita por ser hija del sultán, excuse por el achaque en mi cuerpo que demuestro. La filosofía que he buscado es la del amor en mis viajes, y es ante su mirada que lo confirmo precioso oasis de felicidad, que es en tu presencia que la he encontrado. El alma de mi ser grita para escapar, de ahí mi dolor" Fue así que el caminante, de rodillas ante la princesa primera derramó lágrimas de la mayor felicidad, la del hombre correcto que encuentra todo el amor de dios personificado. Llenando así de besos los enjoyados pies de su dueña.

"Levántate esclavo y dime, si eres el buscador y amante de la felicidad en tus hermanos ¿Cómo puedes hacerme feliz?" A lo que el esclavo respondió: "Veo en tus ojos el cielo de todos los horizontes, en tu boca, el rubí más perfecto, en tu cabello, el azabache del cual nace el arte, en tus manos, el mayor obsequio de todos los futuros y en lo que cubren tus sedas, el amor de dios el único y lo que desea dar a todos los hombres. Pero sé bien que sólo existe la mayor proeza de felicidad en el que es más grande que el profeta, y que aún el señor de la tierra y la más virtuosa persona esconde un deje de tristeza. Mi labor es de esclavo y poeta, por eso te digo princesa de infinita gracia: Tú que posees todas las gracias y virtudes, entrégalas sin mesura, a tu padre, a quien te ame y al hombre que has de desposar, si tu deber es el de esposa y reina, realízalo contenta y en entrega sabiendo que aún en la muerte tu recompensa será la alegría y las transiciones del paraíso. Para llenarte de dicha aún en la mayor pobreza, recuerda el haber obsequiado un poco de lo que eres como belleza y seguidora de la fe verdadera. No hay mayor deber que hacer feliz, sea con acto o palabra a los demás, cumpliendo esto, la mayor pena incluso será dicha".

Así, en sonrisa con el nácar de las más valiosas perlas, la princesa alego no sin cierto enojo en el timbre agraciado: "Atrevido esclavo al hablarme de la dicha a mí, en mi deber y sobre las recompensas de la muerte, de la muerte hablas tú a la vista de la hija del justísimo señor de la tierra. No soy ni seré capricho de cualquier deseo, conozco mi fe y el papel de mi persona, eres un esclavo muy atrevido"

Ante esto, el esclavo respondió de misma forma, en sonrisa, y abrazó el precioso diamante del reino que era la princesa.

Con voz de dulce leche la dama pronunció: "Pero has demostrado ser el mejor de los amigos, recordándome lo que sé sin pensarlo, por darle palabras al deseo de mi corazón, por señalar que la carne más suave se seca y que siendo verdadera a quienes quiero, todo el amor y todas las bondades bajo el reino del gran dios serán mías. Con este beso, te entrego otra joya de tu interminable búsqueda del tesoro en todo humano"

Yaciendo en gozo al reflejo del agua, se despidieron los amigos.

Así pasaron muchos veranos en la ciudad oh querido emir de los sultanes, el caminante regalaba consejo y sin ser imán lograba comandar la dedicación a Dios en todos cuantos le dirigían palabra. Antes de esclavo, siempre se le llamó amigo, inclusive en la sustitución del viejo sultán al llegar su momento, el marido de la princesa no podía ser más bello y más justo en su reinado. Salah tomó su lugar como el visir más sabio y el reino ganó fama de ser el lugar con las personas con mayores conocimientos, sin igual en el cariño por sus hermanos musulmanes y aquellos ejemplares en la alabanza.

Todo lo que provenía de la ciudad era muestra de lo correcto, aún en la guerra no se conoció mayor honor y justicia para con el enemigo en el campo de batalla y los resultados de su enfrenta. Había incluso que los mezquinos y envidiosos detenían sus ardides, por ser barrera impenetrable la bondad de la mayoría de sus habitantes.

Tanto tiempo pasó colmada en bendiciones, que el carbón en la melena del caminante se transformo en ceniza, el amatista de sus ojos en humo platinado y el estertor de su risa en lisonja y carcajada. Su ejemplo siempre predicó un amor que se extendió por toda la tierra.



Fue entonces, que una tarde, en la misma fuente de aquel mediodía, el entonces gloria de los tiempos, su esposa la reina y su visir Salah llegaron en conjunto a presentar visita y respeto al caminante, que ciego, por el brillo de tanto tesoro encontrado en las personas, lloraba inconsolable sin reparo. La reina, con la belleza que sólo la edad y la constante alegría puede dar, en palabras de oro se dirigió a su amigo: "Ahora sé que el paraíso está lejos de los campos de nuestra majestad, si el minero de dicha entristece con todas las riquezas del mundo." "Mis amigos" con voz entrecortada decía el anciano en otrora visitante. "Debo confesarme antes de rendirme al más loable, alabado sea su nombre. Sé que el fin de mi tiempo en su compañía se acerca, y debo decirles lo que en mi condenada alma es verdadero; La luna llena antes de la bendición de conocerlos y serviles, había llevado por ya un tiempo el oficio de ladrón, desde el final del Nilo hasta la tierra de los nómadas al este de Persia, el nombre de los dioses me era bilis en la boca y lo escupía sin diferenciar, usurpando vidas y tomando por fuerza la flor de las mujeres contra su virtud y buena costumbre. Fui compañero de bribones y truhanes. Algunas incursiones me permitieron en repetidas ocasiones despojar de amuletos y secretos las doradas torres de muchos sabios y magos, así mi vida fue larga en juventud cuando ya hijos míos acaecían por su vejez, con la salud de los eternos hasta esa noche. Había traicionado a mi pandilla de ladronzuelos envenenándolos con cicuta griega en sus bebidas, para hacer sólo mía la vasija del gran mago Muddaththir, la cual decían, cumplía todos los deseos, sabía como usarla gracias a pergaminos antediluvicos que había extraído de la gran biblioteca en la ciudad del gran faro mediterráneo; Con ayuno y sin bebida alguna en mi sangre por dos días, recité el conjuro y quebré la vasija. Ante mí, un imponente Djinn hijo del viento se cernía en gloria que hacía palidecer las mayores majestades de todos los reinos y en voz de trueno me hablo: Hijo de Adán, penante de Eva, el hechizo pone a tus pies el poder de todos los reyes. Comanda tu sueño y obtén tu recompensa. Con lujuria de poder, quería todo, las mujeres más bellas en un harem de terciopelos, un palacio para rivalizar con el del cielo, las joyas más perfectas para adornar mi frente, los manjares de mayor delicia en el universo que conociera el espíritu del aire que me servía, todo, y así fue como lo expresé: Hazme dueño de los tesoros más valiosos en el mundo, yo que en mi inteligencia y audacia soy rival incluso de los diablos y los ángeles, exijo mi lugar justo en el universo. Los ojos del Djinn con el infinito en sus pupilas me humillo gritando: Tonto y necio, has querido insultar la obra del más sagrado con tu soberbia, incluso robaste y con arcana nigromante prohibida por la ley última me has extraído de mi amo. Si tu sueño es eso, que se cumpla. Obtendrás el mayor tesoro de todos, la amistad y cariño fiel de los hombres, cada día del resto de lo que será tu vida finita, cultivarás esa tierra, todo lo que desearás será la felicidad de tu hermano. Ninguna banalidad encontrará suelo fértil en tu alma, una vez maldito porque en la soledad, la desdicha gritará sin fin en tu cabeza, pero jamás será reflejo en tu semblante para que tus amigos te conforten, dos veces maldito, porque tu unión con mujer jamás dará semilla, así lo que realmente eres no vuelva a ver la arena, y tres veces maldito porque al final de tu tiempo entre los mortales confesarás quien eres para que conozcas lo desdichado que fuiste desde este día, al apagarse tu carne, la luz de tu alma se extinguirá en olvido, ninguno de tus amigos conocerá tu tristeza y traición que cometes cada noche a tu naturaleza vil ni recordara la procedencia de tu nombre. Vete con la certeza de que no conocerás gloria alguna del paraíso o la otra vida, tú, ahora el más pobre de los ladrones."

Con esa última confesión, el amigo, el caminante, el criminal, fue visitado por la portadora de desdichas y tragedias.



El bondadoso sultán, su hermosa esposa y su justo visir sentían pena de encontrarse frente al cadáver de un anciano ciego, falto de vida y lleno de pesar. Como acto de buen musulmán le dieron entierro, y por más que buscaron registro en la memoria de la ciudad y sus habitantes, nadie reconoció el difunto.

Así fue olvidado el mejor amigo de los sabios, reyes y pobres en toda la tierra, sin recompensa, tierra, semilla o recuerdo que le diera vida a su obra.

Benditos aquellos que minan esos diamantes con la certeza de la gloria eterna.


Despuntaba el alba en las habitaciones del sultán, él y su esposa de sublime belleza yacían fascinados por aquella nueva historia que Sherezada contaba después de tantos años.

La mujer, aún con voz de soprano y la magia del bardo en sus palabras había contado en juventud durante mil noches otras narraciones al entonces joven sultán, con la garganta cansada a pesar de los dorados vinos, la anciana intuyo el cansancio y brillo de curiosidad en el emir de los eones.

"El sol despierta y al reparo nos debemos, y si desea saber como es que Rashid el justo arrancó del olvido la historia del caminante, que dios nos permita otra noche"

EL sultán, como lo había hecho más de tres veces trescientos desde que tomará una noche la flor de Sherezada y su hermana, ordeno descanso, deseo larga vida a la contadora de historias y soñó con otro día de amor a su vida.




AL FIN, UN CUENTO DE MI AUTORIA, EL CUAL ES MERA FICCIÓN. LAS ILUSTRACIONES SON DE EDMUND DULAC Y MAXFIELD PARRISH, PARA SUS VERSIONES DE ARABIAN NIGHTS, O LAS MIL Y UNA NOCHES COMO LAS CONOCEMOS POR ACÁ. APRECIARE DE SOBREMANERA SUS CRITICAS

21 nov. 2009

Gato Negro (flickr update)


Gato Negro, originalmente cargada por nicaprio.

Un par de fotos de un viaje a Xohimilco, a ver el verdor y cambiar la suerte.

Ya saben, le dan click a la foto y los manda a mi colección de fotillos

Lo que viene


Han sido unos días terribles en verdad. Atormentado por los pensamientos reptantes y escondidos que surgen en solitario confín del colchon, he ideado un par de cuentos, ya están escritos, sólo hay que transcribirlos. Los verán pronto.

Verdaderas ficciones, no la falsa verdad sobre mí que siempre escribo.

Sólo para que supieran, que sí estoy trabajando en el blog.

16 nov. 2009

Música de Fondo para un Drama #2


TRACK 2: DEAR DARKNESS - PJ HARVEY - WHITE CHALK

Con el rostro sobre la tierra, con la cabeza ladeada como si fueramos victima de puñaladas en la espalda, derramando agua de ojos y boca en vez de lo que se supondría debería de ser líquidos corporales más fundamentales, con la mirada muerta y al vacío, siendo cadáveres que respiran, muñecas olvidadas por un amo ofendido en la basura del solario, tendidos dejamos de pensar y sentimos el picante y poco cálido sol que borra nuestros colores, la podredumbre comenzando a adueñarse de nuestra cabellera con su polvo, ramas, tierra y plumas. No importa que hicimos, si lo merecimos o no, lo que pasó o pudiera o podría pensar quien nos dejó ahí a merced de las nubes y los perros. Sólo nosotros goteando, descomponiendonos, hasta que llega el abrazo, es oscuridad de invierno, carencia de cielos o cualquier otra esféra. Es tan cómodo al andar falto de pensamiento que la sombra te cubra, la quieres, la deseas, la amas como ya no puedes querer a tu dueño, como ya no puedes conceptualizar al que en busca de mejores bríos dicidió regalarte a los elementos de la tierra.

Tanto ha hecho la oscuridad por nosotros, tanto hemos hecho por ella, incluso cuando todos los demás eran felices, nosotros, solos en nuestra cama, nos entregamos un poco a ella. Nos debe un poco, ojalá pudiera pagarlo con todo el amor para aquellos a quienes amamos, a los que extrañamos, a los que nos hicieron ésto.

De eso se trata la canción.



Dear darkness
Dear darkness
Won't you cover, cover
Me again?

Dear darkness
Dear
I've been your friend
For many years

Won't you do this for me?
Dearest darkness
And cover me from the sun

And the words tightening
The words are tightening
Around my throat

And, and...

Around the throat of the one I love
Tightening, tightening, tightening
Around the throat of the one I love
Tightening, tightening, tightening

Dear darkness
Dear darkness
Now it's your time to look after us
'Cause we kept you clothed
We kept in business
When everyone else was having good luck

So now it's your time
Time to pay
To pay me and the one I love
With the worldly goods you've stashed away
With all the things you
Took from us


DESCARGA LA CANCIÓN


15 nov. 2009

Desfile de Muertos (Flickr update)


Desfile de Muertos, originalmente cargada por nicaprio.

Cada miercoles anterior al día de muertos, en la UNAM un desfile marcha de la explanada en la facultad de medicina hasta los jardines de rectoría y la biblioteca central, donde las ofrendas a los muertos yacen. Marchan dramatizando épocas de muerte anteriores en México.

Una foto de las personas en los años cincuenta y sus fantasmas de cabaret y humo de cigarrillos.

Nueva foto a mi colección de Flickr, como siempre, le dan click sobre la imágen y los lleva a mis fotos

14 nov. 2009

Música de Fondo para un Drama #1


Miss Golightly Epistemology, originalmente cargada por 9 0 0 0.



Como una respuesta analoga al proyecto "10 canciones de desamor" de mi amigo Pablo en su blog TODO LO HUMANO ME ES AJENO. He aquí mi selección de mismo tópico, con la canción para escucharla, descargarla, leer la letra y una pequeña impresión.

El proyecto se trama que sea a diez entregas, veamos que pasa.


TRACK 1 : LETTER TO HERMIONE - DAVID BOWIE - SPACE ODDITY

Esta canción no es un gran hit, ni tampoco la composición más asombrosa o el contenido musical fresco, elegante o inovador. Pero es la canción de amor del Space Oddity, de la historia de este astronauta y su viaje lejos de un hogar al que jamás volvera, sobre una (¿unas?) mujer que no verá núnca más.

El propósito de la carta en esta ocasión es dar un poco de amor al recuerdo de una dama, que es féliz tal vez en otro lado, tal vez con alguien más. Al estar lejos podemos crear spejismos de que aún nos quiere, aún piensa en nosotros, de que tal vez quiera regresar.

He aquí la canción, la letra, y hasta abajo el link para descargarla. La ilustración es de 9000, un muchacho con cosas bien bonitas y curiosas, si le dan click a la imágen, los lleva a su colección de ilustraciones





The hand that wrote this letter
Sweeps the pillow clean.
So rest your head and read a treasured dream.
I care for no one else but you.
I tear my soul to cease the pain.
I think maybe you feel the same,
What can we do?
I'm not quite sure what we're supposed to do.
So I've been writing just for you.
They say your life is going very well.
They say you sparkle like a different girl.
But something tells me that you hide
When all the world is warm and tired.
You cry a little in the dark,
Well so do I.
I'm not quite sure what you're supposed to say,
But I can see it's not okay.
He makes you laugh
He brings you out in style.
He treats you well
And makes you up real fine.
And when he's strong,
He's strong for you.
And when you kiss
It's something new.
But did you ever call my name
Just by mistake?
I'm not quite sure what I'm supposed to do.
So I'll just write some love to you.


LINK A LA CANCIÓN

8 nov. 2009

Palette de Agua y Tierra (Flickr Update)


Palette de Agua y Tierra, originalmente cargada por nicaprio.

Después de una semana, una imágen que me parece decente, El Lago del Bosque de Aragón aquí en la ciudad, es un lugar feo y triste, contaminado, con orillas de oxído y algas, agua verde, sucia de polen, pero aún así, su zoológico, precioso.

Dentro de toda está basura olvidada como centro recreativo hace algunas decádas, aquí una paleta de colores, de lo que todavía puede hacer el cielo de otoño sobre la porquería en la tierra.

COMO EN CADA OCASIÓN, LE DAN CLICK A LA FOTO Y LOS MANDA A MI COLECCIÓN DE FLICKR

7 nov. 2009

Natalia se fue

Me enteré el jueves, terrible día, que escapabas de la prisión de cerros con fondo de alcantarilla que es este lugar. Viendo "Bodas de Sangre" en el teatro, con sus malos actores de Chimalhuacan supé que desgranándose el tiempo todos los "quizas" se volvían lentamente en "hubiera". Llegué a mi casa a paso torcido y desganado queriendo hablarte, no me atreví, al día siguiente salí de mi casa con mi entera colección de frío queriendo buscarte, pasé frente a tu ahora pasada casa queriendo gritar, no lo hice, me dirigí al teatro nuevamente, la obra se llamaba "Mario", y empezaba con un grupo visitando un parque, con una Natalia esperando a alguien, al llegar esa persona, le grito, le dio unas llaves y se fue. El personaje explica a otra mujer en la banca: "Después de cinco años de relación me entrego mis llaves y su fue enojada". Pensé que era un puto chiste, que la vida pública no se trasnforma en una obra si no la haces tú, pero eso sucedio. Ya después se trataba de otra cosa, pero ese inicio fue terrible ¿Qué hacía yo ahí mientras mi Natalia de cinco años corría de mí enojada a otro lugar demasiado lejos para ir aún en la noche de más tristeza queriendo el perdón de sus labios? La obra termina con el mensaje de que la vida tiene sus problemas, las personas tienen sus secretos, nada tiene solución, pero la gente que te quiere está ahí para hacerlo llevadero, para hacer de la vida un posible.

Ahora que te vas y todos los demás ya también corrieron es lo que hace mi existencia intolerable, que yo no tenía ya esas amistades a la mano para refugiarme en sus risas y buenas intenciones, muchos tiran la monedaa este pordiosero de cariño, pero nadie extiende la mano para hacerlos ceniza con él. Y tú te vas. Salí de la sala de ese negro foro y fuí corriendo a otro teatro a ver un concurso de danza, con sus mujeres guapas de cabello recogido, maquillaje simple, zapatos planos y preciosos cuerpos orbitados por grupos de hombres homosexuales, no pudé, me quede en una banca de reforma frente al teatro llorando, pensando en todas las cabronadas que te hice a lo largo de los años, y no me sorprendio hallarme solo, falto de perdón por tí, avido por él más que otra cosa, con tal eléctricidad pululando en mi piel, cortando mi respiración, amenazando ser ataque de ansiedad. El deseo de verte me invadio nuevamente, salí hacía otra dirección, a ver el último gran "amigo" que me queda en la ciudad, no sirvio de nada, sólo me reafirmo eso, que tú ya no estarías.

Apareces como ilusión nuevamente, demasiado tarde, sin sentido ahora porque ya no podré verte jamás sino te busco por el cáribe. Me estoy desvaneciendo, se me acortan los dedos sobre el teclado...

Te amo, te extraño, me haces falta, toda tú, tu risa, tus caricias, tu amistad, mi vida que te llevaste por mi culpa. Regresa...

...Tonto de mí.

Se féliz con Kuri, y todos allá.

Yo me retiro como la ilusión falsa que siempre fuí, el que aceptó tu amor y te amaba,te ama y entiende el enojo y que el jamás quieras verme, aunque no lo demostré. Este cabrón cuyo recuerdo ahora tanto te enoja se morira aquí, con su millón de palabras sin decir ahora que es tarde.




Te amo Natalia, adiós.

5 nov. 2009

Maqueta de frío + Idea Musical


Una vez que llegue, me quedo con ustedes, coleccionando frío para hacerlo venerable objeto de mi buró, justo como mis canicas, de las que me quedan pocas, pero aún completan un set. Primero un frío marmoleado, uno de ojo felino, un par de fríos "gotitas de agua", incluso en las noches a veces reclamo chiras sobre unos fríos bombochos, a veces recojo fríos pérdidos de alguien más, porque "Uca, uca, el que lo encuentre se lo emboruca". Es muy fácil, la mañanas llenas de frío, los saludos atascados, las palabras de mi familia rebozan cual fuente de palacio fránces, en las calles, frío, en la lectura, frío, en mis cajones y sus fotos, un glaciar entero, y se pegan secos a los calcetines, a los dedos, al cabello, a veces a los dientes dejando su sabor limón que parece imposible que provenga de una fruta trópical. Cuando quieran uno se los obsequio de mi bolsillo, para un animo quemante o una bebida tibia, siempre funciona.

Como parece mi cama una hielera y su paisaje reducido, alguna vez vi paseandose pingüinos por los cobertores y orcas nadando por las sabánas, pero jamás una aurora por los picos que forman mis rodillas, el sol ni su fantasía se asoma aquí. Cuando me acuesto acampo con un trineo de doce perros llamados en jauría "madrugada", con una lamparita y un café que sin estar demasiado caliente quema. Así es el frío en mis muebles y que rellena el espacio que no ocupo, hasta el día en que me convierta o acepte como frío, y transformarme en el poste de un polo que no existe.

Me voy a hacer una bandera con escudo de hielos eternos, dedicaré la conquista del desierto blanco a memoria de mi tierra y sus reinas del mismo cristal, avanzando una noche con sus semestres continuos de duración a la vez. Agua congelandose en vez de calcio creciendo en los huesos, viento cortando mi rostro al exhalar, pura nieve derramandose de mi nariz. Soy paisaje pálido que tiembla, con sangre dulce y negra donde nada vive, con pelaje cano queriendo absorber un verano que no llega, tan olvidado por sus habitantes, tan olvidado que ya nadie lo extraña. Gotas, gotas luminosas de aceite en el agua que es el firmamento, se cuentan por millones ellas y su lejanía, luces viejas de hornos distantes, por seguro muchas muertas, que apenas me llega su luz con gran retraso, algunas se caén, pero jamás las podré tocar.




LINK PARA DESCARGAR LA CANCIÓN


Si hay algo que entiende Leonard Cohen, es la naturaleza tonta del hombre, cmo género, no como humanidad. La canción me llega, porque escribo ésto, en vez de correr a los brazos de esa mujer antes de que desaparezca para siempre.

Maybe I'm still hurting
I can't turn the other cheek
But you know that I still love you
It's just that I can't speak
I looked for you in everyone
And they called me on that too
I lived alone but I was only
Coming back to you
Ah they're shutting down the factory now
Just when all the bills are due
And the fields they're under lock and key
Tho' the rain and the sun come through
And springtime starts but then it stops
In the name of something new
And all the senses rise against this
Coming back to you

And they're handing down my sentence now
And I know what I must do
Another mile of silence while I'm
Coming back to you

There are many in your life
And many still to be
Since you are a shining light
There's many that you'll see
But I have to deal with envy
When you choose the precious few
Who've left their pride on the other side of
Coming back to you

Even in your arms I know
I'll never get it right
Even when you bend to give me
Comfort in the night
I've got to have your word on this
Or none of it is true
And all I've said was just instead of
Coming back to you

HOME OF THE VAIN
, De ahí saqué la foto, sensual y triste colección, como la mujer

4 nov. 2009

Me ha pedido que la deje de soñar. Palabras de Giselle para el Adios

Ya me abrí un poco más, la respuesta a mis palabras ha sido de despedidas y con ella la soledad se agranda, las malas costumbres se quejan y el peso se vuelve mucho menor en instantes.


ESCRITO POR GISELLE, NOVIEMBRE 3

"Bien, dices que te sientes tan mal, que en tu corazón hay una espina o una llama que no puedes apagar. fijate bien en todo esto que te digo... es un secreto que voy a compartir contigo: tienes un corazón fragmentado, un corazón hecho trizas de puras ilusiones, el corazón arde, y las llamas te consumen vivo, pero no puedes permitir calcinarte completo, el corazón lucha por mantener su ritmo. quizá te robaron un pedazo, y aún ardiendo lo dejaron al borde de un peñasco, flotando, calentando, calor que te roban para iluminar... quetzal, mira al horizonte, cuando no necesites luz que te alumbre, verás a lo lejos, lo más lejos que pueda alcanzar tu visión, en el horizonte, a tu corazón, es aquel castigado por los dioses, aquel que sostiene el cielo día y noche, sin él, nos caería el cielo encima, si él, el frío nos consumiría. Quetzal, date cuenta de que eso que está hasta el horizonte es un pedazo de tu corazón, el pedazo que tu pecho perdio: ¿no es mejor pensar todo ese espacio abrazado por tu corazón? entre tú y el que te robó el corazón, un mundo. Ahora, puedes sanar tu corazón, nadie más lo va a sanar, podría tomarlo entre mis manos (y ganas no me han faltado) para sobarlo, darle calor, apapacharlo, porque cuando no se escucha más que el ruido del dolor, el único instante de silencio viene con la ternura, tu arma secreta será la ternura. Si yo tomara tu corazón, lo sobara, lo abrazara, lo curara... seguiría más allá, lo completaría, le daría más calor, lo limaría, esculpiría en él para que quedara muy acorde al mío. Afortunadamente no puedo agarrar así tu corazón, he salido corriendo a reclamarle al horizonte, y me dijo que no puede darme lo que pido, que no soy quien debe comenzar a poner nombres, porque quetzal, entre tú y tu pedazo faltante hay un mundo, y el cómo lo trates sólo a tí te corresponde. Carpicho de la vida existir, sería mucho más fácil que no hubiera nada, ¿pero quien fue el que se molestó en hacernos caminar por acá? quetzal, tu dolor es vida, es un milagro, tu dolor está esperando a ser curado. Deja que arda, y no se consumirá, deja que arda estando pendiente de lo que te acabo de decir, tu sabes que haces con ese mundo que depende de tu abrazo. quizá un día explote, y no esté más limitado, se vuelva aire, que nosotros respiramos, aire amor que abraza todo. quetzal, si tú quieres, mantener ese querer es tú responsabilidad, si tu corazón ya no aguanta más dolor, dale ternura a otro corazón, aunque sea al viento corazón... el ardor con ternura se calma y es calor"

"Si el mundo se deshizo, stu deber reconstruirlo. Por hacer honor al capricho que nos tiene vivos. (Tal vez era un idiota, pero pudo ser el inventor de un mundo) ¿Y qué mejor regalo? mi querido, ¡amado poeta iniciado!... ¡¡¡NON SERVIAM MADRE NATURA!!! tus rios ya no serán los mios."

"Yo lloro porque lo necesito, porque mi rostro se hace cuando las lagrimas definen su camino. También pudo beber de un solo sorbo completo el río. Perdón si no puedo hablar de amor."

Pero ¿Cómo le hago ahora que nadie quiere esa ternura?

Adios Giselle, adios.

3 nov. 2009

Apologias


Parece que debo un millón a todo mundo. No pasan las horas sin parecer que le hhecho algo a alguien, pro debe ser por mi condición de pésimo amigo, mal novio, terrible compañero, deficiente amante, y el rastro de experiencias que eso ha dejado en muchas personas a lo largo de los años. Me escribía una amante de otrora:

"Estoy enojada contigo, porque no lo soportaste"
. Justo ayer que paseaba por el panteón me llega ese mensaje.

Me escribe una amiga el fin de semana:

"¿Estás vivo? Sí es así, para matarte yo misma"


Y así me escribía hace una semana una exnovia de ya hace un tiempo:
(sigh)
"....pues me tomó algo de tiempo poder perdonarte (sobre todo porque nunca me pediste perdón)..."


Y ésto no es para reclamarles, para nada, sé que a las tres les debo muchas disculpas, por faltar, por no asistir, por no llegar a tiempo, por no estár, por jamás explicarme, por ser un cobarde, por ser grosero, desconsiderado, patán, mala leche, egoísta, por no abrirles, por mentirles, engañarlas con ardides a mi conveniencia, por no compartir verdaderamente muchas cosas, por callar otras tantas, y así podría seguir con generalidades en mis faltas, y no llegaría muy lejos con unas cuantas miles de palabras. Támpoco lograría de semejante impersonal forma hacía las tres nada siendo específico con este tipo de faltas, y otras tantas que han de escapar a mi razonamiento de las cuales mi misma naturaleza ha de ser artifice ajena a mi siempre selectiva y convenenciera memoria.

También has de saber mi querido lector y lectora, que los mensajes aquí sobresalientes en cursivas son incompletos, porque así siempre he manejado mis espacios, siempre en favor de un drama de auto martirio, y por lo mismo mereces unas cuantas disculpas, ya que lo que se le en mis palabras es verdadero en su fuente que soy yo, pero muchas veces manipulado en su desarrollo de los actos y consecuencias originales, no se dejen engañar, soy un animal y un estafador que no merece su confianza, mas ruega su lástima.

Esa fue mi construcción para el giro argumental, he aquí mi persona, en un terrible acto de sinceridad:

Me disculpo con Giselle, la enojada, por mentirle sobre mi en ese entonces soltería ficticia (Ahora de lo más real y palpable), por querer encontrar en ella el abrazo sin juicios que no encontraba en los brazos de mi novia, por después no hablarle, eso fue por que no tenía trabajo ni dinero para costear llamadas, por huir de ella y no abrirle la puerta, porque estaba avergonzado de quien era, de lo que había hecho, de como me veía, de como no podía siquiera pagar mi comida, y de que no podía soportar una mirada de cariño sobr mi mounstruosa persona, sí, huía de tí, pero por vergunza, no porque no te quisiera.

Me disculpo con Aida, la jurada asesina, por faltar a tu cumpleaños, por mentir ligeramente que no tenía miedo de ver a Natalia y los ojos de los demás creando opiniones sobre eso, por jamás poder ser nada más que una compañia y núnca un verdadero amigo dspués de tantos años de conocernos, por no tener la confianza de confesarme atí, mi única amiga al momento, una disculpa.

(sigh) Y ahora, el último acto de mi bien adornado drama barato, con total sinceridad y sin cuerdas de seguridad, creanme, en la pista las serpientes son reales, llenas de veneno, los tigres son furiosos y de colmillos hambrientos, no existio previo ensayo, es cosa de una noche damas y caballeros:

Quiero pedirle disculpas a Natalia, por ser necio y aburrido a muchos tiempos, por jamás hablarle claramente de como me sentía en tantas ocasiones de lunas juntos por mucho tiempo, por no saberle compartir en ninguna ocasión lágrimas de mi tristeza para que las transmutara en su copa de amistad, por despreciar el ofreciemiento de su amoroso abrazo ese par de ocasiones, por mentirle con mis pulidas máscaras de crueldad, por no ser tan libre y desinteresado de acto y espirítu como creo lo soy para lo que fue con ella y sus proposiciones, por cuando salio corriendo no salir trás de ella buscando su perdón, por al final no serle sincero con las palabras de que deseaba su amor, su amistad y su cariño, que había buscado a Giselle por el descubriminto último de un hombro donde si podía llorar en ese momento, no realmente por otra cosa, era por eso, por una comprensión y díalogo que no era una pelea de argumentos, sólo cariño sin lo que me parecía eran reclamos o dudas, y aún hoy día siendo ligeramente cínico puedo decir que ahora sé lo equivocado que estaba, de traicionar principios y lo peor de todo lo que fue engatuzar a Giselle y Natalia en eso, para mi conveniencia, para quedarme con lo mejor que me ofrecían mañanas de amistad y risas, noches de un abrazo perfumado y miradas de simple deseo. Perdón por no demostrate lo mucho y especial que eras sólo tratandote como una amiga a la que se le tiene demasiado cariño, por no responder a tu líbido y en otras tantas ocasiones a tus abrazos y sacrificios.

Principalmente por no ser abierto con risas, dolores y llanto como merecías, por no sacrificar nada que me era importante por tí, y por eso, al final huir de tí.

Veanlo madmoiselles & chevaliers, las costillas que muestra son de su pecho, lo oscuro y palpitante realmente son sus órganos, eso no se puede ver en cualquier lado de forma tan cruda y directa querido público, pero miren, parece que va a saltar todavía:

Contemplenme ahora, sin escuela ni intéreses verdaderos, sólo viendo el sol salir y esconderse realizando actividades sólo para pasar el tiempo y parecer felíz, el farol de similar alguien interesante y coherente, a veces incluso inteligente y sin miedo; La verdad es que paso todo mi tiempo libre como aesteta buscando el cariño que yo mismo no pude dar en imágenes, fotos, cuadros y experiencias de supuestos cultos, pensando que ese orgullo pasajero de encontrar belleza en obras rellena la carencia de amigos cercanos, del amor de otros, que me haga creer que mi trabajo no es tan horrible, mi misería no tan grande y mi obra no tan mala e insatisfactoria como me parece es, que mi fe tiene cierta esperanza, que mi soledad e incapacidad de compartir es sólo un autoimpuesto engaño. Que en este momento no deseo realmente salir y llorar a los pies de ustedes, que no despierto cada noche y me voy a dormir deseando desaparecer en la muerte, que es sólo mi ego buscando atención.

Porque eso hago, em voy a pasear a los panteones para limpiar mi cara sobre las tumbas y saber que aún mi muerte me hará más insignificante, voy a los parques para contemplar el vació en un lago de verde podredumbre, escucho música para llorar con un mejor pretexto que mis pensamientos, voy a los museos para sentir que alguien puede sentir fascinación por las mismas estupideces y creer que el mundo es bello.

Para no pensar en acabar con mis memorias y desaparecer, alejarme, dejar de hacerles mal, ser olvidado por todos ustedes en unos meses, porque también creo tener cierta importancía en su pensamiento, tengo el puto orgullo así de grande para creer eso.

Tengan un poco de compasión, diganme que les importo, que me extrañan un poquito, mientanme con eso, alguien, realmente lo necesito. No me hablen de futuros,d e carreras, de tesis, de proyectos, sólo diganme que me quieren un poco, con eso basta, les responderé de la misma forma pero con total sinceridad.

Estoy muy solo, no paro de llorar día a día, y sé que me hice eso, por eso busco tanto a mis "amigos", para no quedarme como ahora en una noche sin compañía ni siquiera de la familia que me desprecia.

Por eso las apologías, disculpen, perdonen si pueden,dejenme acercarme a ustedes, los necesito para vivir. Me doy cuenta tarde, como siempre pasa, en mi peor momento regreso arrastrandome ¿Cómo si soy este monstruo que ven podría ser diferente?

Porque toda mi vida mi único propósito fue compartir, y ahora que no hay nadie, no tiene sentido, sólo mi circo de balnco y verde, para parecer que es algo creativo y no un grito de suplica.

¿Lo vieron? Un acto como ese no se observa por el tiempo que pagaron, tal vez algunos anden confundidos, y no es para menos ¿Volverá haber un acto así, es real, es ficticio, otro engaño y fantoche? Juzguenlo por el acto mismo señores. No se acerquen a él, sé bien que mucho tendrán buenas intenciones, pero no lo molesten, es un artista del dolor, no hagan nada sino es completamente abierto y sincero o podrían hacerle más daño, es delicado, sí señor, no lo invite a comer sino quiere realmente hacerlo su mejor amigo, señora, no deje que la vea, corre el risgo que le le llene de mocos el hombro y el busto de su vestido.

Si sienten caridad, denle un aplauso, se alimenta de ellos, siempre le dan para otro día de acto.