29 may. 2010

Música de Fondo para un Drama 7


 Me enferma tanto la falta de congruencia, el "Vamos a hablar" que tiene que ser un monologo, porque el decir algo es estar en contra, el opinar algo es estar en contra, el mencionar uno un defecto o una cosa molesta es alta traición, el dudar es como escupir el dogma de la biblico en la cara del papa durante la pascua, donde el hacer otra cosa que estar de acuerdo con lo que te haga sentir miserable, con su ignorancia de quien eres, con sus estúpidas suposiciones cuando jamás te han visto, escuchado o siquiera intentado conocer lo que haces, lo que piensas, lo que opinas, eso te hace el enemigo.

El callarse y escuchar con cara de atento también es grosero, pero es lo menos dañino, es lo que menos te reclamarán por parecer sumiso a sus palabras. Pero no importa lo que se haga, jamás estaría bien, todo lo que se hace, toda la forma en la que se hace es reprobable, pero es la menos reprobable al encontrar una conveniente porque sabes que hacerlo diferente sería sólo buscar un problema más, aún así transformaras la maldita agua en vino no les parecería.

Entonces dicen "Es que no te preocupa hacer nada por tí", pero por supuesto que no me importa sarta de imbeciles animales pendejos, no hay razones para hacerlo, no hay mañana, dios está muerto, el terror crece y crece. Puedo aceptar que existe incertidumbre en el mundo, un sinsentido general en la vida, su camino y su finalidad, que todos mueren solos, pero sino se puede dedicar el amor y la pasión a las cosas a las personas a las que se quiere, sino existe ese cariño propio, por supuesto que no me interesará hacer nada por mí malditos bastardos, por supuesto que no.

Todo inicio porque me dejaste, toda la espiral de decadencia, porque necesito alguien, con quien hablar, querer, compartir, pero como no eres tú, nada se puede hacer.

No sé que hagan cuando no los veo, cuando no los escucho, no puedo ni suponerlo. Sólo vivan sus vidas y vayansé al diablo, he hecho lo mismo con la mía desde hace más de un año.


THE VIOLENT FEMMES - KISS OFF



I need someone, a person to talk to
Someone who'd care, to love
Could it be you? Could it be you?

Situation gets rough, then I start to panic
It's not enough, it's just a habit
Hey kid you're sick
Well darling, this is it

You can all just kiss off into the air
Behind my back I can see them stare
They'll hurt me bad but I won't mind
They'll hurt me bad, they do it all the time
[Yeah yeah]
Yeah, they do it all the time
[Yeah yeah]
They do it all the time
[Do it all the time]
They do it all the time
[Do it all the time]
They do it all the time
Do it all the time

I hope you know that this will go down on your permanent record
Oh yeah?
Well don't get so distressed;
Did I happen to mention that I'm impressed?

I take 1, 1, 1 cuz you left me and
2, 2, 2 for my family and
3, 3, 3 for my heartache and
4, 4, 4 for my headaches! and
5, 5, 5 for my lonely and
6, 6, 6 for my sorrow and
7, 7 for nonono tomorrow and
8, 8 I forget what 8 was for! and
9, 9, 9 for a lost god and
10, 10, 10, 10 for everything
everything everything everything

You can all just kiss off into the air
Behind my back I can see them stare
They'll hurt me bad but I won't mind
They'll hurt me bad, they do it all the time
[Yeah yeah]
Yeah, they do it all the time
[Yeah yeah]
They do it all the time
[Do it all the time]
They do it all the time
[Do it all the time]
They do it all the time
Do it all the time
YA SABEN, LE DAN CLICK DERECHO AL LINK DE LA CANCIÓN Y LE DAN "GUARDAR COMO" Y DESCARGAN LA CANCION

Se murio Dennis Hopper

Dennis Hopper, una pieza de Andy Warhol

Yo hasta hace no mucho sólo reconocía a Dennis como el malo de la película "Máxima Velocidad" y "Waterworld", hasta que un día comencé a ver y a ver grandes fotos con Dennis o de Dennis, entonces supé que era un fotográfo extraordinario. También un día hace no m,ucho ví nuevamente Easy Rider, y para mi sopresa era Dennis, volví a ver Apocalypse Now y ví que el fotojornalista loco era Dennis Hopper.


Luego me dio por leer algunos de sus ensayos, sobre la guerra, sobre la fotografía y desde entonces comencé de vez en cuando al encontrarme algo especial de él a ver más y más.

Entonces me enteré hoy que un gran artista delante y detrás de la cámara y en muchos otros aspectos falleció. Otro de mis hermanos desconocidos murió.


Les dejo un link con información y links para conocer un poquito de un gran artista


“My whole written history is one big lie! I mean, I can't even believe my history.”

28 may. 2010

Querida Ruby (2)



"Supongo que de entre tanta tristeza has de tener buenos momentos, cuentame que te gusta hacer cuando sales de paseo.

Quien sabe, tal vez si quieres un dia vayamos juntos a la cineteca, hace tiempo que no voy."

Querida Ruby:

La tristeza de la cual hablo tanto sólo tiene momentos falsos de lucidez que hacen creer que es algo especial, se transforma en una visión, en premoniciones de lo invisible. Hace pensar que te concentras en cosas realmente importantes y que desarrollas una inmunidad a la miseria colectiva de los tiempos, el clima y el dolor físico. También resalta la experiencia estética, cuando las pinturas te hacen llorar, cuando la música te hace temblar, cuando el violín se convierte en una voz comprensiva, cuando el canto suena a propio de todo ese cúmulo de terrores. El color, lo llena todo de mayores contrastes, también hace que la lluvia queme. Hace el ver un rostro más nítido, a demás de arrugas permite ver la sal acumulada en la boca, el cansancio en los ojos, permite escuchar la pesadez en las otras voces.

Hace de una película un viaje de hora y media por todo el pasado que he vivido, hace de una personaje el amor de mi vida, me hace pensar que el espejo podría reflejar todo menos lo que la realidad es, hace de la duermevela por agotamiento una guerra extraña de voluntad contra imágenes de pesadilla, le da vida a todas las sombras, le da manos y uñas a todas las texturas, hace que el frío tenga un sabor metálico y cítrico al pasar por la garganta, de toda luz una llama de fósforo intolerable sin protección.

Hace de los abrazos una cálida, incómoda y efímera cobija, de un halago crea caricias imaginarias, de la escasa compañía un bien inapreciable y una punzante aguja de la ausencia.  También construye necesidades muy tontas de café dulce y tabaco.

También hace que el más pequeño insulto suene como un clavo de ataúd, agranda la vergüenza de rocío a vendaval y convierte la mirada de una mujer en la cosa más hermosa.

Eso es lo que hace mi tristeza por mí.


Sobre lo que hago cuando salgo, me gusta actuar como un fantasma, me gusta buscar fantasmas; Paseo por los mismo lugares y rutas una y otra vez. Al pasar cerca de algún lugar que fue importante por el momento o la compañía en mi vida, me detengo a sentirlo con melancolía. La paso buscando personas que sé ya ni viven ni frecuentan esos lugares y me da escalofríos cuando algo muy parecido a su imagen se aparece. Me gusta sentarme silente y sólo ver las cosas pasar, pensando e imaginando que son las mismas de antes, de alguna forma sólo repitiéndose. Me gusta reír de esas memorias, derramar lágrimas de esas memorias, observar como los niños pequeños y los animales me ven como una aparición, como el eco de un accidente, el sentir como el demás mundo me ignora sino es para venderme algo. Eso es lo que me gusta hacer cuando paseo yo con mi tristeza. Me hace sentir que me preocupo por cosas más importantes que el tiempo, el clima y el dolor físico.

Ya no me gusta ir al cine, porque no puedo llorar o reír con nadie en el anonimato de la oscuridad con tranquilidad y confianza. Porque ya nadie respeta un momento de maravilla y arte que surge de la interpretación, porque los asientos son muy pequeños, mis piernas muy largas y mi postura al sentarme muy mala. Porque las historias de drama y amor ahora sólo son un episodio largo de telenovela, la ficción y la aventura es para niños y retrasados. El terror son sólo memorias torcidas de lo que veía cuando niño. Por eso ahora me encierro en la esquina que me dan como hogar para ver películas de hace muchos años de personas que creo aún podían ver en la condición humana una expresión y no dinero en nombres, colores o sólo historias de receta. Tampoco me gusta ir a la cineteca, porque está llena de esos fantasmas que busco de forma frecuente y el ir es el pasear por un cementerio, no ver una película.

Pero si algún día quieres salir a un museo, a contemplar formas deseando encontrarte, a salir rodeada de silencios incómodos por la compañía de un tonto, a cansar tus pies por el arrastre de caminar y caminar por pasillos marmóreos intentando encontrar sentido en una descendencia del descontextualismmo colgado de una pared y así empatarlo con tus experiencias de vida. Entonces no dudes en contactarme. Amo hacerlo todo el tiempo, siendo yo incluso el tonto que me acompaña.


27 may. 2010

Turbo Impresiones Sobre Imagenes Turbias (2)


Hace mucho tiempo, la Rusia comunista mando a estos dos al espacio. Hoy me enteré que los perros son lo suficientemente inteligentes para crear fantasías. ¿Qué podría imaginar un perro que se llama "Ardilla" al navegar el espacio viendo la tierra a lo lejos? ¿Qué me imagino yo  que núnca he subido más allá de una pequeña montaña? Supongo que por eso ellos son héroes y yo un tonto triste.



Hace poco leí el artículo nuevo y supuestamente revolucionario de la replicación autónoma de bacterias a partir de un genóma sintético, un pequeño paso sobre el manejo, control y conocimiento sobre millones de pares de bases del código genético de un ser vivo. (Siendo un poco escandalosos y amarillistas. Si supieran lo que se puede hacer con transferencia vertical de genes en medios regulados y viruses mutantes) De la misma forma me encontré con esta imagen de Rachel y Deckard y pienso ahora en esa posibilidad no como información previa a que nos digan que ya crearon velocirraptores con genes suicidas en caso de que se vuelvan muy violentos, sino en que puede ser una nueva posibilidad para encontrar el amor en un futuro.

Sino han visto Blade Runner, matense, ya no son mis amigos.

Nuevamente me he sentido muy solo. He tratado de mantenerme ocupado, con las acuarelas, con proyectos pequeños, viendo muchas películas, leyendo algunas cosas, perdiendome en fantasías complacientes. Camino mucho a veces queriendo picar las ascuas casí extintas de mi libido. Pero es de lo más jodido hacerlo sin nadie por compañía. Tan jodidamente triste, que ahora me la paso riendo, tratando de evitar que la respiración se convierta en jadeo y luego en llanto. No se sorprendan si me ven reír entre dientes muy seguido, es para negar el acto de dejarme caer de rodillas y cubrirme la cara de dolor y vergüenza.


El otro día volví a ver Pulp Fiction y me dí cuenta que Samuel L Jackson tiene razón en ese comercial de Jonathan Glazer, el dinero, si fuera gallinas, no haría a las gallinas malvadas. No es importante por lo que sea que signifique, sino por que lo dice Samuel L Jackson, y eso es lo importante.


Desde que ví ésto, jamás volveré a sentir una experiencia estética y empática con ninguna otra obra como con ésta. Así soy yo, mi mente es un salón hueco, donde las ideas que ponen a trabajar mi cerebro son hamsters jugando ruleta rusa porque es lo que hace el sistema funcionar, porque es lo que les da significado a su existencia y concepción. Bendito sea Robert Bloch, por el guión del francotirador.




Ya no pienso mucho en el mar.

Ya no recuerdo como es...tantos años.

"Entre lo que se pierde y se desea guardo tu nombre como poesía firme para sembrar y perforar las noches que me han dado ficciones y fantasmas de luz."

26 may. 2010

Edificio en insurgentes (Flickr Update)


Edificio en insurgentes, originally uploaded by nicaprio.

Caminando también veo el cielo de vez en cuando y me encuentro con ésto

Ya saben, le dan click y los lleva a mi set de fotos.

17 may. 2010

Cosas que pasan (Werner Herzog es como el hermano que núnca fue)



Hace unos meses tenía una charla de cementerio con un viejo amor, donde me cuestionaba sobre que podía haber, que podía yo encontrar como alma gemela en este submundo donde yo hábito, y la respuesta fue Werner Herzog. Recién tenía aún en la memoria la imágen de la decadencia intrinseca del deber y querer ser que en cavilaciones había obtenido de la película Bad Lieutenant, y al momento fue la respuesta más sincera que pudé dar.

Ella me dijo que lo buscaría (¿Será otra de las razones de su enojo?) y trataría de entender el porque de esa respuesta. Por mi parte no podía hacer otra cosa que recordar su Nosferatu, su Fitzcarraldo.

Hoy, revisando lo que sea que su servidor siempre revisa en internet, me encontré con estás palabras del actor Klaus Kinski:

"Herzog es un miserable, odioso, malevolente, avaricioso, hambriento de dinero, repugnante, sádico, traidor, chantajista, cobarde, un maldito cabrón deshonesto. Su supuesto "talento"consiste en nada mas que atormentar a criaturas desvalidas y, en caso necesario, torturarlas hasta la muerte o simplemente asesinarlas. Él no se preocupa por nadie ni a nada, excepto su carrera como cineasta. miserable llamada. Es impulsado por una adicción patológica al sensacionalismo, él crea las dificultades más sin sentido y peligros, poniendo en riesgo la seguridad de otras personas e incluso sus vidas, sólo para que finalmente se pueda decir que él, Herzog, ha vencido obstáculos aparentemente insuperables.

... Si él quiere disparar otra toma porque él, como la mayoría de los directores, es inseguro, le digo que se joda. Cada escena, cada ángulo, cada disparo se determina por mí, y me niego a hacer nada sin que lo considere justo y correcto. Así al menos puedo salvar parcialmente la película de ser destruida por la falta de talento de Herzog... ¡Él debería coger la peste! ¡Sífilis! ¡
La fiebre amarilla! La lepra! No sirve de nada, cuanto más le deseo la muerte más horrible, más me persigue. "


A lo que no puedo evitar pensar de nueva vez, que Herzog es más cercano a mí de lo que creía, yo que suponía esa empatía un simple colateral a mis interpretaciones, pero es observada de la misma forma por otras personas. Por eso al momento declaro, que Werner Herzog es un poco más allá de mi hermano.

A otros tantos directores, artistas y sobre todo escritores los he sentido muy cercanos, pero como padres y amigos admirables, pero Herzog, ese es un maldito cabrón de mierda al parecer, eso se ve claramente en sus películas, a el podría verlo a los ojos y brindar con alegria.

Son de esas cosas que pasan.


Nota: Como todo el cine comercial es mierda (Los últimos días ví Avatar y Alicia en el País de las Maravillas) con sus guiones panglossianos y complacientes, y el cine supuestamente de arte es sólo la historia de algo que podría leerse en las noticias locales o que podría pasarle a un amigo una semana cualquiera, y como el cine documental actual es sólo hora y media de imagenes en alta definición capturadas por una camára de formato digital a 75 mm con 200 o más fps desde un globo aerostático. He decidido hacer lo más simple del mundo, descargar y ver la filmografía (como director) completa de Ingmar Bergman, al fin son como 67 películas y me faltan ver como 50 y hasta donde sé, las que no son joyas de excelencia, son muy buenas. Así que ahí luego les cuento.


Ayer vi Saraband, la siguiente será Fanny och Alexander, o el Séptimo sello

16 may. 2010

Una Pequeña Pausa y Una invitación al cine


He andado trabajando en varias cosas y eso ha evitado que me siente a escribirles algo, o lo que ya tenía, no se puede publicar en el espacio que aquí tienen (Así de mal escrito y fuerte es). Pero mientras tanto, les dejo una mirada de la acuarela que estoy trabajando (también estoy ocupando mi tiempo libre en otra cosa).

Y respecto a la invitación, me gané un boleto doble para una de las funciones premiere de la película "Océanos" y no tengo con quien ir, así que a quién deje su comentario diciendo que tienen la tarde-noche del 19 de mayo, es decir, el miercoles, para ir al auditorio nacional libremente, deje su comentario y vamos.

Hasta entonces.

12 may. 2010

Querida Ruby

ILUSTRACIÓN DE PHIL NOTO

Querida Ruby:

Tú lo has sentido, el bochorno nocturno que nos mantiene leyendo las sombras en la habitación hasta que algo imaginario parecido a un golpe en la nariz nos desmaya mas que dormirnos. Seguro también conoces el brillo de la mañana que sólo lastima sin alumbrar, la extraña sensación de culpa en la regadera y las pequeñas visiones en las extremas comisuras de la vista. Así han sido estos días, con diálogos a personas lejanas para pensarlas al instante aquí y no dejar que la caballera soledad sea el compromiso del día entero. Eso me da algo que pensar mientras el hambre y la desgana se acumula en el vientre, y fue de tal forma linda Ruby que descubrí que no puedo perdonarme, por eso soy tan infeliz.

Al principio creía fielmente que mi necesidad era de esas antiguas palabras de cariño, palabras de amante y bondadosa seda, un abrazo en los hombros y la combinación mirada-sonrisa de un verdadero amigo que dice “Todo estará bien, pronto, porque somos nosotros” a lo que mi fuerte autocrítica remarcaba de forma concisa, no merecíamos.

Después supuse que el cariño inicial debía partir de mí, conocerme, afrontarme, ver todos mis defectos de carácter y el buscar cambiarlos uno a la vez, al menos concentrarse en los más graves y de garrafal error para no recaer en ellos, tan siquiera no de manera ciníca. Lo realice (creo), siendo posterior a tal auditoría más sincero conmigo y con toda la culpa encima, porque descubrí todo el mal que había hecho, todos los impedimentos autoimpuestos, la estupidez que tantos mencionaran entre dientes se me revelaba, mi acertijo de mandarín por mis fracasos tenía todas sus entrañas a la vista. Ahora necesitaba cambiar, vivir con quien era y ver que hacía yo con la vida un día a la vez.

Después de todo eso, necesitaba concentrarme en mis prioridades, en la falta de dinero en mi bolsillo, de café en la alacena para hacerle buena compañía a la larga noche, de cigarros en mi mochila para las tardes como ésta donde me siento en un parque a escribir y dibujar el constante miedo que tengo de mis manos. Necesitaba concentrarme en eso, y también lo hice, diez días completamente dedicados al conseguir un trabajo, algo para distraerme de lo que soy y fuera productivo, quitarme a mi madre de encima, el hambre, el deseo constante de sabores impagables al instante. Estudié toda clase de mierda positivista y de autosuperación barata; Sobre el encantar en los primeros quince segundos, sobre los hábitos de la gente exitosa, el poder de la aptitud en los negocios, los cuadrantes de actividad efectiva, como devorar problemas si de sapos se tratara y tanta más porquería y obviedades escritas por pseudoprofesores de una rama de la psicología muerta por cien años y tan válida como los horóscopos matutinos del televisor. Aprendí cosas útiles, como a todo, algún provecho se le puede sacar, vi muchas cosas que ellos usan como adornos para engañar y lograr que todos se traguen su discurso, como decir “los expertos dicen...” sin referenciarlo y deslindándose de toda responsabilidad sobre lo que repiten, del eterno clíche que a todos encanta, el usar estádistica no como una tendencia demostrable de datos, sino para hacer sonar elegante el “Casi siempre ésto es así”, el crear argumentos circulares, el literalizar para tachar de absurdas otras tendencias u abstracciones. Mucha melcocha, pensando que podría usarlo, que me ayudaría a obtener algo de mí o de algún trabajo.

Aquí estoy, días después con aún menos de con lo que empecé, y hermana, tú lo has sentido, el bochorno nocturno que nos mantiene leyendo las sombras en la habitación. Así me he encontrado hablando con estas sombras y esqueletos; agrediéndoles, disculpándome y diciendo adiós de ellas en mi cabeza, haciendo el simulacro para saber si aún me dolerá mientras el tiempo acorta mis telomeros, para saber si pueda andar y sonreír libre tal vez nuevamente. Muchas veces me detuve, a gritarle a la almohada, a llenar la cobija de lágrimas, a levantarme al baño a limpiarme los mocos y tratar de afrontar las siluetas que veo al fondo del espejo. Pensé en el mejor escenario y las más ideales posibilidades, también en los peores casos, en gritos, insultos y heridas que podrían matarme por dentro, borrar el vestigio de lo que queda por aquí en algún lado, pensé en intermedios y hasta en unas imposibilidades creyendo que eso podría ayudar. En eso he gastado las últimas cinco noches y fue hoy mi querida Ruby, después de un sueño de peces muertos que la revelación llego a mí como le llegara al doctor Jekyll una mañana, que la naturaleza del hombre no es una, sino dos. Descubrí que todo el asco que me provoco, de mi cuerpo, de mi forma de pensar, de todo lo que le hice a esas hermosas mujeres, a todos esos amigos que ya no me hablan, y eso me enferma tanto, me es tan despreciable, pero lo siento ajeno, como si un idiota lo hiciera mientras ando dormido. En ocasiones, porque también sucede, siento que el yo que te escribe ésto sólo desea limitarme con su racionalización del todo, semejante empirísta de mierda que le da nombres bisílabos a milagros de la vida y causales simples a sus consecuencias.

He ahí la razón, no puedo soportar a quienes soy, puedo convivir con ellos, pero no por eso acepto, justifico o perdono sus actos, y en mí está cambiarme, pero no puedo cambiarlo a él. La cosa que se reconstruye cada amanecer con mi pasado es muy tendenciosa, pero muy diferente con el naciente día, sus actividades desvarían mucho y cualquier patrón en ellas es una generalización poco práctica.

Ya lo había escuchado antes, “Perdonate”, pero encontrar aceptación de las disculpas que prvengan de esa otra persona, de ese monstruo, va a ser muy complicado. Bien merecido tiene todo lo que le ha pasado. Lo extremo de sus actos son inenarrables.

Por eso sé ahora lo que sucede y como no puedo dejar que nadie me quiera, eso sólo va a hacer que me sienta peor, ya lo comprobe. Esa es la razón que te lo escriba a tí mi querida Ruby, porque eres un sencillo nombre, una carta de tristeza y la voz tímida en una llamada de un minuto. No tienes pasado, ni siquiera un rostro y todo eso lo puedo imaginar tranquilo para convertirte en un oído puro, en una persona real que no parte de mí o memorias y sus deseos, así ya no me escribo a mi mismo, así puedo escapar un poco más, explicar mejor, mostrar de manera amplia la vastedad que me engulle. Gracias mi querida Ruby, por eso te suplico el mismo ejercicio, no me conoces, sólo soy letras brillantes en un monitor, y lo que desees imaginar, eso soy, para no juzgarte jamás.

Espero tu alma encuentre cariño y tiempo para responder esta simple epístola.

10 may. 2010

El Deathdealer llego por él



Hoy recién despertando de la siesta, me enteré de algo horrible, Frank Frazetta falleció hoy 10 de Mayo.

Creo era Mark Twain  quien decía que el afortunado siempre es el que muere, y ahora es más cierto que núnca. Frank era un artista épico de proporciones épicas, épicamente hablando sobre la épicaides, y es el quien a mi mundo le dió vida a la obra de Edgar Rice, y basicamente sin él jamás hubiera conocido y leído a Robert E. Howard y hubiera pérdido mucho de los autores de Arkham y asociados.

Su Deathdealer (gracias Zeus por dejarme conocerlo en papel) es lo más metal del universo, de hecho basicamente el metal tiene la influencia musical del progresivo y la imagen que creo Frazzeta, así que también le debemos lo metal en el mundo a él.

A mí simplemente me gustaría que supieran quien fue y que el mundo pierde otra de esas grandes personas que han cambiado todo, sin que nadie se diera tinta. Lean deathdealer, vean su trabajo, maldición, incluso vean mad monster party sólo porque él realizo el poster de la película.

No recuerdo que persona alguna vez escribio: "Y el dios se dió cuenta que la muerte era un concepto inutíl, porque a pesar de que era un excelente agente para causar dolor al sobreviviente, dejaba escapar al muerto."

Ahora Frank ha de estar en esa dimensión de las que provienen las portadas de los discos de música progresiva de los setenta, donde las mujeres son hermosas, los hombres héroes, donde siempre hay tesoros que buscar y un mar el cual explorar, ese lugar de reyes y grandes guerreros, donde todo es para los fuertes y la magia algo muy común.


Frank en la wikipedia


Una galeria no oficial




Palabras de Zeus al respecto:

"De todos es sabido que la muerte no tiene madre, (para el caso ni padre pero eso es otro asunto) y al menos en este caso dada la fecha estoy completamente de acuerdo, La muerte de Frazzeta es la muerte de un universo donde los hombres son verdaderos héroes, con todos sus defectos y virtudes, donde las mujeres no solo pueden dejar de ser indefensas, sino convertirse en el verdadero poder que encarna la historia y no por ello ver disminuida su feminidad, donde las bestias míticas e imposibles conviven con el mas común de los animales de granja, donde Conan es capaz de hacer sangrar a un Dios mientras blasfema contra el señor de los Demonios, donde Tarzán con músculos de hierro era capaz de convertirse en señor de los simios, donde Vampirella retoza seductoramente sabiéndose capaz de romperte el cuello en un instante.

Sus bocetos eran capaces de convertirse en una especie de hiper-realidad, con pocos trazos contaba una historia eterna, sus imágenes le dieron su carácter a muchos personajes conocidos y desconocidos, les generaron identidad, su visión fue en muchos casos la definitiva, es una influencia casi indispensable para la ilustración del final del siglo XX, y mas allá de su medio, pues el fue la llave que despertó la imaginación de muchas personas.

Sin duda hoy se fue uno de los grandes."

7 may. 2010

Cobalto (Cuento minímo)


Los pólipos de Tannhäuser alquitranan el firmamento estelar. Las pantallas muestran como brillo de rocío en un jardín negro el centro de la galaxia. La posición del embarque estelar sigue siendo de parsecs del ritmo radial del sol terrestre y del cúmulo de estrellas conformadas por neutrinos apostáticos de Euclides en la meta del epicentro galáctico.

El motor de iones tenía doscientos cincuenta años de previa aceleración desde su construcción en mil novecientos noventa y seis, otros siete habían pasado desde el desprendimiento orbital y el impulso cuadrático por los algoritmos aplicados al motor de tio Anatole, que convergía los vectores de aceleración sin movimiento a través del espacio. El desplazamiento sideral simultáneo análoga en el macrouniverso el salto cuántico de electrones en un isótopo de hidrógeno.

La misión era sutil y enfrenta de un solo hombre que buscando entrar por pie propio a la novena esfera ptolomeica dedicó los primeros cien años de su vida a la empresa de alcanzar el núcleo de la vía láctea.

Era aquí el odiseo postmoderno, repleto de aventura e insatisfacción, a sólo un ciclo de Fibonacci para llegar a la condensación de novas. Poseyendo la educación de un único trimestre sobre poesía deseaba regalar las palabras de las que carecieron hace trescientos años los humanos primeros en desprenderse del abrazo gravitatorio de la tierra.

Los micrófonos unidireccionales encendidos, todos.

Los moddys de memoria, los nanoprocesadores hormonales y neuronales en estasis, las bacterias mitoticas en la sangre anuladas, los retrotrasposones mitocondriales apagados. Era nuevamente un humano pagando el precio de la oxidación por respirar. El envejecimiento ya olvidado poseía su cuerpo, era nuevamente un ser humano sin las ventajas del milagro genético y sus alteraciones, tampoco del mecánico, era el animal mortal enfrentando al creador.

Su nombre era Neils, un tributo a Bohr y Armstrong, el primer empirista de las naturalezas subátomicas, al primero en tocar un punto del paisaje nocturno.

“He zancado mi arpón por el nombre de dios
Mis maldiciones encuentran suelos fertíles
A los abismos me arrastra la fiel venganza

Oh nemesis divino te he conquistado
De la razón su túmulo en el que poso
El tubérculo elíseo colma mi sangre

Porque soy hombre y ente por eso soy creador
Ante la luz propia de ser me alimento
No soy el que sediento levanta la vista
Tampoco la bestia incompleta simulando.

Permaneceré por lo que ahora yo soy
habitante y conocedor del paraíso”

Ya no tenía la necesidad Neils de esconderse del rostro de aquel sentado en el trono, lo afrontaba orgulloso con sus ojos de paradójica complejidad Lammarkiana. Ahí yacía postre el ojo de fusión de neutrinos, el iris de Dios en sus pantallas, yendo hacía él a ritmo constante y temeroso, a tan sólo un ciclo de Fibonacci.

Neils necesita descanso, la ausencia de reguladores contra neurotransmisores implica el arribo inconsciente del estado de generación de ondas beta, Neils sueña:

No existe control, es una proyección que se contempla en tercera persona. El Neils de la pantalla se encuentra en un pasillo de blancos paneles y marmóreo suelo mate. Neils voltea a las paredes de fibroplástico carbonado con un dejo de incertidumbre, como sino fueran el kevlar orgánico que también conocía, del fondo en cegadora voz blanca de su mujer proviene su nombre, el rostro de Neils ahora hacía la voz, hacía esa luz. “Samanta” resuena inmediatamente en su piel, reflejando su onda en todo el frío corredor. Corre hacía la luz, su paso resuena al ritmo de su respiración, un sudor natural y poco refrescante resbala por sus sienes, le llena los labios mientras la homogenidad se transforma en entrecruces oscuros. Se detiene, su corazón ha dejado de ser el metrónomo de marca perfecta, un entumecimiento proviene de su brazo izquierdo, la máquina arrítmica desbocada bajo su pecho amenaza con explotar.

Neils muere en el centro de una nova.

Se desprende, recupera conciencia en un blanco cobalto eterno

Pobre Edgar (Cuento minímo)


Esto es una lastimosa adaptación de una canción llamada "Poor Edward", no la dejo aquí porque sólo demeritaría aún más las palabras aquí impresas

Pobre Edgar que llegara a conciliar los pesares taciturnos en la poseedora de una azabache melena, hace tanto que lo abandonaron esas puntas risas que le fuera imposible el andar por las bocas y bóvedas lisas que se le entrecerraran en forma de cruceta de nueva vez. El pobre Edgar se mató.

Justo un día después que las sobrias soledades se convirtieran en paraje y hábitat suyo perdió el cabello. Cicatrices y recovecos corrían por su lampiña cabeza a todas las señales de la veleta. “Es su tristeza” decían sus compañías. Lo admiraban demasiado para que fuera una alerta sobre su mente. Por las calles y ventanas el fuego ámbar de las luces nació y se extinguió severas ocasiones hasta que todos lo vimos, un nuevo rostro había crecido en la parte posterior de su cabeza.

Con el nombre de Janus mofa le inculcábamos a esa cara adicional de granítica expresión y de mujer hermosa. Algunos decían que al recuerdo de la mujer que lo abandonara, el rostro sonreía, e igual que como las nubes de Marzo, la feliz primavera la hacia llorar., Pobre Edgar que cargaba un torcido contrario de su amor en los hombros donde todos podían verlo. Todos decían que él y el otro rostro eran inseparables, que si alguien intentará arrancarlo por la fuerza o por medio de besos, Edgar moriría. El pobre estaba condenado.

Más horas, más horas, más horas. Ya nadie se rió después del muy desdichado. La señora Figueroa que compartiera muchas tazas de margo café y trago con él nos contó en ocasiones de como Edgar le decía que esos labios carnosos le hablaban por la noche, que le susurraban sobre abrazos, y que le exigían besos, que le arrullaban en pleno agotamiento las carcajadas que le provocaba a la bella mujer sus lágrimas y mocos.

Otro año y el rostro brillaba aún más conforme Edgar languidecía por el indecente sueño y el dulce canto de la desgracia secreta que nos persigue como enamorados. Lo extraordinario del caso nunca fue noticia o sensación de tabloide, todo hombre que conociera en finos dedos femeninos la ligereza de un cariño enterrado comprendía que esa cara no era un milagro médico o una terrible brujería, sino una posibilidad latente e incluso una verdad oculta de ellos mismos.

Otras muchas veces cruzaron de oriente a occidente las constelaciones , la cara andaba ahora enmarcada en delicioso castaño por una cabellera de gloriosa salud, boca bella, ojos de inconmensurable profundidad y la más cándida voz. Mientras ese pobre diablo caminaba con la cabeza gacha, la mujer en su cráneo parecía que huía con pasos hacía atrás mostrándole a las aves y señores una bendición que no podría ser suya, toda una reina faraónica llevada a cuestas por un esclavo en reversa. Ya no había mujer que charlara con Edgar, incluso la señora Figueroa le rehuía confidencias, todas sabían que Edgar era esclavo del permanente murmullo en su oído.

Edgar se murió una quincena de otoño, se colgó de la viga suelta en los corrales de la iglesia. Lo enterraron acostado de largo y de lado. El merecia dar el rostro al creador cuando fuera el juicio, pero todo hombre también se había enamorado de la vida de esa otra cara, yo me había enamorado de ella, de la fortuna y luz que traía su mirada divina mientras Edgar yacía en su peor momento. Todos sabíamos que ella y sus palabras al amanecer habían empujado a Edgar a matarse y entre sus pestañas lo había arrastrado al infierno. Porque así como lo abandonamos a la tierra, también muchos conocíamos esa cara muy bien, y que en ese ataúd Edgar posa inmóvil e incorruptible mientras ese viejo amor de mujer le habla pensamientos que todos pensamos una vez, pero en la armoniosa voz de aquella que le rompiera el corazón.

No sabemos las razones de que la dama original lo abandonara, chismes y versiones hay todas las plausibles y otras tantas tan increíbles como lo que le sucedió, pero si conocieras al tonto enterrado con una amante que imaginó, no pondrías duda en mis palabras y como esa memoria tomó posesión para siempre de él.

Pobre Edgar.

6 may. 2010

Hombre Flotando (Flickr update)


Hombre Flotando, originally uploaded by nicaprio.

De uno de esos días que me senté a escribir algo en la segunda sección.

YA se la you know, le dan click a la foto y los lleva a mi colección

La Garza y el Lago (Una carta a Natalia)


Donde nosotros vivíamos, muy cerca, ahora habita una preciosa garza blanca. Cuando paseo de vez en cuando por ese restaurante que jamás visitamos juntos siempre me la encuentro. Un par de veces ella es la quien ha venido a buscarme posándose frente a mí con sus alas abiertas. No sé si lo hace en forma desafiante o invitadora, no hay modo de saberlo. Tan sólo a unos pocos metros, a los bordes del lago caza pecesillos con parsimonía y brutalidad, la cabeza quieta, el cuerpo expectante, bam, un pececillo cría en el cogote que no verá descendencia, bam, un pico dolorido y vacío con un día más para los genes de la criaturilla.

Otras veces, más alejada sólo contempla ensimismada el agua verde, espero sea por el seco calor, aguardando que una carpa de buen tamaño salte del fondo para refrescarse y alcance el descanso eterno en sus entrañas de emplumado exterior, ésto porque no deseo que sea comoyo y mis razones para ver las pardas aguas. No es una garza graciosa, no posee la picárez del mirlo que parece desear siempre su compañía, tampoco es una garza ofendidamente digna como las palomas que ya de nadie llaman la atención, es una garza seria, concentrada en lo garza y en que tan garza puede ser.

Al principio, hace muchos meses era temerosa, sólo la veía sobre los altos abetos desdeñándome. O volando lejos de cualquier cosa que ligeramente simulara un niño curioso.

Aburrida, la garza se esconde. Es ahora que la visito a ella y le dejo unas flores para tí en esta dimensión contraria donde tu falleciste y yo me quedé, pero voy a regresar amor, a la resequedad que es mi estancia aquí y le dedicaré unas líneas sustantivadas al imaginario de tu presencia, y a esa garza que llega cuando más te necesito a tí.

Mi Antigua Novia



La luna llena se ha convertido en algo muy similar a una antigua novia para mí, me avergüenza el encontrármela cada vez que ese secreto deseo de verla por un instante se cumple, el hablar con ella es complicado cuando eso pasa, siempre pisoteando las palabras uno del otro como malos bailarines al centro del reflector de esos bailes de palacio francés, y eso nunca termina bien para ninguno de los dos. Por supuesto los celos se apoderan de mi rostro en colorado crecimiento si habla con alguien más, pero sólo es una actuación de la tristeza que ella ande por las noches y los tiempos sin mí haciéndole compañía. Siempre la extraño, el agua de las noches me sabe un poco a sus besos, el café de las mañanas a su canto glorioso bajo cobijas, aunque bien suena en mi testa la campana de catedral que no puedo andar cerca de ella, no estaría bien, no puede hacer ningún bien que una persona sin felicidad le quiera quitar toda a la otra, y más siendo una mujer de gran belleza, esos crímenes son sólo para los amoríos mundanos de los que andan vivos.

A veces le hablo de ella a un amigo de años, con algunos envases de vidrio cuyo vino fue vaciado en esa hambre vampira que inunda a los hombres tontos. Este amigo posa su mano en mi hombro, habla de como siempre él estará ahí, de su reino todo tierra siendo mío para cuando lo necesite. Tonta tierra ¿Quién desea eso al contemplar las galaxias girar? Sonrío, entrecierro los ojos cuando me dice eso, sabiendo que aún fuera verdad, de nada servirá. Hay días en que duele mucho, ella duele mucho, se siente en la sangre, por que la sangre es agua, se siente en el salado, porque también uno es mar y hace enloquecer, desearla, gritarle, mandarle besos secretos al filo de sus comisuras. Siempre sé que no soy el único, que ha tenido después de mi cantidad de amantes en su deseo, los tuvo antes de mí. El caminar con la mirada temerosa del cielo no es exclusivo de los impíos. Pero es ahí, cuando más duele que más la quiero buscar, en ilusiones y engaños me imagino siendo poseído por ella nuevamente, me contento con pensar en que sienta lástima y tal vez así reciba una caricia más.

Por eso entre otras muchas cosas le tengo miedo a la luna llena, principalmente a la de otoño, la más brillante una semana de Octubre, tan cercana al día en que yo nací, una vuelta al sol y otra a todo lo sélenico, por eso es como una antigua novia.

4 may. 2010

Fragmento de una carta de desamor enviada por mí




"Creo que estas poniendo palabras en mi. Si me lastimaste, yo decido eso y no tú. además, los vínculos se construyen de unos cuantos momentos, unas palabras, unos mensajes y nada más. no podemos hacer más, es nuestro castigo de humanos. vivir la carencia la vida entera."

-Fragmento 1 de una carta de desamor a mí.

Todo parece ir tan mal con el mundo, fuera de esas personas que han encontrado la belleza en su menesterosidad, sus  obligaciones, sus familias, sus trabajos, a todos los demás que no nos contentamos con la vida hueca y falta de contemplación nos veo tan mal. Más de una persona se ha acercado a mí para hablarme de estos meses tan terribles donde el terror se les mete por los ojos cada noche, para contarme de ese amor pérdido que le ha quitado todo significado a su vida. Lo sé porque como has podido leer, ese ha sido mi último año, llegando al fin a ese momento donde es incorregible y hay que aceptar y vivir con esas faltas. Es asi que mientras la muerte no llega y la cobardia es demasiada para llamarla, el sol sigue apareciendo su delator y despreciable rostro.

Mi vida es compartir, y como la persona que más ame (¿amo?) se alejo para siempre, todo lo que siempre he amado tiene tan poco significado, y las cosas no parecen cambiar tanto cuando la tristeza de los días distraidos se me acumula y me obliga a llorar igual que ese día. Es en estas personas, compañeras de algún intercambio de ideas un día que nos convirtio en hermanos, que puedo encontrar tanta empatía y encontrar un poco de comfort en el vacío, pero no así una ayuda.

Así eres ahora Ruby, otra hermana que dejo todo en un incendio, pero sólo eso podemos hacer por nosotros, derramar agua en textos y fotos para sentir que existe un mundo después de ese desastre que se convirtio en nosotros.

Si la vida tiene un perdón a nuestras faltas, es la esperanza de remendar con amor todo lo que hacemos, dedicarnos únicamente a eso si podemos. Es asi que aún aguardo ese día, mientras tanto regalo mis baratas palabras para creer que alguien siente lo mismo, y que puede ser algo que tal vez sirva de algo, para mí, para los demás.

Alejate de nosotros y sólo mira esta infelicidad como el recuerdo de una lección, para que no te vuelva a suceder, para que no seas como nosotros.

Porque no te conozco, no conoces esta demencia y el eterno, pasional y destructivo cariño que tengo con mi tristeza, Pero si lo que buscas son monstruos de catacumbas, hay alguien al lado del monitor lleno de miedo del futuro, para que siempre obtengas una respuesta tan casual a la incertidumbre inmediata.

Bendiciones a tí y a la soledad que te embarga, que ha de ser buena amiga tuya. 

"...eso a mi me ayudo, me ayudo la poesia, me ayudo a dar sentidos para que no se cayera el mundo, pero debe hacerse todo el tiempo, es como un castigo..."

-Fragmento 2