27 may. 2010

Turbo Impresiones Sobre Imagenes Turbias (2)


Hace mucho tiempo, la Rusia comunista mando a estos dos al espacio. Hoy me enteré que los perros son lo suficientemente inteligentes para crear fantasías. ¿Qué podría imaginar un perro que se llama "Ardilla" al navegar el espacio viendo la tierra a lo lejos? ¿Qué me imagino yo  que núnca he subido más allá de una pequeña montaña? Supongo que por eso ellos son héroes y yo un tonto triste.



Hace poco leí el artículo nuevo y supuestamente revolucionario de la replicación autónoma de bacterias a partir de un genóma sintético, un pequeño paso sobre el manejo, control y conocimiento sobre millones de pares de bases del código genético de un ser vivo. (Siendo un poco escandalosos y amarillistas. Si supieran lo que se puede hacer con transferencia vertical de genes en medios regulados y viruses mutantes) De la misma forma me encontré con esta imagen de Rachel y Deckard y pienso ahora en esa posibilidad no como información previa a que nos digan que ya crearon velocirraptores con genes suicidas en caso de que se vuelvan muy violentos, sino en que puede ser una nueva posibilidad para encontrar el amor en un futuro.

Sino han visto Blade Runner, matense, ya no son mis amigos.

Nuevamente me he sentido muy solo. He tratado de mantenerme ocupado, con las acuarelas, con proyectos pequeños, viendo muchas películas, leyendo algunas cosas, perdiendome en fantasías complacientes. Camino mucho a veces queriendo picar las ascuas casí extintas de mi libido. Pero es de lo más jodido hacerlo sin nadie por compañía. Tan jodidamente triste, que ahora me la paso riendo, tratando de evitar que la respiración se convierta en jadeo y luego en llanto. No se sorprendan si me ven reír entre dientes muy seguido, es para negar el acto de dejarme caer de rodillas y cubrirme la cara de dolor y vergüenza.


El otro día volví a ver Pulp Fiction y me dí cuenta que Samuel L Jackson tiene razón en ese comercial de Jonathan Glazer, el dinero, si fuera gallinas, no haría a las gallinas malvadas. No es importante por lo que sea que signifique, sino por que lo dice Samuel L Jackson, y eso es lo importante.


Desde que ví ésto, jamás volveré a sentir una experiencia estética y empática con ninguna otra obra como con ésta. Así soy yo, mi mente es un salón hueco, donde las ideas que ponen a trabajar mi cerebro son hamsters jugando ruleta rusa porque es lo que hace el sistema funcionar, porque es lo que les da significado a su existencia y concepción. Bendito sea Robert Bloch, por el guión del francotirador.




Ya no pienso mucho en el mar.

Ya no recuerdo como es...tantos años.

"Entre lo que se pierde y se desea guardo tu nombre como poesía firme para sembrar y perforar las noches que me han dado ficciones y fantasmas de luz."