29 dic. 2010

Sobre mí: Carta a mis Amigos




Quería contarte que estoy enamorado. Así es, después de lo que había pasado, lo vuelvo a estar. Parece una vida desde ese inicio de hace dos años los cuales desearía borrar, pero me volvió a suceder.

¿Volvió? ¿A caso no suena como restringir a una nimiedad el sentimiento? Pero paso siendo de hacho, algo importantísimo, y es tan diferente porque todo es nuevo. Déjame te cuento, y es que antes jamás había intentado el amor desconocido, el ignorar casi todo de una persona y entregarnos el uno al otro a nuestros brazos para intentar encontrar un mínimo de significado a la oscuridad azul de la noche, a la terrible plata hiriente de hematófago que son las mañanas. Las personas que quise las conocí hasta en sus más mundanos hábitos antes de entrelazar las manos con ellas. Años y años de conocerlas antes de que se me acercaran de forma definitiva. Porque has de saber bien lo cobarde que soy, jamás me he declarado o acercado por iniciativa propia  a una mujer, son esas divinidades las que plantean la posibilidad de afrontar el futuro uno al lado del otro. Esta ocasión tampoco fue diferente.  Imagínate, los dos en una parada de trolebús, ella abriendo su corazón y yo advirtiéndole lo orate y roto que andaba esos días.

Lo hermoso del pacto aventurero que es un beso  y su abrazo tembloroso. Que pánico tenía, tantas, no, todas las dudas de cómo podría hacerla feliz a ella con la desgracia que te describe esos momentos que soy yo, de cómo lo tomaría mi cansado y querido corazón. Aún a la despedida de su hermosa pero desconocida persona con las rejas rojas del edificio donde vive siendo testigos del escalofrío de placer y miedo que fue el decir “Te veo después”. Que cosas. El camino al trabajo fue muy extraño, sobre todo por esa sensación de tener la oportunidad de cambiar la vida de uno, de que había cambiado desde ese momento en que decidió acariciar mi pierna y con la palidez rosa de sus labios articular un “Me gustas”.
Con nervios y todo decidí entregarme con cierta cautela a su cariño, que disfrutara el mío. Cautela lo digo porque si le decía que la amaba, hubiera sido una mentira, pero le dije que deseaba amarla, tal como lo lees, deseaba amarla. Un poco frío, sí, un poco hasta impersonal, pero era lo que sentía y no deseo nunca más comenzar a construir algo hermoso con una mentira, ya sabes bien lo que pasó la última vez .

Pero llegó a mi ¿Alma, ser, mente? Que de repente la mágica mañana de navidad me encontré dando sin querer un suspiro y pensando en ella, un suspiro de cariño, un suspiro de amor. Me acorde de su perfume que exhala su  negro y ligeramente enredado cabello y el frío que parece poseer sus manos. No se parecía a nada de lo anterior, y eso mi amigo, es justamente lo que estaba buscando.

Los fantasmas nocturnos han desaparecido, mucho del miedo y por supuesto la soledad. Ahora hay muchas razones para ser un poco mejor en cada pequeño detalle y hacerlo algo más un poco que suficiente.  Todavía está el innegable problema de ser yo y por lo mismo ser un idiota (Premisa en la que baso todas mis relaciones interpersonales y profesionales), pero algo se ha de poder hacer con eso.

Eso es lo que siento, que estoy enamorado y que la amo, con todo y que me asusta que sea algo prematuro o inclusive de corta duración, tanto por mí como por ella. Nos vemos poco pero es maravilloso e incómodo de una manera preciosa, el no saber nada todo el tiempo de que va a pasar o como va a reaccionar a mis palabras, gestos, formas, cursilería e idiotez en general. Pero como me decía uno de ustedes, hay que so hacerlo y dejar de so pensarlo, con todo el miedo e incertidumbre, pero haciendo lo mejor de cada momento y el amor que le pueda dar.

Creo fue Isabel la que alguna vez me dijo que el destino del ser humano era morir solo. Y aunque una sospecha muy al fondo de todo me dice que es cierto, recuerdo esa historia donde el viejo John se oculta en un edificio abandonado en Hampshire para huir de la miserable vida que lleva, y en él, encuentra el fantasma de una niña, que lo persigue como su pasado, tan frío y terriblemente desconocido a los ojos de la tristeza que lo embarga, pero como el presente, sólo quiere sostener su mano, sin palabras ni ningún otro gesto, porque el sostener la mano de alguien hace de la noche algo soportable. Las pequeñas mentiras de que no nos abandonaremos, el que todo se sienta menos helado,  mientras nos demos un abrazo.  Ese es el punto, estamos solos y miserables todo el tiempo, seguramente así va a ser de por vida y existe la muy terrible posibilidad que aún después de ella, pero en muchas ocasiones podremos tomarnos de la mano con alguien, y dejar todo ese terror e incertidumbre a un lado, mientras se pueda. Yo sé que seguramente quieres saber de donde es eso, es el Hellblazer número 27 Hold Me, escrito por Neil Gaiman y dibujado por Dave Mkean, creo que acaba de salir un recopilado de Vertigo Reloaded de Hellblazer con esa historia y no debe costar ni sesenta pesos del águila, a demás trae un par de historias de Garth Ennis que son muy oscuras y divertidas.

Eso es lo que quiero hacer, sostener su mano y hacer que todo lo demás desaparezca, para ella, para mí, que el mundo pueda incendiarse y saber que al menos un instante estuvimos juntos. Me conoces, sabes que con todo soy un creyente del amor eterno y duradero, pero generalmente la realidad se interpone entre mí y mis fantasías. Porque ella tiene más ambiciones que la mía de tal vez algún día hacer una aportación al arte con lo que hago y retirarme a leer libros, ver películas y ver a mis amigos, justo como mi inalcanzable héroe Ingmar. Ella está en el proceso de hacerse doctora, por ella misma, no para una madre que piensa que un papel de credencial es lo máximo que puede esperar de toda una vida soportando a su vástago, no por la carencia de tener nada mejor que hacer, por ella misma y el gusto de ser doctora, largarse de la ciudad a algún pueblo que diera nacimiento a un pintor flamenco, conocer el mundo y devanarlo paso a paso con sus propios ojos. Muy diferente en como el universo llega a mí por medio de papel y letras impresas.

¿Qué será de nosotros, de mí, de ustedes mis amigos que tanto los descuido como siempre? No lo sé, pero ahora enfrento esa ignorancia como ese simulacro de Homero Simpson hecho de una lata de pintura y una grabadora, con una sonrisa en la cara y una canción en el corazón, y antes de incendiar el lugar donde me dejen, también muy consciente de cómo puede terminar. Ya no romperá mi corazón, porque sé que el destino es estar solos, pero hacer del mundo algo hermoso, mientras sostenga su mano, y la voy a amar, mientras los dioses lo permitan.

A demás, hay un seguro, que  prometí cruzando sobre el corazón, que a pesar de lo que pudiera pasar, ser amigos por siempre. Como lo soy con ustedes, a pesar de todo.

También retomé eso de escribir una novela, es acerca del relajo del elegido, pero con los cliches transformados en el ideal panglossiano, pero invertido. Luego les pasó por aquí el primer borrador del primer capítulo, por favor, hagan barullo para que me den muchas más ganas de escribir.

22 dic. 2010

Desde el Fondo



Para que no se me asusten, escrito del 7 de Diciembre


Huir del tiempo antes de que su estancia no sea visita si no permanencia. Dejar que el mundo de Oneiros sea tranquilo valle y el colorear de luz por levante dulce y afilada caricia.

Con esa idea inicia la sumersión en canto y juego, dejando la temporalidad en la superficie junto con las aguas tibias espejeando el cielo, a cada metro el devenir del terciopelo abrazo mientras nadando, conteniendo el último vestigio de lo terrenal que nos queda y llamamos aire, aferrándose a él. Llega a la oscuridad donde sólo los especialistas viven. En este lugar la ilusión de lo temporal sólo se anuncia  con la instantánea de la muerte, no hay ciclos; Ni la análoga marea del firmamento. Todo bulle sin parar, justo como la fantasía de vivir. Sobre todo en ese lugar.

El mutismo es la gran verdad aquí en el reino de lo albino, sin contrastes porque no se necesitan, donde todo es negro.

En la disolución de las texturas, el ambiente nos obliga a contemplar lo interior al flotar con ojos ciegos, es cuando la intranquila mente como un dios del caos puebla con figuras y colores imposibles el vacío.
De forma tan terrible es como siente que una astilla del tiempo se ató a los talones para volverse causal de la insulsa conciencia.

La primera imagen, la predecesora y ensayo de la simulación completa es siempre una mantis formada de borroso caleidoscopio,  le siguen  las medusas de tornasol y es sólo después de esos fantasmas inasequibles que el primer sonido llega, es el de una vidriada campana con el poder de un diminuto cascabel, anunciando que el universo vive en nosotros, que de existir y ser, el tiempo no es suprimible al haber aunque sea, un regazo de memoria.

Las añoranzas se convierten en realidad con interacción de pesadilla. Únicamente ver los deseos construidos por el corazón correr ahora llenando los vacíos. Extrañamente siempre semejante virtualidad se pinta el escenario de un día soleado, siempre regresan a eso.

El contraste es muy grande, las sombras de un profundo mate y los blancos son flama de acetileno. Pero no es proyección, es más como un libro, donde un par de enunciados colocan toda la narración en un mundo crepuscular  violeta cubierto de nieve. La imagen de ese momento sólo nos recuerda cual era la escenografía borrosa de una memoria que creemos dulce.

17 dic. 2010

Lo mejor del 2010

El Disco: Heligoland por Massive Attack


Sin Tricky y suena mejor que núnca, a pesar de ser algo muy diferente. Própositivo, de altibajos, con muchas mezclas muy diferentes, excelentes videos del director Sallinger. Después de diez meses, no me canso de escucharlo.

La película: Machete de Robert Rodriguez


Es mexicano, es feo, no manda mensajes de texto, salva la Taco Truck revolution con sus homeboys en lowriders, se queda con Michelle Rodriguez y después de aprender el hecho de que un intestino humano mide casí ocho metros, destripa a un vato y usa sus intestinos para saltar de una ventana y caer por la del piso inferior. No hay nada más que saber. Cada minuto de la película es mejor que el anterior y Steven Seagal como un narco con katanas, mejor que Toy Story 3 e Inception juntas.


Lo mejor de lo mejor: Mi preciosa, preciosa, preciosa Alaide


Lentes sexies, gato buena onda, perforación en la boca, estudiante de doctorado, tiene los tres discos de Portishead.

Me encanta.

6 dic. 2010

Insane in the Membrane

Cuando uno podía creer que más orate no podía estar, siendo ya adorador de Dagon, creyente de la hada de los dientes, aspirante a artista y científico de credencial. A uno comienzan a pasarle cosas que al principio

se achacarían a la soledad, a la triosteza, al bloqueo de inspiración, a la apatía, a la postmodernidad y la crisis económica, así como la inflación de los vicios y la narco violencia. Pero no, todo resulta ser un acumulado de las reflexiones a la hora del lobo.

Todo empezo una noche cuando como siempre acostado reclamandole fortunas en silencio al techo, observe siluetas a los pies de mi cama, observandome. Traté de alejarlas a patadas y con el infalible escudo de taparme incluso la cabeza. Pensé que era sólo un moemnto de duermevela muy extraño. Después vinieron las auditivas mientras uso audifónos y estoy en casa, juro escuchar a mis hermanas hablar de mí, el gritarme, aún así no esté nadie. Luego son las sombras al borde del ojo de personas que te siguen, de animales que pasan. Tal vez si fuera una o dos veces como quiero pensar a todos les pasa, pero ya de a díario, debí comenzar a saber algo.

Y por supuesto está todo lo demás que pensé muy común a la tristeza y la soledad; Las noches en vela, los abrazos fantasmas, la desesperación, el llanto y todas esas cosas con las que vive un corazón roto, hasta que inicie a pensar en los ataques de llanto que me dan a media tarde, de la nada y que duran tan poco y no tienen razón.

Finalmente la semana pasada algo que parecían mordidas de pulga comenzo a parecer en medio de algún momento de ansiedad, y uno creería que es tal vez el colchon que no se ha aspirado en un par de meses o el perro de mis hermanas, pero en el momento que comenzo a ser intermitente, en todo el cuerpo y sólo bajo ansiedad, he ahí donde todo lo anterior regreso a colación y me hizo pensar sobre mi estado mental.

La prognosis es terrible y ahora es un hecho con sintomatología médica; Estoy psicótico, todo lo anterior es evidencia y ni que decir todo lo que escribo, leo y dibujo (Como éste, su blog).

Pero no soy un loco peligroso y sólo soy un poco más interesante que el esquizofrenico promedio atrapado en la espiral de cotidianeidad y el "quiero un celular nuevo".

Entonces sólo necesito que me traten con un poco más de cuidado, porque en serio, parece que ya estoy muy enfermo. No se sorprendan de ahora en adelante por explosiones de efusividad o trenes de pensamiento y argumentos que se descarrilan y dejan doscientos muertos mientras hablo.

Ahora sí, ya estoy loco.

29 nov. 2010

Charla unilateral sobre las citas.



¿Qué deseamos encontrar en una cita? Esa emoción, esa compañía, incluso una pista de como curar la extraña ansia que nos ataca de vez en cuando que no sabemos que significa, pero de alguna forma intuimos que necesita de otra persona para diluirse.

Tenemos nuestras premisas de mal gusto e idiotez, nuestros complejos y fantasmas que tal vez espantan ese proceso en compañía de alguien, porque somos ciegos a lo bueno que podría venir de la cita y sólo nos quedan sospechas por lo que ya nos pasó como experiencia, eso hace todo más difícil, y aún no llegamos a conocer a nadie que parezca poseer la paciencia para descubrir eso en nuestras personas. Ya de nuestras mismas personas, no la tenemos para descubrirlo en los demás. No es que presentemos una mentira y no deseemos ser sinceros, sino que andamos tan maleados, urgidos de dar verdadero amor y recibirlo, que no hay forma de descubrir si la persona de enfrente es siquiera ligeramente indicada para eso. Muchos lo llaman el misterio del romance pero para nosotros ya es velo y límite, a demás siempre cabe la posibilidad de que con quien salimos sea una persona hija de puta que no quiera nada mayor en nosotros que una elucubración de su hambre de placer exclusivamente. Es por eso que es tan difícil.

Tal vez si pudiéramos llenarlo con algún intermedio, como sólo la compañía, o sólo el placer sencillo que quieras. Pero no, necesitamos, lo creemos y sabemos, el paquete completo.Sin él las fantasías y añoranzas de otras personas, otros lugares , otras situaciones comienzan a aparecer, y nada será suficiente nuevamente.

Necesitamos de algo tan especial que no pueda compararse a ninguna de esas imagenes, que pueda matarlas y superarlas. Pero salimos y hacemos la lucha con esas platicas a las que les falta algo, a esas miradas confusas que no saben si acercarse, si ser de amigo o salir corriendo, buscando, buscando todo el tiempo si ésto de lo que te hablo es posible; Ves sus manos, piensas que podría serlo, Por un momento eres víctima de su perfume, piensas que en realidad podría serlo, te despides de ella y dudas siquiera si la volverás a ver, porque esa despedida quedó muy, pero muy corta de lo que debería ser. Entonces nos invade esa sensación de hoja rasgada,de historia inconclusa, que a ese libro le falto muchas páginas por continuar.

Me dices que en la cita tú buscas los besos, ese cariño de amante.

Tal vez el confundido sea yo.

Pero he ahí parte de lo que en se convierte para mí.

28 nov. 2010

Jamás vimos la cabra voladora.

Escena de In effigie! Büchner´s Brain und die Fische sterben ewig 
de Peter Kastemüller


 En la mañana la fiebre poseía mi cuerpo, fiebre de enfermedad, fiebre obtenida de un edificio sin ventanas y con un mal aire acondicionado. Salgo una hora y media antes del compromiso, para llegar tranquilo y a tiempo, así sucede. En el camino leo la más maravillosa frase después de una de William Gibson para comenzar una historia:


"No, I´m sorry, Mr. Seligman, but i can take you hunting Late Mesozoic dinosaur."
-A Gun for a Dinosaur, L. Sprague le Camp.

Llego a la fuente, siempre es en una fuente el punto de reunión. Pasan minutos, como siempre inicio  a sospechar que no va a llegar. Tomo lugar en la fila mientras alcanze sombra.

Ella llega.

La conozco tan poco y me parece linda. Se ve linda. Me cuenta sobre como ayer se desvelo de fiesta, me hace ver el esfuerzo de levantarse temprano y verse así. ¿Para mí? No lo sé, lo dudo. Pero se ve linda.

Algo sucede en un patio lateral, algo de una cabra voladora, no alcanzamos a verla.

Entramos al foro, vemos una obra que creo es sobre lo inconcluso de la ficción, en algún momento como a la hora, ella sale, no regresa. ¿Fue por mí, había hecho algo mal, dicho algo mal? me pregunto mientras la obra continua hasta el final. Salgo del foro, ella está ahí, solamente no la dejaron regresar y se vió obligada a ir a el piso superior para ver la conclusión de la obra.

Apenas la luz del seco sol de invierno y y la picante sorpresa de canela que es su brillo en la piel nos saluda bajo la sombra en la que estamos, una nueva obra comienza al aire libre. Nos arropamos en ese sol sentados en el caliente cemento y reímos, reímos mucho, por lo que vemos, por lo que dicen, por lo que entendemos arrancando recuerdos de experiencias personales diferentes. No nos contamos nada, sólo reímos.

Termina todo en aplausos y el recordar que poseíamos piernas al sentir reclamo de entumecimiento por el tiempo así sentados. Mi rodilla se resiente, es sólo un minuto, las suyas dormidas nos detienen, se sujeta a mí, volvemos a reír.

Nos fumamos un cigarro y comemos cada quien un pescado diferente, no llegamos a ver a la cabra voladora nuevamente.

Entramos a otro teatro, un grupo de gente hermosa y alemana en un cuarto, en un cubo, sentados riéndose. Inicia la obra, inicia en alemán, no entiendo nada, ella tampoco, pasan cosas sobre pescados, quejas, un soldado, un número musical, nos damos cuenta que hay subtítulos en las cortinas superiores, las cosas parecían que tomarían sentido. Después de otras tantas cosas nos damos cuenta que eso no es cierto.

Salimos sin saber que pensar, mucha gente en el patio, trapecistas con pelotas danzando entre los edificios, faunos con farolas y lanzas en los pasillos, hombres  al inicio de la noche con pirotecnía a su espalda. Dura muy poco, nuevamente nos pérdimos a la cabra voladora.

Iniciamos a caminar, la charla suena un poco incómoda, no porque la pasaramos mal, sino que en todo lo que vimos hay abstracciones muy diferentes que escapan a las letras en ese instánte. Nos conocemos muy poco, se siente esa barrera de no saber como decir las cosas; Para ser uno, para ser sincero y para no aburrirnos mutuamente.

Nos despedimos en un abrazo corto, informal y aún así con todo el agrado de haber pasado una tarde maravillosa.

Regreso a casa y pienso; Por eso siempre he querido salir acompañado, porque alimenta las abstracciones, enriquece la experiencia el sólo estar sentado junto a alguien que conoces.

Ya no recordaba la última vez que compartí algo así con alguien. O ¿ Será la fiebre?

22 nov. 2010

Collage y Vino




Luz del ocaso ¿Dónde está ella y la luna llena? Sé que no vendra, que su poema fue una distante despedida. Pero era importante verla, a ella y la luna llena. Iluminadas al crepúsculo, arropando los pensamientos tal vez con algo diferente a tristeza.

Justo como el escenario que son los túmulos que el abandono y la paciencia de las lluvias han creado; Son sólo cosas hermosas embaladas y olvidadas en mis pasillos, pero creo que me llenan, que me dan lo que no puedo. Tal vez en terrible simetría.

¿Significa que ya todo acabo?

21 nov. 2010

Oh Luna Llena.



La luna llena de Noviembre, la luna de Ramadan, el tercer pilar.

Se acaba el Domingo y nada vinó de él. Que harto estoy de todo, de todos.

Pero la alternativa a pensar sobre mí, de mí; Es peor.

¿Qué hago entonces, con quién voy para que no sea ni yo ni los otros?

18 nov. 2010

Mi vida como una ficción

DENLE PLAY, ES IMPORTANTE PARA EL FINAL DEL POST





Al igual que Bob Dylan, quedé encantado con el San Pedro del Greco la primera vez que lo ví.


Al igual que Indiana Jones en Temple of Doom, las he tenido peores, pero nunca las tendre mejores.


Al igual que el personaje de Bill Murray en Broken Flowers, me abandonaron y toda mi vida perdió el sentido, hasta que un día me dieron la esperanza de encontrar un cariño sobre algo de mi creación y pasado. Ahora busco y encuentro en todos lados un mensaje de que ahí está, pero realmente son sólo fantasías que construyen mi vida.


Como en las películas de Wes Anderson, mi padre es un maldito bastardo hijo de perro sin nombre para quien mi nacimiento fue un daño colateral en la vida. Lo que da a todas mis relaciones interpersonales un vacío por el cariño de esa figura que nunca tuve.


Justo como en Synechdoche NY de Charlie Kauffman, hay un detalle que destrozo mi vida el cual negaré para siempre frente al espejo, y en tratar de reconstruir mi día de ayer, se consumiran todos los mañanas.


Tal como Brundell Mosca, un día tuve un futuro brillante por delante, el cual trajo hacía mí una mujer maravillosa, pero todas mis obsesiones y el no saber verlas me transformó en un monstruo y empujó a esa mujer a los brazos del mayor imbecíl del mundo.


Exactamente como Megan Fox, mi música favorita al final del día es la de David Bowie


Finalmente, igual que mi película favorita, igual que Cole, soy un esclavo de un sistema que no entiendo, mi cordura es puesta en duda cada momento por lo que puedo abstraer de la verdad  en el mundo, en el tiempo. Lo que me hace seguir es la promesa de una vida mejor que en realidad sólo es una pintura vieja sobre mi cama y una canción suave sonando de unas bocinas que apenas sirven.

Y seguramente ya todo estaba condenado en mi vida aún antes de aprender a vivirla.

También siento por el atardecer que la canción que sonaba desde el principio, la suite de punta del este, adorna mi andar.

16 nov. 2010

Para ser sincero.



Esa era la propiedad que tenía que existir previa al ser, a la moral y al devanar la eternidad y raptar un instante de conciencia dentro de ella para decir que vivimos, para decir que era yo y no un colectivo de acuerdos en la causalidad e infinito azar.

Me acordé de la escena esa donde un  acabado hombre que sufrió una lobotomía ve una vieja caricatura de Max Fleisher sobre dos animales destruyéndose mutuamente con un revolver, ésto en una silla de una enrejada y blanca sala de un sanatorio mental; La caricatura en la tele, el loco en el asilo, el asilo en la ciudad, y así continúa porque el universo en todo aspecto es fractal, principalmente en el ridículo de intentar realizarse más allá de nuestro contexto.

Debí darme cuenta mientras que en la fría noche de Domingo pasada la luna llena de Octubre, Giselle me lo decía en una banca del centro de Tlalpan. También observarlo como una abstracción de todo lo que escribía; Había que ser sincero.

Ahora puedo decirme las cosas como son:

Mi querer también se convirtió en una elucubración, en un deber sólo por no conocer nada mejor que hacer, por engañarme aún con gusto de sal mis salidas a todos lados solo. Ya no tengo que hacerlo, el no compartirlas no sirve de nada.

Tengo una terrible necesidad de compartir las cosas porque en eso se transformó mi ideal a partir de la premisa de mi vida en un hogar donde nada era abierto, todo era personal y nunca a nadie le importó otra cosa. También del amor bello y sincero a pesar de sus defectos construí un ideal para lo que es el cariño, el como compartirlo. Por eso mismo me he cerrado a otra forma de abrirme hacía él, por eso sino es Natalia o Giselle de nada me sirve cualquier otra cosa o su finalidad; Porque ellas no están.

A eso se resume todo.

Sólo he querido a dos personas en mi vida realmente, necesito de ellas para darle valor a todas las cosas, para darme un valor a mí mismo. Ellas no están, nada tiene valor ni hay forma de encontrarlo.

La palabra "bueno" sólo podía aceptarla de sus voces.

Buscar otra cosa sería buscar a dios en lo negativo.

Eso es lo que se murió en mí aquella mañana de miércoles en que todo comenzó a saber diferente, el creer que la eternidad, de ese instante que se le roba con la conciencia podría tener una importancia personal sin ellas como móvil.

Eso es porque he decidido darle única importancia a la existencia como amor. Sólo conozco su amor, y con eso ya saben la tercera parte del enunciado.

¿Qué queda a diferencia de la muerte? La comodidad uterina del sopor mental y físico; Ya tengo trabajo, ya veo comerciales, mi ropa es caliente, el alimento no me falta. Soy un imbécil muy cómodo.

Estoy bien.

Muerto por dentro y para todo futuro, pero bien.

Sólo hay que saber negociar esa comodidad, con los demás y la cotidianeídad.

Porque ya nada es importante, porque ya no aprecio nada realmente, ya todo sólo es comodidad. No se necesita nada más para todas las mañanas que vendrán.

Lo único que me gustaría en todo el universo, sería hundir mi cara en sus palmas sintiendo cariño de sus manos, para siempre.

Con eso en mente, aprendí a ser sincero.


"Pero mi corazón, no puedes recordar porque...
 
no estabas poniendo tu atención en cómo me tomabas de la mano... ¿No recuerdas? 
 
¿En qué pensabas? ¿Qué te dividía?
 
Tu querer ser no ha devenido en tu deber ser, de ser así, 
no habría más que querer ser, no habría división, habría encuentro contigo mismo...
 
¿Qué es lo que te gusta hacer? 
 
 
 
¿Qué es lo que quieres hacer?
 
 
 
¿Qué has querido hacer... desde esos momentos en que no atendías cómo tomaba tu mano?"

7 nov. 2010

Retiro Involuntario (Inutilidad la razón)

Catherine Deneuve en "The Hunger"
Llevo una buena temporada comiendome los mocos, es decir, intentando cosas sin concretar una sola. La amena compañía de la única dama con la que puedo ser "sincero" se ha disipado absolutamente en mensajes de negativas y silencio. 
 
Todas mis salidas han sido canceladas por una razón u otra e incluso he tenido que negar invitaciones por razones fuera de mi control, porque tenía algún terrible deber o para hacer menos terrible el paisaje donde hábito. 
 
Ya los museos me saben a menesterosidad, el leer, aún con su maravillosa reciprocidad para con mis fantasías se siente hueco, la música ya también es deber, no placer. La compañía, un juego de sombras chinas, una historia predeterminada en un teatro. Ya sólo busco experiencias que tal vez le den un toque más interesante a las pesadillas de cada noche. Eso y nada más.
 
Escribo, escribo, escribo, decenas de cuartillas de los últimos veinte días, todo tan estúpido y simple, vacío también. En arranques de desesperación mando mensajes esperando alguien pueda acompañarme, evitar que me quede conmigo mismo. Todas negativas. Sé que el universo no está a mi disposición, pero me entristece tanto el no poder pensar en alguien con quien pudiera inclinarme en su hombro.
 
La otra noche con un terrible dolor en la rodilla resentida aún al parecer por ese auto que me golpeó a principios de octubre, pensaba en como hacía antes para evitar el frío, y me acorde que era en el abrazo de Natalia. Hace año y medio de eso, por supuesto que se resiente esa falta. Pero entonces traté de recordar el como se sentía sostener su mano, y no logre acordarme, no lo logro aún. Eso me hizo llorar como no me había pasado jamás (y miren que soy un bebito llorón), al momento lo sigue haciendo.
 
Es eso, la vida jamás se sintió tan fuera de control y estática, mi "querer"" se transformó en "deber". Siento mis actos tan muertos como yo. A pesar de que los quiero mucho a todos ustedes lectores, no siento que pueda acercarme a ninguno de vosotros. Por eso ya no creo que vean nada nuevo por aquí en un rato, por haberme hecho un limbo con todo lo que tenía y estimaba.
 
Antes de dormir he escuchado un score para el Dracula de Lugosi, escrito por Philip Glass e interpretado por Kronos Quartet. En esa música encuentro donde yace mi alma ahora. Es mejor que escuchar una canción que me traiga otra memoria. Salvenme de mí.

31 oct. 2010

Negando el Gran Dogma


Había dedicado la tercera de mis vidas en poder encontrar el secreto de la fractalidad universal, fórmula o artilugio de encantada alquimia y antediluviano conocimiento que me abriera como iniciado un camino a los fonemas del verbo primero.

La primera vida fue la infancia, donde conocí los terrores que ocasionan el dolor, todo juguete fue peligroso, y aquello que use como juguete y me lastimó de forma permanente me enseño una lección importante, de como yacía a merced del mundo y la causalidad, que cada error viviría conmigo por toda mi vida; Mi cuerpo ahora es un mapa de esas lecciones, cada cicatriz representa algo inolvidable, sobre la física universal de las cosas, sobre la fragilidad del dogma que es el cuerpo que nos encierra. Eso fue el primer paso al gran secreto.

Mi segunda vida fue mi juventud, donde conocí el deseo y toda el hambre de cumplirlo, de que tuviera un significado mayor al del placer y la perpetración de mi semilla. Donde encontré en la educación todos los prejuicios que me hicieron dudar después de que el mundo fuera un lugar encantado más allá del metal y lo cotidiano, sólo eso.

Toda mi tercera vida ha sido al abandonarme el deseo que ya mis engarrotadas manos no pueden ni simular. Ya había entendido que era finito y limitado, las lecciones de dolor me recuerdan en fuego eso a través de mis dedos, de mis rodillas, en mi entrecerrado ojo ya víctima de la niebla. Ya sabía que todo deseo era pasajero y hueco, sólo mi mente seguía joven y vigorosa después de toda la educación y el cuestionar todos sus principios; Ahora podía alimentarla buscando a dios fuera de los altares y la naturaleza continua que me rodeaba, el razonar lo divino con todas las riquezas y valor único de la experiencia, de la mía, de la de otros en la historia y sus documentos, sumando a cada paso y página intuiciones y preguntas del gran esquema, todas las décadas dedicado al como huir hacía la iluminación o inmortalidad, tantos secretos y rituales, desde la ciudad de plata hasta la tierra hueca, la ciudad de Yakkharta.

Todo tan falso.

Ahora, casí ciego te dicto mis últimas palabras, lo divino en el universo es el dogma, es el cuerpo, es su necesidad; Diez dedos, diez mandamientos, seis orificios en el macho, el número masculino, siete en la hembra, la divinidad pura, el tres es mágico porque sólo existe en lo humano si un hombre y una mujer se unen y forman un tercero, todos los números mágicos yacen en el dogma, en el cuerpo. Lo alto es vida, lo acostado muerte, el agua es sangre.

Toda la sabiduría y aún así sentiríamos hambre, toda la iluminación y aún sentiríamos sed, la inmortal salud y el sueño no puede abolirse, la castidad del santo y aún así nos tocaríamos, deseariamos. Lo único inmortal es la necesidad mientras exista una conciencia y su velo de menesterosidad, de lo cotidiano.

Pero eso es lo divino, ese es el gran secreto, el aleph y todo conocimiento hermético, el cuerpo, el gran dogma, su necesidad, todo parte de él, es la fractal con la que podemos encontrar a dios, porque el cuerpo es él. Ahora lo sé, cuando es demasiado tarde. De nada me sirvieron las fechas, el conocimiento, las personas, la experiencia, la vida fluía de mi cuerpo, de mi gran dogma que quise evitar, cuando la verdad yacía en él.

27 oct. 2010

Un jueves antes de la luna llena de Octubre...

Pensaba en ella como casí siempre sin querer, jugando a estocadas con mi cordura preguntándole si nos volvería a ver, ya no se diga los acostumbrados castigos de si nos volvería a aceptar. El sonido de una tarola llego a mis oídos, es un mensaje de ella en mi teléfono:

"Soy el que caza, el que lucha; el que siempre continua.

Soy el que no supo a donde ir,
y también soy la aclaración de la duda

Soy la espina que yace en el corazón 
y la fuerza detrás de todos y cada uno de sus latidos.

Soy quien invoca, quien se une cada vez que algo se busca

Soy traición, soy anhelo
Espadas batiendo al sol, o caricia al rostro entre dos sueños.

Soy la mano del destino, y la que señaló el camino.

Soy sentencia, resolución, mirada taciturna

Soy aquel que arrastró hojas secas por la calle,
y la tela ondeando en la espalda del que salió y provoco a los astros.

Una boca respirando nubes
y las cenizas de sol caídas
cada que las pestañas se rendían."

Tocando ese limbo de que estuviera con ella sólo de aparición en mi cabeza fue que palabras tan lindas de una mujer hermosa no rompieron mi corazón, no esa vez; Tan fragmentado ya andaba que lo he de haber perdido la semana pasada en una ventisca, y todas sus hojas, volando al aire.

15 oct. 2010

Nicap dibujos


Es el equivalente a mis dibujos en los bordes de los cuadernos, pero en la computadora. No son muy complejos en ningún aspecto, pero gracias a un par de filtros y pincelazos, se ven bonitos.

14 oct. 2010

Ya estuvo bueno.


"...hay ocasiones en que quisiera intentarlo nuevamente con alguien y en mis arrebatos me dan ganas de besarte y hacerte el amor, pero solo pasa a veces."

 ¿Saben qué? Ya estuvo. Tengo mi corazón y lo poco que pueda hacer con mis manos para quien lo quiera, cuando lo quieran, para lo que quieran. Ya no me importa, todos los fantasmas de melancolía e ilusiones se murieron el miercoles, así que a darle. Si alguien acepta, aquí estoy, en el facebook, en mi cel 0445520898193, en mis correos. Para intentar dar por amor lo que sea necesario, aunque todo se vaya al diablo nuevamente, aunque termine en lágrimas y maldiciones, y suspiros en meses por venir, también podría ser que fuera algo bueno y ahora sí duré y sea sincero. Lo que sea es mejor a leer y escuchar que me aman, que me desean, pero que no quieren verme.

Todo lo que pido a cambio, es que al filo de la tarde, de la noche o la mañana, que me dejen estrecharlas como si el tiempo no importara.

Y si alguien tiene algo que decirme, aquí estoy.




Las ilustraciones son de SOMEFIELD, maravillosas en verdad




Cosas hermosas que en mi simple visión, no entiendo.



30 Sep 2010  Quetzal,

pero es que pondria mis manos en tu rostro y trataria de llenarlo de besos
  no puedo hacerloQuetzal.  14 Oct 2010 Soy Psique sin amor. Esta noche (¿Esta noche?) Lo he pérdido. ¿Te quemé con el aceite tratando de ver tu bello rostro? ¿O fue la daga temblorina de mi mano lo que te asusto? Si te confieso, tenía miedo de mí, no de tí. Pero ahora (¿Ahora?) te has ido amor y no puedo ser otra que venus celosa tratando de eliminar a Psique; Se cree muy lista pero alguno de los trabajos la va a vencer. No sabe, nunca supo lo bella que es.

En momentos no puedo creer lo complejo de todas las cosas; Hace tanto que deje de racionalizar el mundo, y lo reduje a la causalidad y al amor. Causa y efecto, la conciencia del tiempo de Heidegger, el observarlo o tratar de entenderlo, no importa porque la última razón abstraible la tenía Heisenberg. En un sistema extenso, todo tiene un grupo de reglas infinito multiplicado por cada punto de vista que es efecto de los actos y su trasfondo.

 A mí que podría importarme los consensos del microcosmos y macrocosmos sobre una razón humana. Somos una reconstrucción y consecuencia del ayer, eso puedo aceptarlo plenamente, a todos niveles.

Entonces sólo quedaba el amar y ser consecuente, sabio de las consecuencias de lo que pudiera entender de todo el demás universo que existiera fuera de mí, que rodea lo que amo. Y no entiendo, porque dos personas que desean estar juntas, con su amor libre sin dejar de ser una reconstrucción de su ayer, no puedan estarlo.

Yo y mi visión simple, hace del sol un dios, de una obra de arte la sublime experiencia de una vida y me tiene enamorado, y solo, muy solo.

Si tiene un papel en la finalidad sencilla e infantil de ser feliz, el tiempo lo dirá. El principio de incertidumbre hará que no me importe si hay un futuro, y la reconstrucción que soy de ayer, el día de hoy, seguira aquí triste sin entender el porque es irreconciliable Psique y Venus.
9 Jun 2010
Quetzal, extraño sentir mi corazón roto y tener que inventar estrategias para calmarlo, mi corazón sigue roto, pero lo soporto, mi estrategia fue el impulso, pero me sumí en ella y me está llevando a donde yo quería, pero eso me aterroriza.

11 oct. 2010

Después del fin de semana (Una imagen)



Porque sólo quiero querer, pero siempre me sale mal o al revés.


(Por cierto, el sábado es mi cumpleaños, en caso de llegar a ese día con suficiente razón o salud para entenderlos, dejenme escuchar su voz si tienen tiempo con eso del concierto de los pixies e interpol, no mensajes, no mails, no, nada de eso. Ahora necesito sus voces, no un mensaje del facebook)

10 oct. 2010

Anciano leyendo (flickr update)


Anciano leyendo, originally uploaded by nicaprio.

Un par de fotos de hoy en el centro después de ver la expo de Max Ernst y la feria del libro.

Sólo le dan click a la imagen y los lleva a mi colección de fotos en el flickr

4 oct. 2010

Libras de mi Corazón Episodio 1: Mi querida Giselle


A la que viste y se perfuma de otoño por su nacimiento, mi querida Giselle:

Frente a la fuente de los coyotes con un pesado tomo de viejos secretos en las manos, a la sombra de las que parecen perennes hojas de un árbol, espero por tí. Así como las uvas del más reluciente verde pueden contener un océano de vinagre, ya no encuentro magras las visiones de parejas mutuamente sosteniendo sus brazos, ahora contienen dulce y suave aroma del soñarte a tí, a nosotros igual que a ellos.

El refrescar tu voz y mirada en la memoria ha dotado mi melancolía con su belleza. ¡Ah, tu maravillosa mano y su tacto que bien me ha hecho!

Son todos los ruidos de Domingo, las risas de los niños y el tintinear de relicarios en la iglesia los que me envuelven y no así una canción de amor dedicada en secreto. Hoy que te adorna el sol al sentir que has bailado con él otra ronda.

Mi añoranza y necesidad de verte son calmadas con la reflexión de tu querer de paz en esta fecha. Por eso una sonrisa con sabor a nuevo cruza mis labios y ensancha la barba en mi rostro, de que vuelvo a encontrarte y tu verme con las heridas transformadas en cariño palpitante.

Hermosa mujer de otoño, me recorre el anhelo de estrecharte por todos los instantes de eternidad en la que coincidimos mientras quede tiempo bajo el cielo. Cierro los ojos dejandome atrapar por el comfort de ese futuro que vuelvo a sentir cierto.

Ya no es cultura de novelo sino de bolero la que se escribe sobre mis propias hojas que vuelven a relucir y parecen perennes como aquellas que invocan esta fresca sombra frente a la fuente de coyotes, donde con las palabras de mi libro, espero por tí.

29 sep. 2010

Otras personas me hablan de tí


no sé porqué, por ahí decían;
que, había sido por ti
que se había sentido bonita
(¿2003, 2004, 2005? ¿Quién podría saber?) 

De cristal proviene el sonido que me llega de tu voz. Al leer tus palabras pidiendo romper un hechizo del que soy símil prisionero. Del inmenso abismo que es el azul del cielo alcanzan mis ojos tus letras “Hermoso recuerdo”. Los gusanos en mis hombros reaccionan a ellas con gritos de ¡¿Por qué recuerdo y no presente?! A murmullos y tristeza les susurro mentiras sobre esa posibilidad para arrancarles un humor más apacible.

Otro corazón que también te pertenece me escribe que era yo quien alguna vez te hizo sentir bonita, y regresa a mí la figura que la hermosa flor no sabe lo preciosa que es por ella misma ser flor. Si la luna y las estrellas que buscan abrazarla un día se dieran cuenta de que todos los sonetos en la historia les están dedicados ¿Brillarían más para hacer la noche de plata o seguirían siendo ellas mismas? También me escribió hablándome de años como si el amor pudiese ser medido por las horas en el día. El reducir las cosas a fechas sólo es conveniente para organizarlas, no para vivirlas. Así también mi memoria es conveniente, separando los momentos en gloriosos y humillantes, todo lo demás son lecciones y mar que se repiten en infinitas olas, trayendo algunas de regreso, llevándose otras y siempre cambiando el paisaje de arena que recorro.

Me decía también que los vivos intercambian materia viva. Es por eso mi necesidad de creer todas las pequeñas mentiras, desde la navidad hasta las hadas, sólo así podría creer las que son mucho más grandes, la justicia, la amistad y el amor. De esa forma se tornan verdaderas, es la única manera de evadir el destino de transformarse al final en un copo de nieve perdido en una tormenta de estática. De saber que existe un futuro de una tarde vistiéndose de violeta siendo feliz sosteniendo tu mano.

Pero al momento sólo puedo demostrar que la vida intercambia gas y agua, que todo lo inerte es lo imperecedero y la vida que conozco sólo debe dar amor aún si ésto la acaba.

Estas son la clase de cosas que me hacen pensar ¿También el Yggdrässil cambia sus hojas?

Reviso mi teléfono con la frecuencia de encender un cigarrillo para calmar el ansia, para tal vez volver a saberte tan cerca de como te sientes ahora, tal vez de poder leerte nuevamente como en la mañana y tu mensaje.

“Hermoso recuerdo”.