21 jul. 2011

Se Vende (barato) y Música de Fondo para un drama 15



Ahora que lo pienso, ya no hay un proyecto espacial real, no hay caso y punto en realizarlo, no es práctico, no es necesario, no hace ningún bien a nadie, gasta recursos valiosos y no es momento de sentimentalismos, el mundo se acaba y se necesita el pragmátismo más estricto para todo recurso mental.

Eso de ser un astronauta es un tonto sueño de hace 50 años, eso de tocar las estrellas y reducir las fronteras a una humanidad única bajo el hogar mútuo.

Puras idioteces, de nada sirven, sólo hay piedras y negrura allá afuera.

A lo largo de toda la tarde anduve revisando este blog, los últimos tres años principalmente.

Exactamente igual al proyecto espacial; no hay caso y punto en realizarlo, no es práctico, no es necesario, no hace ningún bien a nadie, gasta recursos valiosos y no es momento de sentimentalismos, el mundo se acaba y se necesita el pragmátismo más estricto para todo recurso mental.

Eso de ser un escritor es un tonto sueño de hace 5 años, eso de tocar las estrellas y reducir las fronteras a una expresión de sentimiento, de cariño único para tal vez una persona.

Puras idioteces, de nada sirven, sólo hay piedras y negrura allá afuera.

Igual que en los últimos tres años, un post de despedida  y su canción. Completamente representativa de tantas personas, en esos tres (3) años.

Dickinson, poema 23


 Han sido un par de noches, no extrañas, pero muy largas, donde de repente siento un pavor que raya en la histeria, después un enojo terrible y finalmente la calma tristeza que me arrulla en lo que parece un sueño muy aburrido, para despertarme de un golpe al ver una sombra caminar alrededor de mi cama y posarse desde el área de mis pies, observándome.

Ahora no ha sido una sombra amorfa de mirada terrible con forma de cicatriz, ahora es una mujer joven, de cabello a los hombros. Por supuesto la primera impresión me asusta, y por supuesto me hace sentir intranquilo, pero no se siente como una amenaza, permite que vuelva a dormir.

Pensé por una vez, por un instánte que era Michelle, pero algo me hace saber que no es así.

Durante el día he iniciado una serie de rituales químicos, por la mañana me levanto con nauseas, es ahí donde tomó una ranitidina y es hasta que llego al trabajo que los ojos dejan de lagrimear por los constantes espasmos que intentan doblarme hasta vomitar. Eso, ya no es tan pesado, hace dos años cuando Natalia y Giselle se despidieron me sucedía lo mismo, pero ahora la pastilla hace que no dúre tanto.

El año pasado era muy bonito ver a Giselle cada tantos meses de repente, por lo bien que me hacía, por lo lindo que era alguien que escuchara, también porque espantaba esas nauseas. Siempre fue bonito, pero ahora sin verla, desde que Mara dijo adiós en fugaz ejercicio han regresado, pero la pastilla es una gran ayuda.

Cerca de las diez de la mañana el dolor de cabeza se hace presente, no es terrible, pero es un dolor punzante muy molesto, nada que un par de aspirinas no puedan arreglar en media hora.

A medio día es hora de mi prescripción y vitaminas, son para compensar el insomnio y los días de inapetencia, el cansancio y el enojo. Éstas no sé si funcionan bien del todo.

Me asustan  ya tanto estos días.

De este fastidio del cual ya comienza a ser víctima mi trabajo y mi familia, Emily ha sido una buena compañera. Como hiciera comentario Lisa Simpson en algún momento: "Emily Dickinson ha escrito alguno de los versos más hermosos que he leído... y luego se mató triste y sola..." Ahora entre sus palabras aparece algo muy parecido a la tormenta incontrolable; Algo terrible y muy hermoso.

Poema 23 de 1858  "I Had a Guinea Golden"

I had a guinea golden —
I lost it in the sand —
And tho' the sum was simple
And pounds were in the land —
Still, had it such a value
Unto my frugal eye —
That when I could not find it —
I sat me down to sigh.

I had a crimson Robin —

Who sang full many a day
But when the woods were painted,
He, too, did fly away —

Time brought me other Robins —

Their ballads were the same —
Still, for my missing Troubador
I kept the "house at hame."

I had a star in heaven —

One "Pleiad" was its name —
And when I was not heeding,
It wandered from the same.
And tho' the skies are crowded —
And all the night ashine —
I do not care about it —
Since none of them are mine.

My story has a moral —

I have a missing friend —
"Pleiad" its name, and Robin,
And guinea in the sand.
And when this mournful ditty
Accompanied with tear —
Shall meet the eye of traitor
In country far from here —
Grant that repentance solemn
May seize upon his mind —
And he no consolation
Beneath the sun may find.

Hay quienes me dicen que alguien utiliza mágia para hacerme ésto.

El poema, a momentos siento que para que me lo dediquen, a momentos para dedicarlo.

18 jul. 2011

Reimaginando a Clarke


Harry Clarke hacía unas ilustraciones preciosas y a veces muy tetricas, sin ser una excluyente de la otra. Aquí, no debería ser un colorido pérfil, realmente el rostro debería mirar hacía arriba, los naranjas deberían ser azules, porque realmente es una mujer ahogada, muerta,  flotando en el río, dibujado con tinta café, no negra, sobre papel de alto granaje. Porque sólo es un fantasma más, que pasa flotando entre flores que apenas se disciernen por la oscuridad.

Es una ilustración para Morella de Allan Poe.

Pero quería encontrar en la imagen vida, rescatar de la mirada melancolia en vez de que fuera una figura de la misma, pérdida para siempre.

Leo nuevamente un poco de poesía. Escogí a Dickinson y Poe, como el más taímado y lleno de cliché adolescente. Porque son tristes, porque no son Boudelaire para matarme, porque no es Becker para arrancarme en furia el corazón por la belleza de la que habla que ya me es inalcanzable, inconseguible. 

Al menos las palabras de muerte son reales .

Como víctima de esa suceción en la noche, aún deseo encontrar algo hermoso en esos fantasmas.

Pero es tonto, mediocre y poco imaginativo, justo como este mismo ejercicio.


"The earth grew dark, and its figures passed by me, like flitting shadows, and among them all i beheld only -Morella"

11 jul. 2011

Sobre mi foto al lado de la palabra "Decepción" en los diccionarios enciclópedicos. (Para Triptop)



-Sobre las mentiras.

Cierto es que vuestras observaciones reflejan el póderoso argumento que las ideas que se me escurren suenan con tono de impuesta verdad, a pesar de querer ser algo muy diferente, que al ser tan poco desarrollado, raya de lección antes de palabra reflexiva. La idea del amor y la justicia las manejo como posibles mentiras porque no son parte de un argumento inteligentemente desarrollado que se pueda apreciar a través de los pobres sentidos como realidad. No hay un argumento real para ellas, al mismo tiempo son acto de fe. No importa que tanto se desmenuze a una persona o todo lo que se pueda tocar del universo personal hasta donde alcanzamos, no existirá ni en uno ni en otro un sólo gramo demor, de justicia. Los infantes y media vida nos creamos a nosostros mismos pequeñas mentiras, de los monstruos en la noche, las hadas escabulléndose entre almohadas, los magos que nos traen de buena voluntad regalos, esas cosas son necesarias, cada pequeña mentira de fe es necesaria, porque nos preparan para las mentiras grandes, nuevamente el amor y la justicia. Es ahí donde el simio toca al ángel y surge la belleza humana, en el punto en que se puede creer más allá de que toda razón mínima necesaria niega su existencia.

No sé si eso es terrible, siento (siento, en efecto y nuevamente sin argumento), que la fuerza negativa, incluso en un principio de realidad no debería ser excluyente de cualquier idea positiva, sin importar lo irreal que sea, ya sea San Nicólas, el amor, o el carpintero zombí amoroso de hace dos mil años.

No es que el niño crea y juegue deseando obtener algo a cambio, como todo juego, es un ejercicio y simulacro de lo que puede ser una posibilidad mejor para una vida larga, desde el cachorro que muerde a sus hermanos, hasta el juego de mesa en el que compiten las habilidades de matemáticas.

El amar, no creo que se deba amar por amar, si el amor es un principio al que se subyuga la existencia, éste debe serle propio a los demás principios, el amor hacía alguien (Tal vez idealmente) ha de alcanzar a ser la equivalencia de los valores que uno entrega y comparte con ese amor, con esa decisión, quien lo recibe debe ser tan valioso de ese amor como quien lo da, el amor ganado, el amor logrado, el amor entregado totalmente es el negar toda propiedad de uno, para compartirlo con alguien más, merecedor de todo lo que el principio de amor tenga como equivalencia para nosotros. 

Por eso cada "Te amo" ha de caer con el peso entero de todas las canciones de antaño y los sueños que se puedan concebir a partir de ese momento, porque es la totalidad del amor dada a través de un agente que recto en ese principio, es amor mismo, y por lo tanto mayor principio posible para una persona. 

Sólo que exista un argumento, a pesar de cimentarse en la fe antes de que en los sentidos, pero que sea un argumento, no que sea correcto o incorrecto, o con un valor diferente, el que las acciones no nieguen el principio que defienden, de otra forma, la fe muere dentro de las iglesias, cuando el ritual carece de significado y se transforma en cacofónico murmullo a mentes sordas.

Pero de todo eso, realmente sé muy poco, siendo un muro de ladrillos hablando de lo que cree es la suavidad de las telas que ve pasar.

Ya de la idea que es éste ejercicio, eso es, una idea, que como la hierba, yace siempre ahí, cruza multitudes y crece más fuerte cuando se le pisa. Sólo desea ser escuchada presumiendo de la propiedad que es la armonía, sólo es eso. Semejante a una oración, se avienta al aire deseando atrapar oídos más supremos, el reconocimiento de todo lo que es por sí misma que no puede entender. Como oración, también es egoísta, buscando el bien de lo que conoce sin saber incluso si sus raíces son putridas o de buen nutriente hasta que se les consume.



-Sobre mi foto al lado de la palabra "Decepción" en los diccionarios enciclópedicos.

Realmente la opinión de aquellos progénitores me es de muy poco intéres o importancia, el detalle yace en la continuidad de su presencia, en la observación de ese orgullo injustificado convertirse en la más documentada decepción de la cual pueda hacer registro. Ya la lista de damas que se alejaron a gritos y deseos de muerte terrible, de hermandades olvidadas, de todas las demás relaciones son sólo resultado y reflejo del proceso único que he tenido toda una vida para recordar y reflexionar. Por eso es importante y pesado, es mi muestra cero del experimento que pretende reflejar mis capacidades innatas para querer y relacionarme (Aunque ya lo último que deseo es un nuevo especímen a la muestra general).

La decepción ya propia y de lo que hago es porque a pesar de en efecto ser una experiencia constructiva de una u otra forma a mi ser, no posee memoria de permanencia a pesar de su efecto acumulativo. Me es carente de valor a varios principios, entre ellos el del amor, por eso me enoja, porque no es válida para lo que quiero hacer con ello, que no es acumularlo, si no entregarlo a compartir.  Eso ya de mí, un gran defecto (otro).

Ya de ella, de Mara, espero fueran razones y no sólo justificaciones, el hacer de algo inverosimil, algo racional. Para ella, para mí. Si fue mejor, por el peso que tal vez en sumatoria era más que los componentes de sus partes, aún no lo sé. Pero el rechazo es lo que es intrinsecamente, no es un favor, ni un acto de piedad, aún así si para ella dios sabrá tenía sólo próposito dellamada de atención.

-Una charla de medianoche

Giselle: si sigue leyendo lineas puede escoger las que quiera leer,
  puede elegir
23:48 aunque claro, puede elegir no leer ninguna.
  Igual seria mentira
23:50 Yo: Pero aún así lo hiciera, seguir leyendo líneas, ¿Qué sucedería con los demás papeles? ¿Qué actríz sustituiría las líneas de la amada? Fallecería ese personaje ¿La obra sería igual de buena?
23:51 ¿Qué espectador se quedartía a semejante presentación?
23:52 Giselle: la escena debe mantenerse ante todo
  si falta uno debe parecer que no falta
  que esta completa la obra
 Yo: ¿el aplauso de quién alimentaria a los actores?
 Giselle: se aplauden entre si, no lo hacen por el espectador,
23:53 lo hacen por hallarse a si mismos
23:54 Yo: la máxima que separa los grandes actores, de los pretendientes: "El espectáculo debe continuar"
 Giselle: ante todo

6 jul. 2011

Siempre es más complicado (Respondiendo comentarios de "7 Días pasaron, evidencia del adiós")


 Al contrario Tania, sólo hay que revisar los dos años anteriores y ver , que todo enojo, toda tristeza, ahora sólo es un documento de lo que se pierde en los correos, de lo que ya no se puede hablar.

Es mucho más serio que el hablar de calles como paredones y el llanto nocturno como un mar dependiente de la luna.

Me hace sentir de cierta forma mal que se entienda como un chisme de ardido, no eres la primera que lo comenta. Es el dejar de hacer pequeños párrafos recibidos en alfileres para perderlos en el colchón. Ya no moldear mis culpas y que aparenten algún color o recuerden algún otoño.

Es porque estoy un poco cansado, de andar con corazón quebrado esperando que alguna inspiración haga bella la porquería en la que me empeño vestir y vendar. Es mi mala forma de ponerlo en perspectiva, completo y sin escapismo esta ocasión (De cierta forma así me parece) y aún más triste forma de platicarlo. Por que realmente no tengo las amistades o la confianza de poder acercarme a alguien. Así siento que alguien me escucha, o que me llegan a poner atención.

Es tremendamente pátetico, lo sé, pero todo enunciado que proviene de mí jamás ha dicho nada diferente a ese hecho. Este blog es un monumento a tal aseveración.

Ésto sigue siendo serio, de hecho más serio que núnca, porque a pesar de ser un fracaso, ya he arruinado mucho más mi vida escapando y viendo todo a lo lejos con su cortina de lluvia que creeé para arrancarle brillos. Soñando que podría ser mejor, que hubiera sido mejor. Terminó y el ponerlo aquí es el como fue y que lo acepto.

Perdón si parecía algo diferente o ejercicio de despecho.

Ahora, sobre el tergiversarlo. No esta vez, no como la anterior o la anterior a esa, donde sabía que las palabras al final ensamblaban algo parecido a una verdad, pero maquillada. El texto es lo que sucedio, lo que ella, Alaide y yo escribimos, sin cambiar una palabra y reflejando mi faltas verdaderas de ortografía y redacción, así como gran parte de las demás que tengo como persona. No sé cambió nada y como en pocas ocasiones, eso lo puedo decir alto y de frente.

Que el sexo para mí es un problema, claro que lo es, jamás me he encontrado  en los parajes más allá de las caricias de mis manos, un beso lento en la mejilla y servil complascencia. Claro que tengo un problema grave, viví media vida aterrado de eso al saber que lo que sea que es mi familia se creo y destruyó por eso, que yo soy el daño colateral de eso; La mayor decepción para un padre que odio y una madre que me tiene lástima. He visto a todos mis parientes y las persona que más valían por ellas mismas hundirse por una noche, condenándose a ellos y a sus hijos no deseados para todo el futuro. Su tristeza al ahora limitados por eso me desgarra el alma, a todos ellos, que pudieron ser tan plenos sin una familia. Y podrán argumentar el amor que quieran a sus hijos (Al menos ellos), pero ninguno podrá negar la culpa que sienten al no poderles dar el mundo, el que se negaran ellos a tenerlo.

Claro que me es un problema, con la mujer que fue mi mejor amiga y amante por más de cinco años todo estaba bien hasta que intentamos tenerlo, en los últimos dos meses, donde todo fue más culpa y recelo. Era terrible verla sentir dolor y diciendo que estaba bien, que ella quería eso. No podía aceptar que el lastimar a alguien que amas se tratara de esa unión de la que hablaban los poetas.

Mi hermosa mejor amiga, mi hermosa mujer de pies fríos y cabello alborotado, con su voz de niño y su maravilloso abrazo. La mejor persona de éste mundo. Le hacía daño y le mentía que estaba bien.

Después, lleno de culpa por todas mis mentiras y su abandono, por no querer ayudar a alguien que realmente quería, intenté entregarme a los más hermosos ojos que en la vida se han presenciado, pero estaba tan enamorado de esa mirada, de sus dulces palabras y su sublime alma, a mí que me importaba su cuerpo delgado y sus manos largas, sólo quería que suspirara en mi oído. ¿Quién necesitaba unir carne, eso, carne? al tener esa mirada y su suspiro. Pero me parece que para ella tenía el más especial de los significados, así como Shiva creando el universo en una danza, en una danza de amor, así podía alcanzar esa divinidad que tontamente ella no podía ver que derramaba a cada paso. Siento que eso también le hacía daño, el que tan cansado yo sólo buscara sus brazos y no nada más.

La carga de lo que les hice a ellas me destruyó casí por completo y en varias ocasiones estuve al más simple pretexto de en efecto, matarlos a todos con un suicidio. Pero entre todos esos defectos de mi persona, la cobardía me es especialmente conocida y para desgracia del tiempo por venir hasta hoy me mantiene todavía por aquí. Corrí una y otra vez, le cerre la puerta y me hice sordo a sus llamadas.

Como siempre, saliendo a relucir como el imbécil, cobarde y fracaso del que tanta justificación tiene mi familia para sentirse decepcionados.

Casí pasaron dos años de eso y otras situaciones, personas que a pesar de su cariño, al final fueron un poco más un desahogo para mi llanto y la mañana siguiente un cúmulo de culpa y añoranza. No podía evitarlo, no quería evitarlo, me sentía más cómodo con esa autocompasión producto de mis faltas para con esas dos hermosas damas. Con Alaide quería que eso cambiara, comenzar a construir algo con todos los puntos, todos los simientos, pero estaba pérdido, la conocía poco, no quería que se transformara en una descarga de ese deseo acumulado, tampoco ser tan frío y distane sobre eso. , pero núnca sentí que se sintiera bien en un abrazo que pretendiera durar toda la noche, si la apretaba fuerte a mí era porque todo lo que quería era también de ella un suspiro. Siempre termino siendo un quejido, n o le agradaba al parecer, pero quería seguir intentándolo. No me entregue ni me deje caer en arrebato, porque no puedo, me aterra el pensar en todas esas posibles consecuencias de dejarse llevar, de hacerla sentir incómoda de hacer que algo doliera, para ella, para mí.Yo lo único que quería era abrazarla y escucharla reir entre sueños. A esa búsqueda de complacer, de tratar de quedar bien, de esa cortesía que era el sexo, nada me importaba y mejor no hacerlo.

Lo he pensado mucho, he leído un tanto más, sobre el deseo, el erotismo, su figura y que es para mí dentro de una relación, de lo que había sido, y también lo he llegado a creer, que tal vez sea asexual, que no me importa realmente eso del placer y los genitales, que tal vez mi preferencia por todo lo que es femenino es sólo porque a esa inescrutable figura y mentalidad las puedo divinizar, porque a mí, como género contemplo y sólo puedo ver un animal que me da asco.

Lo de los temas profundos. Sobre eso, sé que realmente soy un mamonazo para muchas cosas, no sólo no me gustan las cosas populares, las detesto; La democracia para mí es algo en lo que sólo creen los tarados, el fútbol para mí es vileza de chusma palurda, no encuentro gusto en las salsas y cumbias, y el baile para ellas me parece algo tonto e inecesario orque es crear un ritual para algo carente de complejidad o mensaje como puede contenerlo la belleza que es la música. No he conocido labor que no sea por necesidad antes que por principio y gusto, por lo que no me interesa el platicar de ello y de ninguno de esos temas.

La pregunta “¿Cómo estás?” me parece sólo un reflejo arraigado de los días que pasan. Otra torpe cortesía. Cuando se está al lado de alguien a quien se quiere es tan evidente que se está mejor y que nada de eso importa. Que no se puede resumir una semana, mes, año en bisílabos. No debería ser sólo el “estar” en la pregunta. No me siento sincero y completo respondiendo con ese “bien”, “mal” o “más o menos” y después dar una explicación rápida en caso de responder “más o menos”. Eso me aleja de los tópicos “interesantes” de medio mundo, y encunetro mayor realización en compartir una impresión, una historia, alguna experiencia de contemplación antes que cualquiera de esas cosas. No es que sea muy especial, es sólo que encuentro placer y ligera realización en la reflexión de una experiencia antes que en el bombardeo díario, por eso encontré buen resguardo y amistad en los colores de los museos, en los personajes de los libros, en las inflexiones de la danza y los sonidos del agua y el atardecer. Soy de hecho la más simple de las personas al encontrar milagro en la presencia del pasto. Aunque realmente perdí hace mucho la capacidad de transmitir esas sensaciones, siendo que en solitario únicamente me puedo alimentar de ellas, cayendo también en cortesías, frías cortesías, Aún queriendo compartirlas.

Eso ha causado ese encierro que aparenta intelectualismo y frigidez social.

Sobre la compañía del maniquí, del tronco. Eso es culpa mía; Queriendo aprender a querer nuevamente, al principio quería llenarla de besos, caricias de las cuales soy muy capaz con mis manos, pero a ella no la sentía satisfecha o alegre por la perspectiva. Según yo, lo hice mucho al principio, hasta que la ví escapando de mis besos o siendo asustada por una caricia mientras leía para la escuela. Su doctorado es muy importante y desde el principio me había contado de la vida entera que tenía antes de mí. Escogí el estúpido servilismo nuevamente, me quedé horas solo en su cama mientras ella hacía otra cosa, mientras ella prefería negar mi compañía incluso para salir a la tienda y yo ahí, añorando sostener su mano. Pensando estúpidamente que tal vez en algún momento cerraría su libro y me pidiera un abrazo, tan sólo a un enunciado de todos los que ella quisiera y no, para toda la noche. He ahí la consecunecia de mi estúpidez, el creer que se acostara dando la espalda era un “Dejame en paz” antes de un “Abrazame”. Que el que me pidiera que me quedara mientras ella estudiaba era un “Para tener compañía” antes de un “Secuestrame y pasemos juntos la noche”. Aún cuando el silencio se presentaba, parecía ella siempre querer llenarlo, haciendo algo, diciendo algo, cuando a mí me hubiera encantado sólo poner atención a la lluvia tocando su mano arrullados por el saber que en silencio, estabamos juntos.

Fue entonces que inicie a creer que todo lo que era aparte de mí era más importante en su vida, que lo último que necesitaba era despertar asustada con un beso o hacerla víctima de mi necesidad de ese jugar con su cabello por horas. Al final sentía que ella deseaba compañía y alguien con quien hacer cosas, no un amante o un rostro contemplativo, así que me ensimisme nuevamente, ya no acercandole la porquería que pasaba por mi cabeza, mis dolores o mi incertidumbre, mis malos momentos o caricias que creía que no quería, que no necesitaba. Eso, aúnado a la falta de un deseo corporal y a sus palabras lejanas de universidad de que era un poco fría para las cosas concernientes a los cariñitos me alejo de esa forma. Pensé que le daba el espacio que buscaba y que lo peor que podía hacer con ella era llegar con esas necesidades. Ahora me doy cuenta a través de tus palabras que vienen con eco de lo que ella te contara, que era todo lo contrario.

Me da un poco de risa lo de Kant, jamás logré ni siquiera entender bien la introducción de los textos de Schopenhauer, ¿Qué puedo saber yo de epistemología o discutir esas cosas? Sólo tengo mis torpes manos, mis sensible ojos, y creo saber que existe el tiempo porque existe un acto y una consecuencia, que existe un mundo-sueño y un mundo-tiempo, pero es lo único que sé.

Ya sobre lo que es el blog y todas estas cosas públicas, como al inicio del texto, es la única y triste forma que tengo para ponerme en perspectiva y documentar lo que he hecho, lo que me ha pasado y hacía donde voy, de compartirlo donde de todas las demás formas no puedo.

Lo último que deseo es hacerle daño a Alaide, la quiero mucho y me parece pretensioso e ignorante eso que dices de “La que te dejó por el face”. Lo hizo, sí, pero hay siete meses detrás de eso y es mucho más complicado que un abandono de golpe. No la culpo y siento que tiene razón, porque a demás lo realizó así para poder continuar con una vida de la que no me sentí parte, de alejarse de alguien que ella consideró al final no deseaba hacerle parte de la suya. Que sucedió así como siempre, por todo lo que no se hablo, ya no hay mucho que hacer.

En este monumento de porquería y sensibilidad que es el blog hay casí cuatro años de mí haciendo ésto, y por más que la quiera y la vaya a extrañar, ya no somos nada y cada día me debo a mí éste ejercicio, para poder pensar, para poder sufrir, para poder compartir, sólo no tienen que leerlo ¿Quién la va a juzgar, quien va a pensar lo que sea de ella, a quién le interesa finalmente si alguien lo hace?

Alaide conoce sus razones, yo puedo suponerlas. Todo terminó y no hay vuelta atrás, eso es muy claro. Así que seguire mi vida de tan terrible forma como siempre y lo que intentes hacer de mí no me interesa ni asusta. Mi vida es pública desde siempre hace tantos años que puedes encontrar las coordenadas de mi casa en google de quererlo, así que si deseas un pedazo de mí, adelante, toma un número y haz fila, pero hazlo con pleno conocimiento de que yo la quiero y que aquí trató de demostrar aunque en autocompasiva e incompleta forma lo más que puedo de lo que soy, que detrás de mis palabras hay mucho más bagaje que un chisme.

Finalmente, sobre el psicoanalista, ya estoy muy ocupado escribiendo, dibujando, caminando kilometros, fumando tres cajetillas a la semana junto con un libro en el mismo período, escapando en los sueños, trabajando, no matándome o matando a alguien, queriendo aprender a amar realmente, contemplando la luna, viendo películas, visitando museos, añorando el día anterior, en el tráfico, siguiendo tres series de televisión, escuchando 10 horas de música al día y más cosas, para perder el tiempo en charlatanerías y sugerencias ignorantes de personas que no me conocen y juzgan con enojo a partir de la perspectiva que el no cogerse a tu pareja cuatro veces a la semana es de maricas.

Finalmente, y ya en plan tranquilo, al menos me reconforta que Mara tenga amigas como ustedes, dispuestas para saltar a ciegas, gritos y uñas con tal de protegerla de lo que sea, de hacerla sentir mejor, de decirle que abandonó a un pobre estúpido en la forma en la que lo merecía para que no piense más en ello, para hacerle compañía, para ayudarle a que no me recuerde como a primeras parecía lo quería realmente hacer. Eso le hará reafirmar su desición, aunque pasará un poco de tiempo antes de eso. Mas sin embargo tiene a mucho a que dedicarse, el congreso en Washington para Noviembre, los papers que planean en el lab, su eterna enfrenta ante las desiciones del Doc, su pronta mudanza, el sopesar todo lo que pasó y quiere que sea después, para ella, para con ustedes. En verdad envidio eso, y el ya no ser parte de su vida.

De todo, sólo hay una cosa que me molestó de su despedida, las palabras “El amor es efímero”, me molesta tanto, me enoja tanto, es la peor sandez y cosa más ridícula que he leído en mi vida. Eso me va a corroer por mucho tiempo.

Yo por Mí




Yo por Mí, originally uploaded by nicaprio.

Así se sienten de falsos los paisajes hoy en día.

Nueva ilustración y autoretrato en flickr. Ya saben, le dan click y los lleva a las cosas que capturo, que no me avergüenzan tanto.

5 jul. 2011

7 Días Pasaron. Evidencia del Adiós


Carta del 28 de Junio que leyera a medio día después de que a las seis horas había visto en Facebook que ya no tenía una relación:


Quetzal:
Son días ya intentando encontrar el modo de entender y creo que no lo lograré...
No se qué es lo que puedas necesitar ahora y por lo que veo, en cualquier momento, el silencio siempre ha sido cómplice perfecto para no permitir y por ende enemigo implacable de dos...
 
Solo puedo expresar verdad cuando digo que mi mundo es distinto cada día, aunque cada uno sea la terrible promesa de un mañana exactamente igual, encontrar la pasión es todo lo que nos queda o dejar que nos encuentre y abrace como lo hizo cuando nos permitimos sentir ¿lo recuerdas? 

Por mi parte, la mayor parte de los días olvido recordarlo.
 
La belleza que inunda tu ser es inmensa, varios la saben o quizá la sospechan estoy segura, deseo que puedas verla, eres hermoso.
 Hemos permitido al silencio invadir cada fibra de lo que somos en ese ajeno tú y yo y me parece que es el momento correcto, la crisis que tanto temía, no inadvertida, más bien de bajo perfil, implacable...

 No se cómo explicar lo que has reconfigurado en mi, soy presa de la certidumbre de que; como me inventé un Dios puedo también inventarme un amor enorme, porque, qué otra cosa son la fe el sentir si no invenciones de uno que necesita vivir.

 Quisiera que todas esas fantasías que construí cada noche entre tus brazos, enredada a tu cuerpo, inhalándote, sintiéndote, intentando que la perfección incómoda de todos los incontables momentos de silencio no me trasladara invariablemente a lo que en realidad es, que terceros fueran testigos y no jueces implacables a los que me he cansado de ignorar. Que hacerte el amor no fuera una prueba de confianza sino una dulce reafirmación de lo que haces de mi, que mi táctica y estrategia funcionaran para que un día, no se cómo ni por qué razón me necesitaras, como algún Benedetti ya lo había dicho antes... porque ¿qué sería del amor sin la necedad de ser indispensable, deseado, admirado, esperado, confirmado, amado en sí?

Quetzal, hoy solo puedo hablar por mi, no considero justo, coherente ni mucho menos lógico permanecer en un lago en el medio de un continente esperando a que el mar llegue a renovarlo, seis meses de aguardar mirando al horizonte, han sido bellos, esperanzadores y hasta productivos, he descubierto tantas cosas de mi, lo que odio y lo que hoy admiro y sobre todo lo que espero admiren de mi, lo que necesito que sea respetado y lo que quiero compartir sin reparo alguno.

Se me presenta terrible la idea de que pronunciar tu nombre y que pronuncies el mío, sea otra cruel prueba de coraje que no puedo completar, que decirte que te amo no sea tan fácil como sentirlo, que mis manos rueguen tu presencia cuando no estás, que éste perfecto ejemplo de incoherencia no fuera un ejercicio mal logrado de decirte que te extraño todo el tiempo, incluso cuando estás aquí acostado junto a mi.

Sé que no es necesario convencerme de nada y se también que las explicaciones están de más y tan solo créeme cuando digo que eres una gran adquisición que me confronta conmigo misma, conjunto de lecciones que atesoraré por mucho.

Antes de despedirme, quiero estar segura de no olvidar mencionar que; no hay porque temer, el mundo está lleno de almas gemelas para el que sabe observar, se de ti que tu alma se encuentra a la vuelta de un suspiro, solo voltea, arriba hay un mar hermoso que no debiera ahogarnos, evita que el mundo se trague la esencia de aquel aire que le brindas.

Cuídate mucho y recuerda que los amores serán efímeros pero las personas que te marcaron no debieran ni podrían serlo, gracias por hacerlo conmigo.

Alaide


A continuación, dos líneas del 29 de Junio:

13:37 MAGR: espero me puedas perdonar... se que lo del face estuvo mal y se también que fué muy cobarde, te mereces algo mucho mejor que eso, de corazón una disculpa. cuidate y haré lo que tu quieras con tus cosas 
13:40 Yo: No te preocupes, leí después tu correo y recordé los posts del blog tuyo. Entiendo las razones de cierta forma, creo.  Simplemente en la mañana lo primero que me aparece en el equipo de compu en el trabajo son los feeds del facebook y fue lo primero que salio. Sin encono, sin resentimientos, no te preocupes de eso. Es comprensible. 
Carta del día de hoy Julio 5. El Sábado mientras caminaba hacía casa de unos amigos, de frente me la encontré. Sólo moví mi mano en saludo y seguí con mi camino:

Previniendo mi inevitable necesidad de huir y en ese momento, tu desconocida manera de amar... recuerdas esto?

"A demás, hay un seguro, que  prometí cruzando sobre el corazón, que a pesar de lo que pudiera pasar, ser amigos por siempre. Como lo soy con ustedes, a pesar de todo"


... espero se pueda algún día no tan lejano (porque hoy quizás sea muy pronto), porque a pesar de todo, te aprecio y sí que te extraño, porque el sábado estuvo muy mal... no debiera ser así!!! ese no fue el pacto... 


porque deberías poderme decir lo que sientes y como te sientes, pues soy mejor amiga que amante sinceramente, debería poder ser tu amiga, deberías poderme gritar ¡¡¡¡la cagaste!!! o decir tú muy bien... olvidarlo y pasar la página, deberías decir algo, A MI no a tus lectores!! o será que sigo sin querer entender que el punto no se llama alaide...???? será que estoy sensible e irracional últimamente, pero creo que nada de lo que está pasando debería de ser como es, pero para mi este tipo de experiencias son ensayos... para lo que será la gran función.


No se ni porque hago esto, solo no me gusta sentirme como me siento, un poco mierda... un poco perdida.
si tienes tiempo y ganas, espero poderte invitar un café algún día de estos, si es tiempo...
cuidate quetzal... solo quería dejar abierta esa posibilidad.



Respuesta mía de hace unos minutos:

He pensado en ese enunciado a lo largo de la semana  que ha pasado. Ese hecho de ser borrado de un plumazo de repente, el que me eliminaras de un lugar a la vez, e incluso tú reacción del Sábado con ese rostro de "Damn, justo a la persona que menos me quería encontrar. Que incómodo". He intentado sopesarlo desde la poca información que tengo.

Siento que es por la distancia emocional que creé para contigo y tu forma de ser, que decidiste mejor en vez de darle vueltas en la cabeza, terminarlo de golpe. Para poder continuar con tu vida sin esa carga que podía ser yo, con mis problemas y ya no haciendo realmente poco o nada por tí, en cariño, en compartir. Que era realmente más importante centrarte, no destrozar o quebrar la vida en ese momento y hecharle galleta en un momento profesional, y de proyectos que se te vienen presentando a mediano plazo.


Al menos así lo sentí al leer tu primer correo, ese deje de "No eres tú, soy yo y tengo cosas que hacer". Con nulo tacto, pero así me pareció. No reclamo nada, no fue nada bueno para mí, pero tengo la corazonada de lo poco que te conozco que deseabas terminarlo de la forma más indolora para tí, para poder dedicarte a todo lo demás sin perderte en recoger los pedazos que me componen. Eso está bien, si estás bien tú, que al final era lo que importaba.


"Un ensayo" (Cejas levantadas en melancólica sorpresa y una triste, y muy ligera indignación). Eso me dice un poco el también como de cierta forma te lo tomabas a la ligera. Pero al final fuiste sincera con tu cariñosa, pero aún así dolorosa patada. No importa realmente. La tristeza de eso todavía tiene más tonos de enojo para conmigo mismo, por las faltas cometidas para que prefirieras hacer eso que de real tristeza sobre mí.


Lo hiciste con impulso y no falta de razones. Al menos eso supongo. Si tu decisión la crees correcta, no hay más que decir. Espero sea realmente lo que quieres y te lleve a donde deseas realmente para no estancarte en mi torpe simulacro de cariño.


Ya sobre el cruzar palabras de frente, tal vez en unos cuantos meses, después de que regreses de Washington y tengas un rato viviendo con Zuel o en otro lado, cuando puedas ver en perspectiva en el año lo que te pasó y lo que haces. Entonces me gustaría escucharte, tal vez, si sigo por aqui.


Yo ya he pasado tantas tardes grises solo por mi propia culpa, otra temporada de lluvia así no me va a matar, y si lo hiciera, entonces se convierte en descanso, así que no importa. Regresaré a mis andadas por solarios abandonados y libros que sólo a otras tres personas realmente les gustan, lleno de añoranza por todo lo que jamás ya va a ser, necio, ensimismándome, queriendo justificar la fealdad del mundo a partir de la belleza en una flor del camino que no puedo fotografíar.


Ya lo he hecho durante años.


Hasta entonces, y como siempre, que puedas encontrar felicidad en la vida por tí misma.

De mí, ahora me doy cuenta que soy tan incapaz de querer, que no me espera otra cosa que ciclos de conocimiento y abandono. Me estoy resignando, eso es lo que más me enoja al momento, la conciencia de lo inalterable que es eso.

Por aquí seguiré, como todos los demás fantasmas. Al fin y al cabo, ya estaba más bien muerto.


El siempre tonto y pátetico de mí:

Quetzal.

(¿Por qué a pesar de que siento las palabras sinceras, también me suenan distantes?)
 
Nota final. En su última carta, hay una parte del párrafo "A MI no a tus lectores" que realmente desconozco como leer; Si como "A Mí, no a tus lectores." o "A Mí no, a tus lectores." Aunque siempre he visto el blog como autocomplacencia documentada, para pensar que puedo expresar momentos con ésto y resgarduarlo para mí. Realmente tal vez sólo dos personas me hagan saber que leyeron ésto, aún fueran más, nadie va a admitirlo. Todo el ejercicio del blog sólo fue para mí, para poderme hablar desde otro lado, buscando la posibilidad de que alguien me tuviera lástima en alguna ocasión. Así de terrible soy.

También recuerdo, hace años en la facultad cuando iniciaba a charlar con ella que alguna vez dijo: "Para un momento ese abrazo está bien, luego hasta me gustaría tirarlos de la cama a patadas, porque ocupan espacio, mi espacio en la cama". Muchas veces se sintió así, que el abrazo era hermoso para un momento, pero no para el siguiente, yo necesitaba tenerla dormida en mis brazos. Pero no llegué a sentir que estuviera realmente cómoda, por eso dejé de abrazarla en la noche o buscar almohada en sus piernas, porque creí que estaría más cómoda.
 
 

4 jul. 2011

Detrás del Sol


Ilustración de Jon Foster

Triptop comenta:

"No calles. Solo no estás. Emites un "gemido de incompletitud, siendo la decantada emisión -el resumen vivo- de la presencia plena del otro, de ella, de aquella que le da sentido y esencia a tu eternidad de ahora y la hace más soportable" que es poesía, o un "gemido que busca al otro como se necesita el alimento: con ansia vital de nutrir las profundidades" que no es poesía. No sé, creo que respondo para ordenarme también. Pero te entiendo, intercambiamos palabras, referentes, nociones similares del mundo... No estamos solos."

Respuesta:

Es la fe en lo invisible prueba difícil de superar al diario, sucede en los templos, sucede frente a la imagen impresa de lo que amamos. No es la nostalgia ya de la figura, mas bien del estado; Como a la inocencia la fe debe acercarse y en la distancia de ella yace la dureza del pecado, en símil una falta a la conciencia es la dificultad de enamorarse.

El escepticismo o ateísmo amoroso me parece tan igual al religioso, por la necesidad de imaginar un universo más allá de la carne y el hueso. Es muy difícil de presenciar de las personas que se toman el momento para razonar la vida una duda sincera de que no se es y se existe para más que el andar diurno y el descanso nocturno. En misma forma la sincera duda a partir de la razón y el sentir en aquellos que pierden esa fe al amor es complicadísima de observar, pero en ningún caso negaré que son posibles, porque yo inicio a sentirla.

Como a Dios, el cariño y el deseo se han convertido en efecto de escrutinio y han sobrepasado la sensación de certeza. Ahora en pesada incertidumbre se desgrana el día de gris constante,  pero ahora sucede que la soledad me sobrepasa y el comfort incluso de esa fe o melancolía se atenúa y disuelve en frustrante enojo.

La falta atenta y la costra se endurece.

Ya no es tanta la tristeza, que se disminuye ante un verdadero temor, del realmente quedar así para lo que resta. Que al igual que en las iglesias, una gárgola las protege en silente mirada, evitando que cualquier cosa diferente a la fe entre, mientras las maderas en el interior se pudren rodeadas de ídolos empolvados y velas consumidas.

Que terrible temor, que terrible incertidumbre.

Si soy un fracaso para querer, para dejarme querer y la soledad en vida es el único paisaje visible.

Conforme la fe fallece en sus altares, ¿Qué puedo hacer yo? Porque a demás las posibilidades presentan una terrible disyuntiva:

Si no se pueden creer esas probables mentiras de amor y religión, entonces la muerte es sólo un fin de un proceso y no una puerta a una situación diferente, entonces el terminar las cosas, puede llegar a ser, por decirlo de forma tonta, un alivio del sentimiento desauseado, que ya no sufra. O de forma contraria, tendría que ser el aliciente a crear lo mejor posible de esos escombros. ¿Quién supiera los conjuros y palabras para evaluar la opción correctamente mientras los atardeceres cada vez más oscuros se suceden?