7 nov. 2009

Natalia se fue

Me enteré el jueves, terrible día, que escapabas de la prisión de cerros con fondo de alcantarilla que es este lugar. Viendo "Bodas de Sangre" en el teatro, con sus malos actores de Chimalhuacan supé que desgranándose el tiempo todos los "quizas" se volvían lentamente en "hubiera". Llegué a mi casa a paso torcido y desganado queriendo hablarte, no me atreví, al día siguiente salí de mi casa con mi entera colección de frío queriendo buscarte, pasé frente a tu ahora pasada casa queriendo gritar, no lo hice, me dirigí al teatro nuevamente, la obra se llamaba "Mario", y empezaba con un grupo visitando un parque, con una Natalia esperando a alguien, al llegar esa persona, le grito, le dio unas llaves y se fue. El personaje explica a otra mujer en la banca: "Después de cinco años de relación me entrego mis llaves y su fue enojada". Pensé que era un puto chiste, que la vida pública no se trasnforma en una obra si no la haces tú, pero eso sucedio. Ya después se trataba de otra cosa, pero ese inicio fue terrible ¿Qué hacía yo ahí mientras mi Natalia de cinco años corría de mí enojada a otro lugar demasiado lejos para ir aún en la noche de más tristeza queriendo el perdón de sus labios? La obra termina con el mensaje de que la vida tiene sus problemas, las personas tienen sus secretos, nada tiene solución, pero la gente que te quiere está ahí para hacerlo llevadero, para hacer de la vida un posible.

Ahora que te vas y todos los demás ya también corrieron es lo que hace mi existencia intolerable, que yo no tenía ya esas amistades a la mano para refugiarme en sus risas y buenas intenciones, muchos tiran la monedaa este pordiosero de cariño, pero nadie extiende la mano para hacerlos ceniza con él. Y tú te vas. Salí de la sala de ese negro foro y fuí corriendo a otro teatro a ver un concurso de danza, con sus mujeres guapas de cabello recogido, maquillaje simple, zapatos planos y preciosos cuerpos orbitados por grupos de hombres homosexuales, no pudé, me quede en una banca de reforma frente al teatro llorando, pensando en todas las cabronadas que te hice a lo largo de los años, y no me sorprendio hallarme solo, falto de perdón por tí, avido por él más que otra cosa, con tal eléctricidad pululando en mi piel, cortando mi respiración, amenazando ser ataque de ansiedad. El deseo de verte me invadio nuevamente, salí hacía otra dirección, a ver el último gran "amigo" que me queda en la ciudad, no sirvio de nada, sólo me reafirmo eso, que tú ya no estarías.

Apareces como ilusión nuevamente, demasiado tarde, sin sentido ahora porque ya no podré verte jamás sino te busco por el cáribe. Me estoy desvaneciendo, se me acortan los dedos sobre el teclado...

Te amo, te extraño, me haces falta, toda tú, tu risa, tus caricias, tu amistad, mi vida que te llevaste por mi culpa. Regresa...

...Tonto de mí.

Se féliz con Kuri, y todos allá.

Yo me retiro como la ilusión falsa que siempre fuí, el que aceptó tu amor y te amaba,te ama y entiende el enojo y que el jamás quieras verme, aunque no lo demostré. Este cabrón cuyo recuerdo ahora tanto te enoja se morira aquí, con su millón de palabras sin decir ahora que es tarde.




Te amo Natalia, adiós.