8 abr. 2008

Algo



Estudio de Verde y Amigos


Tengo una infección en un diente, y el efecto colateral de los fuertes medicamentos y sedantes en mi lengua y en sí en todo mi tracto digestivo, desde mi boca hasta el área que curiosamente es curva a pesar de su nombre.

Casí no puedo hablar, el dolor me mantiene despierto por las noches hasta que el agotamiento me gana mientras mastico una bolsa de hielo por las madrugadas.

Dicen que el lunes me librarán de esos problemas.

Mientras tanto, muy mal, les escribiré a penas la salud me lo permita.