13 jun. 2009

Saludos amiguitos


solamente quería saludarlos a ustedes lindas personas del internet, ya he hecho muchas promesas de seguir con este espacio, como todo hombre, lleno de juramentos, falto de acciones, ya no les voy a prometer nada, seguiré con éste su espacio, y publicaré las mismas paparruchadas de siempre, pero desconozco la continuidad, una o dos veces por semana, tal vez una vez cada dos semanas, no lo sé. La vida se presenta ridículamente simple como para aseverar cualquier cosa.

Mientras les cuento, que sigo leyendo mucho, los dos últimos meses el libro "star maker" de Olaf Stapledon me mantuvo muy ocupado, debido a que son las memrias que nos puede dar un humano de su comunión primero con las mentes de otros planetas, sistemas y progresivamente galaxias y la mente cosmica completa de modo atemporal, hasta que se encuentra con el creador de universos y los ejemplos y posibles concepciones de todas sus obras, y es la historía crónica de eso, y es glorioso, por lo mismo me llevo dos meses leerlo, y para ser una obra de 1937, encierra tantos conceptos que me es difícil imaginarlo como un algo diferente a un libro religioso, de filosofia, de ciencia ficción, de drama, de la condición humana, de historia, de un loco, todo de la misma forma y sentido. Sobre el cual cavilaciones humanas son tontas, mejor vivanlo ustedes.

También he dado repaso a otras lecturas varias, como el 300 de Frank Miller, el Transmetropolitan de Warren Ellis, (un compromiso con la verdad), años de historietas de Calvin y Hobbes, del mismo modo he vuelto a ver un par de cintas en video de Kurosawa, el motion comic de Watchmen, algunos retratos en papel, un par de videojuegos, algunas visitas a amigos, salidas a tomar cáfe, ver la lucha libre con mis hermanas, ir al teatro (cosa que no hacía desde hace muuucho), a ver una adaptación libre y musical de "As you like it " de Shakespeare, una película israelita en el cine sobre una banda egipcia pérdida una noche en israel, un recital de piano en un musuo mural, y algunos argumentos sobre la temporalidad y la improvisación misma que ejercíto en este momento, claro, también la participación en un torneo de un juego de cartas antes conocido como Jyhad (nada mal, creo). Y creo eso es el resumen de actividades. He tratado de escribir más, revivir ese viejo podcast que tenía, pero los guiones escritos y hablados no me convencen en fuerza y contenido y por eso siguen escondidos en los borradores.

Mientras tanto, el chisme más grande para aquellos que me conocen y ya no me han visto, es que mi pareja por 5 años, Natalia, ya no lo es más. ¿Por mi culpa? Por supuesto, pero parece que ella no está mal, y eso era al final y cuando acabó, lo importante.

Buenas noches mis amigos, su escritor aún tiene vida para rato (un mes, tal vez dos) y hasta entonces.

(No, la ilustración no tiene nada que ver con nada, sólo me gusto)