19 ago. 2008

Fragmentos de cosas encontradas y un avatar animesco


Lo que sale por la inherente cualidad de "no tener nada mejor que hacer"




Bien es conocido que me gusta guardar todo, desde los boletos de cualquier cosa hasta las cosas que escribían los profesores de mí en la preparatoria. Escombrando sólo para organizar y no tirar nada de eso encontré lo siguiente, que pertenecía a la crítica de algo sobre literatura universal. El texto no me da sentido alguno, pero tiene muchos halagos posteriormente de la maestra, razón por la cual conserve esa única hoja. Sobre que texto se trata, no lo sé, pero su contenido refleja claramente la primera clase de inventor que soy, por que hasta lo que digo me lo invento.

He aquí el único fragmento conservado:


Envió

Perdonada, deshecha y olvidada, todo esto que gritó exasperado en regodeo decimante lo deja en las prosas, mas siempre como una gran pira o arsón deja el bosque manchado para siempre con los vestigios de una muerte cercana, y la reflexión que a pesar superada, existe el riesgo de otro por la marca de lo anterior.

"¡Paso!...¿Qué resta ya de tanto y tanto deliquio? En ti ni la moral dolencia, ni el dejo impuro, ni el sabor del llanto.

Y en mí ¡Qué hondo y tremendo cataclismo!
¡Qué sombra y qué pavor en la conciencia y que horrible disgusto de mí mismo!"