20 feb. 2009

A lo que me he dedicado

Por que ya estaba de que sólo le diera largas al blog por andar en la escuela o en la chamba o simplemente dormido, por que he realizado algunas chunches que merecen compartirse y deseaba poner en un post masivo, pero mejor a falta de tiempo se los doy en dosis cortas:

"As you Like it" de Kenneth Branagh.

Kenneth es para no hacerles el cuento largo un gran estudioso de Shakespeare, tiene el equivalente a dos doctorados sobre el autor, uno para literatura y otro para teatro, por lo mismo ha realizado adaptaciones cinematográficas más de la mitad de su carrera con casi cualquier cosa de Shakespeare como Henry V y Hamlet, reconocidas por su calidad de adaptación y producción respectivamente, y por supuesto muchas de las cosas que realiza se basan en obras y se encuentran más en la escena de la representación libre como lo fuera Titus y por supuesto ahora "As you like it". Por lo mismo sabiendo eso, han de saber que Kenneth es un maestro del desastre que ha dedicado 20 años de su vida a el gran Billy Malteada (como le decimos sus amigos) y por lo mismo su obra e interpretación ha de verse con una mirada más escolar que en busca de entretenimiento y por medio de la magia, ambas expectativas serán cumplidas.

"As you like it" es la historia de un duque que es desterrado al bosque a vivir en bagabundancia en vez de abundancia, por su hermano el duque "malvado", el cual retiene a su sobrina (la hija del duque bueno) para hacerle compañía a su propia hija. La sobrina un día cae enamorada a los pies del valiente mozo Orlando el cual demuestra por merito propio su fortaleza venciendo al gran paladín del duque malo, lo cual sólo le gana enemistad y el odio aún mayor de su hermano mayor, amigo y leuteniente del duque malo, es así como Orlando escapa al bosque también enamorado de la sobrina del duque malo, hija del duque bueno que es a su vez prima hermana de la sobrina del duque bueno. Que para pronto se llama Rosalinda.

Rosalinda a los pocos días es desterrada y junto con su prima de nombre Selia (La hija del duque malo, sobrina del bueno y prima hermana de Rosalinda)y el bufón de la corte huyen al bosque compartiendo el mismo destino que todos los personajes de la obra hasta ese momento (con falta claro al duque malo que sigue viviendo muy bien).

En el bosque, Rosalinda disfrazada como un joven de género masculino auto llamado Ganimedes, busca (sin mucha prisa) a su padre, y al caballero Ronaldo (a éste sí con ansía)que le escribe sonatas, versos y dedica suspiros a su nombre (Rosalinda) y los cuelga de toda rama de cuanto árbol se encuentra. Es en ese punto donde todo decide ser gracioso, irónico, reflexivo y picaresco.

La película es divertida a morir, más no sosa, romántica y melosa pero intelectual y poética, amena y filosófica, pero no para nadie que se tomé la vida muy en serio. Sobre el amor, el romance, y todo lo que pueda significar, sea lo que sea.

La producción e idea de escena es demasiado empujado hacía lo de un teatro de convencional al aire libre, por lo mismo las escenas son centradas con paneos circulares sobre el personaje más que sobre el set, los escenarios son lo más naturales posibles encerrando un poco de improvisado en su apariencia, y la fotografía no se si clasificarla de rústica o inexistente, pero eso mismo empuja al espectador el verla con ojos críticos de teatro y cine para tener una verdadera consideración por el maestro Branagh.

Algo muy bueno que ver en vivaz melancolía o en buena compañía (y saben que me refiero a una dama), y por supuesto el cartel protagonico es delicioso destacando la actuación de Kevin Kline y Alfred MOlina como Touchtoune el bufón.

Para éste momento se han de preguntar a parte de infimos detalles que cosa puede poner velo de duda bajo semejante "inspiración" Shakesperiana, la cosa es que se ubica en el Japón feudal del SXIX, los duques son Shoguns, hay ninjas y el "héroe" es un noble Afroamericano. Por lo mismo se debe ver con cuidado.


GRAN TORINO
de Clint Eastwood

Algo que ha comenzado a maravillarme de los directores viejos es que parecen ahora más interesados en contar una historia únicamente con la fuerza narrativa del guión sin sobrecargar ni los personajes ni la producción, y Gran Torino es un ejemplo de eso; Un redneck anciano salva a sus vecinos de ascendencia coreana una noche que pandilleros pasan por el barrio haciendo destrozos, lo que le acarrea amistad y admiración de la comunidad, pero le acarrea problemas con las figuras del vecindario.

Y eso es la película, nada más, nada menos, la aventura dentro del filme es la soledad e incomprensión de un anciano mal encarado y el como encuentra redención a su persona tomando en sus manos no la responsabilidad pero sí la tutoría americana de la vieja escuela para formar a un hombre del niño coreano que termina como su amigo y como la figura de un hijo al que pudo comprender.

Algo sencillo, sin sobrecarga alguna y una interesante revisión de los conceptos narrativos de alguien muy experimentado, y a demás hay que admitirlo, es como Harry el sucio a un paso del asilo de ancianos, lo cual también es agradable.