25 feb. 2009

The Wrestler


De Darren Aronofsky

A mí en lo particular me gustan las luchas, me gusta Marisa Tomey, me gusta la actuación de Mickey Rourke mucho desde que interpretó a mi amigo de la adolescencia Marv en la película Sin City del escritor Frank Miller, y me gustan las películas de Aronofsky siendo que Pi y "Requiem for a dream" las ví por accidente un día sin mucho que hacer en el cine, y no se diga sobre "The fountain" que tuve la oportunidad de verla bajo la influencia de sustancias alucinogénas (un cáfe, una pepsi, y unas donitas cortesía del Señor Alex Grey) y fue así que eso más el hecho de tener una crítica tan buena que parece benevolente y mentira me hicieron el querer ver the wrestler.

La película como se está volviendo costumbre tiene una apariencia rústica que no parece tener el presupuesto ni la producción que tiene, la historia ya la habrán escuchado sobre una gran ex estrella de la lucha libre que le da una última oportunidad a su carrera en su peor momento como persona, pero fuera de eso, la fuerza del personaje, patético, solitario, enamorado de una stripper, triste, pobre, odiado por su única hija y que tiene que sacar el pan de cada día reventando cristales con alambres de puas (literalmente)sobre su espalda y la de contrarios o trabajando como cargador de medio tiempo en un super mercado marca ACME, eso es lo grande de la película, el detrimento físico, moral y de todos los sueños de alguien que lo tuvo todo y ahora sólo conoce el aplauso repentino como una pausa a su tristeza y al hecho de que no tiene nada en la vida para él, y de que no significa nada para los demás en un mundo frío, gris, contaminado y moribundo (detalle que nos recuerda a Rocky, pero Balboa tenía todo por delante, a Randy the Ram ya no le queda nada), un mundo de recuerdos y miseria es todo lo que rodea al personaje, y el hecho de que en algún momento, en algún lado, en una ilusión del desamparado está la imagen de super estrella, y si puede conseguirla para él, aún con el mundo feneciendo en reculantes piezas de lo que fue, con eso Randy podrá realizarse.

La película es un poco sobre la lucha libre, es un poco sobre un drama de la vida, pero sobre todo es de el triunfar a los ojos propios y que nada, ni siquiera la realidad o fantasías del fugaz presente nos afecten.

Gran película.