11 jun. 2010

Kick-Ass, La Historieta de la Semana


Ya tenía un rato que escuchaba de Kick-Ass, de su adaptación en película, y que el personaje de Hit-Girl y la manga del muerto, así que decidí darle un vistazo, y lo que ví, me gusto:

Kick-Ass Book 1 o como lo reduciríamos en mi país: Parte-Madres, Libro 1, es una historieta en ocho números publicada por Marvel Comics, escrita por Mark Millar y dibujada por el heredero de una gran tradición y un nombre propio del mundo de los comics, John Romita Jr.

La historia va de un ñoño estúpido de secundaria, que no se le puede acercar a una chava, que se imagina desnuda a su profesora de senos grandes, que un día compra un traje de spandex en Internet y decide ser un superhéroe, por supuesto, en su primer intento termina con 3 placas metálicas en la cabeza, costillas fracturadas, espalda lacerada, las piernas rotas y una estancia en el hospital de más de medio año.

Tiempo después, decide intentarlo una vez más y después de recibir una golpiza a manos de una pandilla de latinos, logra salvar a un miembro rival de que lo mataran en la calle. Por supuesto, todo ésto es videograbado por el teléfono móvil de alguien y puesto en Youtube. De un día para el otro se vuelve una celebridad, un ejemplo, una figura, una criatura mediatica global efímera como otras tantas. Ésto alimenta el ego del muchacho y decide construir la batiseñal del siglo veintiuno usando Myspace, al responder una de estas llamadas, se encuentra tratando de enfrentar con sus quince años, falta de entrenamiento y manos desnudas a un traficante armado y su pandilla de gangsters en el departamento del propio traficante. Es ahí que conoce a Hit-Girl y Big Daddy, una niña de diez años que de forma asombrosamente violenta, desconsiderada, amoral, con dos espadas y a base de gritar groserías salva su trasero.

Es aquí donde comienza el móvil, la fuerza y lo interesante de Kick-Ass, cuando éste patético nerd que intenta algo que nadie ha hecho nunca de forma seria y abierta conoce a dos personas que sí lo hacen de ese modo y enfrentan un villano superior a los pandilleros, en este caso, en un ardid para tumbar la mafia rusa neoyorkina.

La primera mitad de la serie es muy patética, por el personaje y la visión que nos da de su mundo y sus tontos deseos, pero la segunda mitad es violenta, cruda, rebaja y humilla esas perspectivas, por lo mismo convierte la obra completa en una buena lectura. El ritmo es muy rápido, las transiciones de los momentos de la narración no se perciben del todo y apenas y se presentan como un ligero apoyo argumental para el todo de la trama. El contexto en el que se desenvuelve trata de ser realista, siempre haciendo una señalización a la amoralidad mediatica global contemporánea que es ahora el internet y la forma de asimilación por la sociedad como un completo de los éxitos y curiosidades de los sociopátas, lo cual es el mensaje final de la historia, con argumentos secundarios del héroe real y los tributos a los arquetipos de narración y personajes.





El dibujo de John Romita Jr. O mejor conocido como JR/JR proviene primero de la escuela clásica que es su padre, el cual dibujaba cosas como los 4 fantasticos o los X-Men en sus inicios, por lo que no hay grandes encuadres o dibujos construidos con mucha dificultad o detalle, toda composición de las viñetas se centra en el personaje de la escena, en su lenguaje corporal y su rostro. El estilo es claramente aprendido de personas como Frank Miller y Sam Buscema, que en los ochenta y noventas dibujaban a Daredevil y Amazing Spider-Man bajo ideas de líneas rectas entintadas sobre bocetos muy geométricos del personaje, sobre fondos poco elaborados, lo que da una idea de una física y biomécanica que se siente poco dinámica, pero que le da más fuerza al carácter del personaje. NO se engañen, estas personas estudiaron mucho para crear una escuela de narrativa secuencial con estos puntos muy en cuenta, no son exageraciones mías. Por lo tanto la historia contiene básicamente imagenes de acción estáticas que piden ser vistas por más de un segundo en su lectura para absorber la historia a partir de los personajes así plasmados.



De Mark Millar, he tenido oportunidad de leer básicamente las tres mil doscientas páginas de Marvel Civil War en su lineamiento global (Porque él escribe la historia grande y hacía donde tiene que ir y como afecta a los personajes del universo marvel, ya de los detalles de cada personaje y el seguimiento de la historia se encargaban los demás). Y si hay algo grandioso dentro de Civil War es la perspectiva moral y temática a los contextos que se crean a a partir de Front Line, que son periodistas de un pequeño periódico describiendo como el mundo cambia a su alrededor en la guerra de superhéroes. De eso hereda Kick-Ass toda su fuerza humana y lo hace bien sin despreciar los momentos completamente comic o los clíches de historieta para complacencia del público general. Eso es lo que me gusto tanto de ésta historieta.

Kick-Ass es una obra humana sobre los medios masivos actuales, la asimilación por el colectivo de la cultura contemporánea y una historia de superhéroes. La narración gráfica se le considera como una forma de hacer arte sublime y transformador, también está llena de estereotipos y ridículas personas con el calzón por fuera de los pantalones, Kick-Ass es algo en medio de esas dos consideraciones y una lectura ideal para cualquiera que le gusten los comics y pensarle un poquito más allá de las batallas, pero es de considerable reserva para todo aquel que quiera encontrar una narración adulta y pura como las adaptaciones gráficas de los cuentos de Julio Cortazar o las novelas gráficas de Arthur Spiegelman o Neil Gaiman.

En lo personal, el personaje de Hit-Girl es maravilloso y trasciende la fantasía sociopáta por ser una consecuencia de ella, y por ser un enorme clíche literario cuando todo lo demás en ese mundo es sólo una patética alucinación de quienes tratan de construir esa misma fantasía. Para mí, ella si Parte-Madres.



Kick-Ass: en Myspace


Kick-Ass: en Wikipedia


Kick-Ass: Sitio Oficial de la película


Kick-Ass: Torrent, descarga en formato .cbr