3 jul. 2009

-Del "Hombre Demolido" de Alfred Bester


...Nosotros no necesitamos leyes. Peleamos a cara descubierta. Sólo los cobardes, los débiles y los malos perdedores se amparan en las reglas y el juego limpio.

-¿Y el honor y la ética?-

-Poseemos el sentimiento del honor, pero es algo propio..., no esas presuntas leyes dictadas por un hombrecito asustado para el resto de los hombrecitos parecidos a él. Un hombre tiene su propio honor y su propia ética, y mientras no se aparte de ellos, ¿Quién puede acusarlo? Quiza no le guste la ética de ese hombre, pero no tiene derecho a llamarlo inmoral-.