2 oct. 2009

Abusa de mí

Abusa de mí

Ven a mi casa, ven a mi trabajo, ven a mi escuela, entra rompiendo las cosas, mirándome con odio, farfullando maldiciones entre dientes, resoplando con tu naríz, empañando tus anteojos, ven y agarrame del cuello, aprieta mi garganta y observa mis ojos llenos de terror, un puñetazo en el hígado, escupe en mi cara mientras me tuerce el dolor, toma mi cabello y arrastrame por el piso, ordena que grite más alto, azota mi cabeza contra una pared, destruye mi ropa, abofetea mis manos en triste defensiva, grita de placer, de odio, conforme me humillas.

Acerca tu cara a la mía, lame mi rostro como un perro lame su coño, de forma desagradable, sucia, ríe. Patea mis pies hasta que salgan mis zapatos, distribuye una tierna por mis costillas mientras estás en eso, dame de comer tus nudillos, obligame a que te chupe los dedos, a que me hinque llorando a tus pies desnudos. Muerde mi hombro, mi pecho hasta que tus dientes se vuelvan tatuaje, araña mis costados.

Abusa de mí

Violame fuerte, sin consideraciones, gritando, rugiendo al techo, al cielo en enfrenta contra dios, destruyeme con tu sexo, pasealo por mi nariz, fractura mi cráneo, usa sólo tus manos, tu cuerpo. Has que bese tus talones, que acaricie tu espalda como la carne de un recién nacido, que murmure miel e introduzca mi lengua en tu oído, ordena que me de prisa, que ponga energía, que chille y aulle como el animal que soy.

Abusa de mí

Abandoname bajo una ducha fría, insulta lo horrible que soy, asfixiame con tus tacones...

...Abusa de mí.

Por siempre apreciaré tu sinceridad.