15 ene. 2008

La Era del Diamante o Manual Ilustrado Para Jovencitas


Al sentarnos un segundo y observar, y meditar sobre la estructura de donde vivimos lo más sencilo y en más cantidad que se puede encontrar son los defectos, desde la apatía general de las personas para sus semejantes que caminan por la calle, hasta la organización y funcionamiento de la estructura social que conocemos, al grado que me hace creer que la democracia es sólo para griegos maricones e idiotas, y que sino fuera por el menage a trouis los franceses ilustrados podrían irse al carajo del modo más grande y espectacular posible; El sistema de elección es corrupto, la constitución demasiado vieja, las reformas y legislaciones inentendibles para cualquier ser vivo por sus contrariedades, paradojas y por el hecho sencillo de que no existe nadie que ni conozca el sistema ni tenga la fuerza para aplicarlo. Entonces vemos la falta más grave de todo, la educación, si educaran mejor a las personas, no serían o seriamos tan groseros, el policia de la esquina no sería un completo imbecíl en uniforme, ni la burocracia sería la faena apocaliptica que es. Todo si hubiera mejor educación, pero la educación requiere un sistema que a su vez legisle lo que se enseña, los programas, las facultades, requerimientos, horarios, tiempos, infraestrutura etcétera, etcétera. Con lo cual evidentemente presenta un complejo de circularidad hacía su inutilidad y lo difícil y complicado de tener personas educadas en muchos sino es que en todos los países.

Pero ¿qué tal si hubiera un modo en que cualquier persona en cualquier lado del mundo pudiera recibir una educación no como una acumulación de conocimientos y papeles, sino como un conjunto de experiencias a partir de un sistema reactivo que favorezca y facilite todo autoaprendizaje que desee el usuario, así como lecciones sobre moral, historía, técnica, defensa y mucho más, y todo en forma de un único libro o manual? Uno podría llegar a pensar que se necesita de algo mágico, o simplemente que una computadora con tales capacidades reactivas en su programación sería una empresa de muchos años sino de varías vidas y sería incosteable, pero Neal Stephenson presenta una solución sencilla y verosímil, la nanotecnología. Con la nanotecnología ya no sería necesaría la producción de compuestos a partir de materias primarias, todo lo que habría que hacer es una máquina que con un programa supiera ensamblar lo que deseamos átomo por átomo, así cualquier persona podría hacer programas para construir con simple código desde una barra de chocolate hasta un avión, y sólo sería necesario tomarlo del aire o la basura, el descomponer las cosas en sus átomos y reensamblarlo en lo que deseemos, incluso el diamante al ser sólo carbono con cierto ensamblaje, sería mucho más barato y menos difícil de conseguri que el vidrio, ya que el vidrio requiere una reacción de oxído reducción y temperatura para obtenerlo. Del mismo modo, se podrían crear hojas inteligentes, conectadas a través de microsatelites aeréos que podrían cambiar con tintes, vibraciones y frecuencias e información en tiempo real con una definición e incluso relieves reales, tal papel estaría interconectado con sistemas microscópicos de lógica y procesamiento ahí y en cualquier otro lado o sucursal, donde una sola "computadora" podría procesar cualquier elemento necesario para ocasionar una reacción inteligente del programa para la educación de la persona, incluso se podría hacer uso de actores que interpretarán durante ciertos momentos papeles o narraciones del manual sin importar en que lado del mundo estén.

Es así que con un manual del estílo, no se necesitarían escuelas nunca más, ni estúpida democracia, ni sistemas sociales definidos, ni muchas cosas que más que panaceas son ahora nuestras piedras que nos terminarán matando en un plazo que parece cada vez más corto. Sólo un tiempo de las personas con el manual.

Pero eso sería peligroso, peligroso para los grupos sociales establecidos poderosos sin importar cuales sean o que modelo económico o político sostengan.

Eso es el "Manual Ilustrado para Jovencitas", uno de estos manuales es creado para una niña rica por encargo de su abuelo, el constructor, diseñador e ingeniero desea crear una copia para su propia hija, pero en un infortunio cae en manos de una niña pobre Han de Shangai, a la cual el manual guiará por gran parte de su vida. Otros terceros buscan la tecnología del manual con sus propios própositos.

Eso es el libro, la historia de una niña y su manual, y todo lo que puede suceder con ella en un mundo donde las máquinas son del tamaño de átomos. Stephenson explota elñ potencial de cada idea en las ciencias, las artes, el entretenimiento y en la construcción de un contexto político y social futurista de lo más creíble.

Ganador del premio HUgo y Locus de 1996, un libro de esos que nos hacen recordar en que cojeamos a pesar de tener poderes casí divinos como humanidad.


LINK