17 ene. 2008

Las muchachonas de ahora no son como las de antes



100% Natural de Origen


Con que poca agua se ahogan hoy día, muchos andan diciendo por ahí que esta mujer ésto, que aquella el otro, que tantas de no sé que están buenerrimas.

Tanto decían de Britney Spears, tanto dicen de Shakira, de la francesa esa Alizze o como diga llamarse, que Angelina Jolie, incluso a sus casí cincuenta años que la Pamela Anderson. Sandeces, tonterías y falacias, de todas las mencionadas andan más operadas, arregladas y sobreproducidas que los comerciales de la coca cola, e incluso creo que todas ya tienen un hijo o más, cosa que no pasa por largo el cuerpo, y Jolie y Anderson andan más cerca de los cincuenta que nada. Es un hecho que se conservan bien, pero para mí no son nada atractivas comparadas con una Gisele Bundchen o una Adriana Lima.

Y sí, en efecto hay chingomil mococientos cincuenta y pito de chiliones de mujeres más buenas, pero digan lo que digan, ya no las hacen como antes, como aquella megamujer mami de mamis, y dueña de mis suspiros y toda clase de dedicatorias: Rachel welch.

A mí esa cavernicola podría llevarme a su cueva y hacerme su esclavo forever.

Digan lo que quieran, pero bien sabemos, que ya no las hacen como antes.

Y ahora como presentación estelar de este post, de los inicios de los setentas, un viaje funky, aberrante y paleofuturista sensual: El baile roboespacial de Rachel Welch